Ventajas y desventajas del uso del andador

En los últimos años el andador ha estado en el ojo de la tormenta. Muchos pediatras desaconsejan su uso, sin embargo el andador no deja de venderse. ¿Es aconsejable su uso?

20,397 views   |   57 compartido
  • Ver a nuestro bebé activo es una de las mayores bendiciones que podemos tener como padres. Sus pataleos, sus morisquetas (gestos tiernos hechos con el rostro), sus ganas de gatear, rodar y moverse, son todos indicios de buena salud y buen crecimiento. De repente, nuestro bebito quiere comenzar a desplazarse; y usualmente para esta importante etapa de su desarrollo, el andador es uno de los objetos más requeridos por los padres. Sin embargo, encierra muchos interrogantes a la hora de decidirse por su compra. ¿Es recomendable su uso?, ¿mi bebé tardará más en caminar?, ¿será verdad que puede causar lesiones en la cadera? Ya sea caratulado como nocivo o peligroso por algunos pediatras, el andador es un adminículo que es usado por miles de bebés alrededor del mundo. Por lo mismo, es menester conocer sus riesgos y su utilidad.

  • En los últimos años el andador ha estado en el ojo de la tormenta. Muchos pediatras desaconsejan su uso, sin embargo el andador no deja de venderse en las tiendas. Como mamá me ha pasado de verme en una encrucijada: ¿lo compro o no? Finalmente el carrito llegó a casa y mi hija adora estar en él; de todas formas no me alejo de ella ni un segundo mientras se desplaza en su querido andador.

  • La edad promedio en la que los padres suben a sus bebés al andador ronda entre los ocho y los nueve meses, aunque hay niños precoces que ya a los siete meses muestran un gran interés por desplazarse y los papás interpretan que es el momento de comprar este artilugio. El uso del andador es un tema controvertido, porque hay quienes señalan que ayuda a caminar, aunque su uso puede ser contraproducente y peligroso según algunos especialistas. Empecemos con los pro:

  • Es muy divertido para el bebé

  • . Una de las ventajas del uso del andador es que puede ser un juguete muy entretenido para los bebés, ya que exploran la casa, sienten que pueden moverse solitos y se divierten colocando en su bandeja todos sus juguetes.

  • Es un descanso para la mamá

  • . Por otra parte, es un gran alivio para la cintura y los brazos de mamá, que puede descansar al menos un momento mientras su hijo está en el andador.

  • Por otra parte, las desventajas del uso del andador son varias.

  • No estimula el desarrollo del bebé

  • Según los pediatras, el bebé tarda más tiempo en caminar, porque no ejercita correctamente los músculos de sus piernitas; al sentirse libre y relajado el esfuerzo por caminar es mínimo.

  • Puede propiciar accidentes

  • Advertisement
  • Un tema fundamental es el de la velocidad; cuando los bebés aprenden a que el andador es como una “extensión” de su cuerpo, toman gran velocidad y esto puede traer serias consecuencias, como caídas y tropiezos. Esto sucede porque muchas veces los padres dejan a sus hijos solos en el andador, sin medir el riesgo real que ello supone.

  • Por lo mismo, si decides comprarle un andador a tu bebé, es bueno tener en cuenta estos consejos, relacionados con su salud:

  • Está atenta

  • Nunca, bajo ningún punto de vista, dejes solo a tu niño en el andador.

  • Quita todos los objetos peligrosos

  • o de esquinas filosas o agudas de su alcance.

  • Cuidado con los tomacorrientes

  • Si tienes enchufes o algún aparato electrónico que no puedas desenchufar asegúrate de que el bebé no llegue con el andador. Una buena opción es colocar una silla o sillón para que el niño no tenga forma de llegar a ese recoveco, o compra protectores de tomacorriente. Eso evitará que la curiosidad del bebé le permita introducir algún objeto allí.

  • Pon especial atención a los escalones, desniveles y alfombras

  • Trata de que tu bebé ande solo en superficies lisas y sin peligro de caer, y sin peligro de que se traben las rueditas.

  • Dosifica

  • Coloca a tu bebé en el andador solo de a ratos, y algunos minutos al día.

  • Sitúa a tu bebé en una posición adecuada en el andador

  • Por lo general estos carritos pueden regular su altura; nunca lo regules de tal forma que tu hijo esté en puntas de pie.

  • Recuerda utilizar el andador de forma esporádica y con moderación. Si a tu bebé le gusta andar en él, no olvides estar siempre a su lado sin perderlo de vista. El andador no es la solución a la autonomía del bebé —y, finalmente, de la mamá— sino considéralo como un juguete más. No olvides que el gateo es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, es algo que necesita experimentar, así que ayúdalo brindándole de tu tiempo: una mantita en el piso unos cuantos minutos al día, ayudará a tu bebé a ganar fuerza y equilibrio. Y, por supuesto, como un último consejo, no olvides consultar siempre a tu pediatra ante cualquier duda.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Toma un momento y compártelo!

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.

Sitio Web: http://lasillamecedora.blogspot.com

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr