Favorece el vínculo de tus hijos con sus abuelos (segunda parte)

Hay varias actitudes que puedes asumir si la relación entre abuelos y nietos no se da con total espontaneidad. Con pequeños esfuerzos puedes hacer un gran aporte a la unión familiar.

1,577 views   |   4 compartido
  • En la primera parte del artículo "Favorece el vínculo de tus hijos con sus abuelos", expuse algunas ideas para crear lazos fuertes con los abuelos; mis sugerencias, sin embargo, se referían más a las actitudes que podíamos asumir con los mayores.

  • Si ya has puesto en práctica mis consejos, con seguridad también querrás saber qué cosas podemos hacer con nuestros hijos para que el sentimiento sea recíproco. Y si, todavía, no estabas al tanto, te invito a que leas los dos artículos y pongas manos a la obra para trabajar por la unión de tu familia:

  • Háblales de sus abuelos

  • . Incorpora a los abuelos en tus conversaciones. Si las preguntas de tus hijos apuntan a recuerdos de tu infancia o la de tu esposo, coméntales que los abuelos les pueden contar muchas más anécdotas. Con probabilidad ellos estarán dispuestos a narrarlas y así habrás agregado temas de conversación. Siempre que puedas desliza comentarios del tipo: “Al abuelo también le gusta el helado como a ti”, o “Qué lindo dibujo hiciste, podríamos mostrárselo a los abuelos la próxima vez que los veamos”.

  • Promueve la comunicación al sugerir una llamada o temas de conversación

  • A menudo la gente mayor tiene dificultades en la comunicación con los niños porque existen brechas generacionales; sobre todo en estos tiempos en que los niños son bombardeados de información. Por ello, es importante que busques puntos en común para que el diálogo resulte más fluido. Si alguno de tus niños comenta que el abuelo no lo entiende, dile que se lo repita de una forma que pueda comprenderlo, que hay temas que deben explicarse con paciencia porque ahora existe mucha tecnología que antes no había. Esta es una manera de enseñar a tus hijos a poder utilizar otros recursos para mejorar la comunicación. Esto desarrollará las habilidades de todos los integrantes de la familia, y los obligará a ser creativos con el fin de lograr el encuentro y a no quedarse con el estéril “No entiende”.

  • Pregúntales con frecuencia si desean verlos o visitarlos

  • Cuando tengas un momento de ocio o de pausa entre una actividad y otra, propón a tus hijos hacer una corta visita a los abuelos. No hace falta que planees una comida familiar o que no sea una fecha específica para festejar. Puedes llevar algo para compartir mientras toman un té o regalarles algún dibujo de los niños. Estos pequeños paseos alegran los momentos de grandes y chicos. No agobian porque son visitas cortas y agregan cotidianidad, lo que tú ya tienes con tus hijos pero, tal vez, ellos no la tengan con sus abuelos. En el artículo "Seis ventajas de vivir cerca de los abuelos" puedes encontrar más ideas para poner en práctica sobre este consejo.

  • Advertisement
  • Incorpóralos como personajes de cuentos

  • . Si tienes la maravillosa costumbre de contarles cuentos a tus hijos puedes modificar un poco las historias y agregarte a ti y a los abuelos como personajes de sus cuentos favoritos. De este modo tendrás historias recicladas más divertidas y estarás incorporando familiaridad. Solo ten cuidado de que los personajes sean amables y representen bien a los abuelos. No es recomendable, por ejemplo, incorporar a tu suegra como la bruja de Hansel y Gretel porque, sin duda, lograrás el efecto contrario.

  • Aprovecha el momento

  • Comienza hoy mismo a fomentar el vínculo entre abuelos y nietos. La infancia pasa rápido y a medida que tus hijos crezcan irán aumentando sus actividades e intereses. Cuando sean más grandes preferirán pasar tiempo con sus amigos y tendrán otras responsabilidades. Además, los abuelos estarán más mayores y quizás con menos disponibilidad para atenderlos.

  • Hay muchos regalos que los padres podemos brindarles a nuestros hijos. En general, los mejores no están relacionados con aspectos materiales: amor, protección y una infancia feliz, son algunos ejemplos. Así que no dudes en crear vínculos sólidos en tu familia. Los que tuvimos a los abuelos cerca desde pequeños tenemos los mejores recuerdos; regala también esos momentos a tus hijos. Algún día te sentirás agradecida, como yo, de escucharlos recordar a los abuelos con un cariño inmenso.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Comparte con tus amigos!

Laura Abbott tiene muchas pasiones:sus hijos, su esposo, escribir, la danza y el yoga, el contacto con la naturaleza, compartir con sus amistades, los libros, la música...Para contactar: lauabbott@hotmail.com

“Cómo un viaje salvó mi MATRIMONIO y mi vida (hará lo mismo por ti)”, 2 historias que te harán hacer los mismo

Descubre cómo salvar tu relación, renovarla y enamorarlo de ti como nunca antes (este secreto es accesible para todos)

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr