Consejos para fortalecer la comunicación en la pareja

Muchas veces queremos solucionar un problema de comunicación, pero no sabemos cómo. Pensamos en que si cuando menos alguien nos indicara cómo solucionarlo, nosotros haríamos el esfuerzo por hacer las cosas bien.

85,960 views   |   794 compartido
  • ¿El amor lo puede todo? Sí, y no. No basta que haya amor en la pareja para que las cosas marchen siempre bien. Incluso, cuando el amor es tan grande como para traducirse en obras, hay cosas que debemos saber hacer para que nuestra relación funcione mejor. Cosas como comunicarse de manera efectiva, por ejemplo.

  • A continuación te presento algunas luces para ayudarte a comunicarte mejor con tu pareja. Antes, esta aclaración: los primeros cuatro son principios básicos, fundamentales. El resto, sólo técnicas que complementan a los primeros.

  • Discutir no es debatir

  • Discutir implica tratar de llegar a un acuerdo o a un punto medio; mientras que debatir es tratar de ganar, de imponer un punto de vista, incluso puede suscitar pelea; ganar a toda costa. La comunicación en pareja puede ser muchas cosas, menos lo último. Por eso es tan importante una buena comunicación en la pareja.

  • No busques hablar, escucha

  • Trata de entender qué es lo que siente y piensa tu pareja. Trata de entender y de encontrar la razón, no de ganar en la discusión. Es lo que lleva del silencio, al monólogo, al diálogo en la pareja.

  • habla de la manera más clara y directa posible

  • Mientras la comunicación sea más abierta y clara habrá menos malentendidos. Por eso, antes de entender a tu pareja, debes entenderte a ti mismo.

  • Sean sinceros

  • Nunca le mientas a tu pareja. La mentira sólo lleva a la falta de confianza, la duda y el resentimiento. Y es el principal veneno de la comunicación.

  • Ahora, los consejos prácticos. Tal vez no necesites todos o, en todo caso, no trates de poner en práctica todos al mismo tiempo, pero toma los que necesites más, y poco a poco trabaja con ellos:

  • Aborda las situaciones conflictivas cuando tengan tiempo y las condiciones sean las adecuadas

  • No ignoren los problemas, pero busca el momento adecuado para conversarlos.

  • Asegúrate de entender

  • Esto es, escucha a tu cónyuge y luego repite lo que dijo con tus propias palabras, para asegurarte de que hayas entendido. Frases como: “Si entiendo bien, ¿lo que me estás queriendo decir es que…?” ayudan a tener una comunicación clara y evitar posibles malentendidos.

  • Advertisement
  • Conversa un punto a la vez

  • Y cuando éste quede resuelto, entonces pueden pasar a otro punto, no antes.

  • Cuídate de las distorsiones cognitivas

  • En lugar de reaccionar de inmediato a lo que tu pareja dice o hace, detente y ve si es algo que él ha hecho, o si se trata de una distorsión cognitiva.

  • Dedíquense un tiempo diario

  • Parte de nutrir el matrimonio (alimentar esa delicada planta que es el matrimonio) pasa por dejar de atender un momento a los hijos, los problemas, la televisión y el teléfono celular, y escuchar a tu pareja y fortalecer así tu matrimonio.

  • Establezcan reglas en la discusión

  • Por ejemplo, si están tocando un tema delicado o difícil, es recomendable que ambos tomen el acuerdo de que, si alguien está perdiendo los estribos, tomen un descanso y, luego, con el ánimo más frío, retomen la discusión.

  • Habla en primera persona, no en segunda

  • Por ejemplo, en vez de decir: “Siempre dejas tus cosas por todas partes", di "Me siento desesperada cuando dejas tus cosas tiradas, porque siento que no sirvió de nada que yo recogiera”. Frases como: “Yo necesito…”, “Yo quisiera…”, “Yo me siento…”, ayudan en situaciones de desacuerdo como un apoyo para expresar tus sentimientos y para ayudar a los dos a evitar ponerse a la defensiva, porque, en vez de acusar, expresas una necesidad.

  • No interrumpas cuando tu pareja habla

  • Mejor haz preguntas, y descubrirás maneras de resolver el conflicto.

  • Por encima de todo, no lastimes

  • Cuando surja una discusión evita comentarios que van a dañar a tu pareja, o traer a colación hechos que sucedieron años atrás, y piensa que los comentarios irónicos o sarcásticos interrumpen por completo la comunicación. Por lo mismo, piensa con cuidado antes de responder. No olvides que la meta de la discusión es solucionar un problema, no desahogar frustraciones, no castigar a tu pareja.

  • Piensa que tu cónyuge no es culpable de todo

  • La culpa de los problemas nunca cae 100 por ciento en una sola persona. Empieza por repartir la responsabilidad de la situación, aceptando que también eres parte de la solución del problema. Nunca supongas que la responsabilidad es toda de tu pareja.

  • Advertisement
  • Pon atención a la comunicación no verbal

  • Los gestos, postura del cuerpo, el tacto, el contacto visual y el tono de voz constituyen 93 por ciento de la comunicación; las palabras, sólo 7 por ciento. Pon atención a tus propias señales no verbales y lo que podrían transmitir a tu cónyuge. El tacto es una potente forma de comunicación no verbal; así que, al hablar, hagan un esfuerzo intencional para tocarse con cariño.

  • Sean cuidadosos sobre cómo pedir las cosas

  • Siempre la educación y los tonos amorosos funcionan mejor que los gritos y los reclamos.

  • Ten claras las expectativas que tienes acerca de tu pareja, y exponlas con claridad

  • Ella jamás podrá leer tu mente o adivinar lo que tú no le indiques.

  • Trata de ser una persona asertiva

  • Tanto un extremo (el de imponer el punto de vista) como el otro (el de ser sumiso por completo) impide la comunicación verdadera. Expresa tus sentimientos, ideas y convicciones con claridad.

  • Siempre trata de averiguar qué hay detrás de cada discusión

  • La experiencia me ha enseñado que casi toda discusión es un iceberg, donde sólo se ve la discusión, pero debajo de ella hay una gran necesidad no expresada.

  • Cierro con ideas muy relacionadas: 1. De nuevo, el amor no lo soluciona todo, pero porque amamos estamos dispuestos a dejar de lado la soberbia, el orgullo, y a tratar de mejorar nuestra comunicación. 2. Los malentendidos pueden ser como mala hierba, que impide que el amor se desarrolle y que, incluso, puede ahogarlo. Espero que estos consejos puedan ayudarte a mejorar la calidad de la comunicación en tu pareja. Y si crees que pueden ser útiles a alguien que conozcas, por favor no dudes en compartirlos con él o ella.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Comparte con tus amigos!

Oscar Pech ha dedicado su vida a la enseñanza, la lectura, la escritura y la capacitación en diferentes partes de la República mexicana. Es una persona profundamente comprometida con la familia y los valores morales.

Sitio Web: http://oscarpech.blogspot.mx/

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr