Tres consejos para salir adelante cuando tus padres te fallan

El sentir que nuestros padres nos han fallado es una experiencia dolorosa y podemos dejar que nos afecte por el resto de nuestros días. Sin embargo, cuando tomamos la decisión de cambiar afectamos para bien a todas las generaciones por venir.

9,584 views   |   43 compartido
  • Existe un estereotipo de los papás perfectos: esos que ponen las necesidades de sus hijos primero que las de ellos, escuchan con atención a sus hijos, brindan un amor estable, y además proporcionan oportunidades para que sus hijos crezcan sanos y felices. Por supuesto, existen muchos padres que no son perfectos pero cumplen con estos requisitos, como también existen muchos que desafortunadamente no poseen alguna de estas cualidades. En medio de esos dos extremos hay tantas variantes como padres hay, por lo que no faltan hijos que preservan un rencor vivo hacia sus padres y las muchas formas en que les fallaron. Otros, de alguna manera aprenden de esos errores y siguen adelante con su vida.

  • Aunque es muy cierto que nuestros padres nos moldean y aprendemos muchas cosas de ellas, la realidad es que nosotros no somos ellos. Por ende podemos decidir cambiar hábitos dañinos y así cambiar futuras familias. Es solamente cuando decidimos albergar un rencor o no lidiar con las consecuencias de las acciones de nuestros padres, que es probable que la historia se repita. Sin embargo, cuando nos negamos rotundamente a que esto suceda, ahí es cuando cambiamos lo que aprendimos, por lo que realmente somos y lo que esperamos ser. Es tanto un cambio de actitud, como de acciones, lo que nos ayuda a llegar a este punto. Ahora, ¿Cómo lograrlo? Te presento tres consejos que te ayudarán a cambiar tu perspectiva de las cosas:

  • 1. Desecha malos hábitos y adopta nuevos

  • Es casi inevitable que tengamos algo de nuestros padres. Si nos damos cuenta de que estos hábitos son destructivos, es tiempo de eliminarlos y reemplazarlos con nuevas tradiciones que traigan consigo un ambiente sano para toda la familia. Este punto requiere de disciplina, el decidir no es suficiente, uno necesita aplicar los nuevos hábitos muchas veces para que se conviertan en parte de lo que somos.

  • 2. Deja ir el rencor

  • A veces mantenemos muchos sentimientos negativos hacia nuestros padres, y aunque muchos de ellos sean justificados, no podemos crear una familia distinta al menos que los dejemos ir. Muchas veces los errores de nuestros padres se traen desde generaciones, sus padres nunca les enseñaron a ellos, que en su turno tampoco fueron enseñados por sus padres. Cuando investigamos detalles de sus vidas podemos llegar a tener misericordia, esto no les ofrece a ellos una excusa para que olvidemos lo que hicieron o debieron hacer como padres, pero sí nos ofrece a nosotros un medio para dejar ir el rencor y adoptar una actitud mucha más misericordiosa hacia ellos. Uno no tiene que excusarlos pero tampoco necesitamos odiarlos.

  • Advertisement
  • 3. Crea una visión de lo que buscas en tu familia

  • Es mucho más fácil abandonar generaciones de errores cuando tenemos una idea clara de lo que queremos en nuestra propia familia. Aunque sus errores nos lastimaron, también nos enseñaron —cuando menos— algunas de las cosas que definitivamente no queremos en nuestra familia. Es recomendable sentarnos y escribir nuestra visión familiar con puntos específicos de como planeamos llegar ahí. Esto no es para buscar la perfección sino una guía para cuando las cosas se pongan difíciles, que recordemos nuestra meta y podamos seguir adelante.

  • Pocas cosas duelen más que el sentir que tus padres te fallaron cuando estabas creciendo, y sentir que te perdiste de muchas cosas por culpa de ellos. Ese mismo dolor te puede ayudar para no pasar eso que te fue tan doloroso, a tus hijos, a fin de ayudarles a que ellos a su vez transmitan a los suyos experiencias de vida mucho más valederas y agradables. Puedes convertirte en un gran agente de cambio que, aunque doloroso, es realmente una oportunidad única para que tus descendientes te recuerden y siempre estén agradecidos de que, por ti, ellos no sufrieron lo mismo; por ti, ellos experimentaron la felicidad; por ti, sus padres no les fallaron.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Toma un momento para compartir ...

Denhi Chaney es egresada de la Universidad de Brigham Young con maestría en Terapia de Matrimonio y Familiar. Denhi también es esposa y madre de un niño. Puedes contactarla en .

8 razones, a veces olvidadas, por las que debes de visitar a tus padres y abuelos

Lamentablemente, no siempre hay un mañana para hacer lo que no hicimos hoy; viaja al fondo de tu corazón y redescubre por qué no puedes posponer más esta visita.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr