"Me están molestando en la escuela": Tres consejos para ayudar a nuestros hijos

El que molesten a nuestros hijos en la escuela suele ser una pesadilla. Sin embargo, como padres podemos tomar acción y ayudar a nuestros hijos y prevenir o aminorar tales consecuencias.

52,528 views   |   194 compartido
  • Recuerdo que cuando yo era niña e iba a la escuela, era muy raro que se presentara la situación en donde un niño o niña molestara continuamente a los demás. Al pensarlo detenidamente, me di cuenta de que este tipo de situación era realmente extraordinaria, y por eso mismo no se hablaba mucho del tema ni existían libros al respecto. Desafortunadamente, nuestros hijos no están viviendo en la misma época ni comparten la misma experiencia. El que haya un niño que moleste cruelmente a los demás es algo que se ha vuelto común en cada escuela y salón. Existen libros, conferencias, y programas especiales de televisión que hablan al respecto y de las consecuencias que esta acción provoca.

  • Como padres necesitamos estar informados ya que no podemos pensar que nuestros hijos van a ser exentos de vivir por algo similar. Debemos de saber que las consecuencias son realmente negativas. Cuando un niño es molestado frecuentemente existe la posibilidad de que ese niño sufra de ansiedad de ir a la escuela, tenga síntomas depresivos, y cuente con baja autoestima aun hasta llegar a una edad adulta. El dolor que vivir por esto causa es profundo, y por eso mismo es importante que nosotros como padres cumplamos nuestro rol. Aunque no podemos prevenir que algo así suceda, ni hay soluciones definitivas, sí podemos tomar medidas para que nuestros hijos no sufran las severas consecuencias que muchos otros han sufrido.

  • 1. Crea una relación abierta y segura con tus hijos

  • Este punto es probablemente el más importante pues no podemos ayudar aquello de lo que no estamos enterados. Uno de los mayores problemas es que los niños que están pasando por esto rara vez le cuentan a sus padres, por lo que sus padres muchas veces no tienen idea de lo que está pasando el minuto que llegan a la escuela. Es importante preguntar directamente si algo está sucediendo y contar con una relación buena para que nuestros hijos no tengan miedo de hablarnos con la verdad. Cuando tenemos una relación segura nuestros hijos saben que si nos dicen les creeremos y ayudaremos a salir adelante. Cuando no contamos con esta relación nuestros hijos se quedan callados pues están llenos de temor. Como padres tenemos que observar a nuestros hijos y si sentimos que algo está mal, preguntar y siempre estar al pendiente de lo que sucede en sus vidas.

  • 2. Toma acción en la escuela y con los padres del niño que está causando problemas

  • Como padres tenemos que ser la voz de nuestros hijos y hablar con los maestros, directora y padres del niño que está causando problemas para llegar a un acuerdo de cómo remediar la situación. Si es posible haz arreglos para cambiar de salón, o proporcionar consecuencias para el niño que está causando estos problemas. Recuerda que este niño seguramente ha atemorizado al tuyo y por eso mismo son los maestros y supervisores que tienen que tomar acción, es tu deber ver que realmente se haga algo.

  • Advertisement
  • 3. Ayuda a tus hijos a sentirse seguros y fuertes

  • Los niños que molestan a otros usualmente escogen a niños que tienden a ser más sensibles, y por lo mismo se ven como débiles y fáciles de molestar. Es importante que nosotros como padres les aseguremos a nuestros hijos que no tienen por qué tener miedo, y decirles varias veces que son fuertes. Con niños más pequeños podemos compararlos a un animal feroz y decirles que cuando tenga miedo recuerde a este animal y tome fuerza de este mismo. Ciertas investigaciones han corroborado que clases de artes marciales o defensa personal ayudan a este propósito. Es importante explicarles que no deben de buscar violencia pero cuando alguien les ha faltado el respeto uno debe de luchar por mantenerlo.

  • Aunque como padres nos gustaría prevenir cualquier situación desagradable y dolorosa a nuestros hijos, la realidad es que esto está sucediendo casi como una epidemia en muchas escuelas, y no podemos ignorarlo así que debemos prepararnos. Como padres tenemos los recursos y el nivel de influencia para ayudar a nuestros hijos y prevenir cicatrices difíciles de sanar en un futuro.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Toma un momento para compartir ...

Denhi Chaney es egresada de la Universidad de Brigham Young con maestría en Terapia de Matrimonio y Familiar. Denhi también es esposa y madre de un niño. Puedes contactarla en .

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr