Cómo organizarte para limpiar tu casa si eres madre trabajadora

Limpiar y mantener ordenada tu casa es posible, aunque tengas que salir a trabajar. ¡Aquí te decimos cómo!

28,440 views   |   83 compartido
  • Como madre trabajadora, puedo decir que una de las cosas más complicadas a las que me he enfrentado es tratar de mantener el equilibrio entre las tareas del hogar y las responsabilidades laborales. Pero he aprendido que no es imposible.

  • Mi madre empezó a trabajar cuando yo era pequeña, y puedo recordar con un dejo de admiración cómo lograba que la comida estuviera lista, la ropa limpia y la casa ordenada la mayor parte del tiempo. En su momento lo veía como algo normal y hasta sencillo de hacer, pues parecía que ella tenía todo bajo control fácilmente; pero al momento de enfrentarme a una situación similar pude valorar en realidad todo el trabajo que ella hacía.

  • Al hacer una recapitulación de aquellos años comencé a anotar algunas de las cosas que había visto hacer a mi madre por años; otras se las pregunté directamente a ella, pues no son observables a simple vista.

  • Estas fueron algunos de los detalles que pude recopilar y que ayudaron a mi madre, y ahora a mí, a mantener la organización de la casa a pesar de tener que trabajar fuera de ella durante varias horas al día:

  • Establecer qué labores hacer cada día

  • Mi mamá siempre tenía un calendario con las tareas de limpieza que haría día por día; de esa manera organizaba durante la semana los quehaceres que ocupaban mucho tiempo, como lavar el baño o limpiar el patio, haciendo uno cada día. De esta manera no se agobiaba ni se cansaba al querer hacer todo en una sola jornada.

  • Hacer varias cosas al mismo tiempo

  • ¡A mi madre le faltaban manos para hacer más cosas! Mientras cocinaba en una olla, en otra ponía el arroz, mientras tanto lavaba los trastes (platos) que iba ensuciando y escuchaba mis anécdotas de la escuela, ¡todo al mismo tiempo! Lo mejor de todo es que lo he intentado y es posible, únicamente hay que elegir tareas que se realicen en un solo lugar, como la cocina en este caso.

  • Delegar responsabilidades

  • Mientras íbamos creciendo ella siempre nos dio responsabilidades. La primera que recuerdo fue encontrar los pares de calcetines; después, mi tarea fue doblar la ropa y, posteriormente, lavar mis uniformes de la escuela. Poco a poco hacíamos tareas que implicaban mayores esfuerzos. Fuimos adquiriendo habilidades y responsabilidades, hasta que mi hermano y yo comenzamos a ayudar con casi todos los quehaceres del hogar.

  • Simplificar y preparar

  • Planeaba las comidas de la semana en un menú, y de acuerdo con eso hacía las compras en el supermercado, ajustándose a lo que tenía siempre; si hacía falta algo no salíamos a comprar, improvisaba con lo que tuviéramos en casa. Gracias a esa preparación, de antemano sabía lo que haría el día siguiente, por lo que dejaba listos la noche anterior los ingredientes, e incluso adelantaba algunas cosas, a fin de que cuando llegara a casa la preparación se hiciera con más rapidez.

  • Advertisement
  • Creo que estos consejos pueden ayudar a muchas madres, tanto como me han ayudado a mí, que aunque no soy perfecta en lo que toca a mantener limpia y ordenada la casa, equilibrando hogar y trabajo, tengo las herramientas necesarias para hacerlo si sigo estos consejos extraídos del ejemplo de mi madre.

  • Y ustedes, ¿cómo se organizan con las tareas del hogar?

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Si te gustó este artículo, compártelo ...

Isis Anabey Lugo Enciso es madre y maestra de Educación Especial en México, escribe sobre actividades para niños y materiales educativos en su blog www.maestrosdeapoyo.com y comparte sus experiencias de maternidad en www.mamaymaestra.com

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr