Seis consejos útiles si tu bebé está por iniciar la alimentación complementaria

Si tu bebé acaba de cumplir seis meses y deseas empezar con la alimentación complementaria, estos consejos te ayudarán, para que esta nueva etapa se convierta en momentos agradables para ti y para tu bebé.

3,228 views   |   2 compartido
  • Cuando mi bebé cumplió seis meses, debo confesar que estaba muy contenta, pero un poco asustada con la idea de iniciar con su alimentación complementaria, ya que hasta este momento solo se alimentaba de leche materna. Ya había procurado leer información de cómo iniciar este proceso y con el pediatra habíamos visto con cuáles alimentos podía iniciar, pero aun así, estaba un poco insegura con el tema.

  • Luego de casi seis meses de haber iniciado el proceso, he podido confirmar alguna información y llegar a conclusiones que te pueden servir si tu bebé está por iniciar esta nueva etapa. Aquí las tienes:

  • No todos los bebés están listos a los seis meses

  • Se dice que para que un bebé esté listo para comer sólidos, debe cumplir con algunas señales, tales como sentarse por sí mismo, haber perdido el reflejo de extrusión, es decir, que no utilice su lengua para empujar los alimentos hacia afuera y que tenga deseo de probar alimentos.

  • Respeta el orden de introducción de algunos alimentos para evitar alergias

  • Saca una cita con el pediatra, para que él te explique cuáles son esos alimentos que pudieran causar alergias y a qué edad es recomendable ofrecerlos, para así evitarlos al inicio. Esto es de suma importancia, ya que hay alimentos que por su naturaleza son altamente alérgenos (es decir, que pueden provocar alergias) y se deben introducir hasta después del primer año.

  • Lee sobre el método baby-led weaning o alimentación a demanda

  • Hay mucha información en las diferentes páginas de la web sobre esta tendencia la cual, a grandes rasgos, propone alimentar a tu bebé a su ritmo, con sus propias manos y libre de purés o papillas, dándole en su mayoría, los mismos alimentos que come el resto de la familia, pero con ciertas recomendaciones. Este método debe seguirse responsablemente, siempre con un adulto cerca. Encierra muchos de los puntos aquí mencionados y promete muchísimos beneficios a largo plazo.

  • Nunca lo obligues a comer, ni lo sobrealimentes

  • No es nada bueno para la salud de tu bebé que lo obligues a comer si no lo desea ¡imagínate como sufrirías si te lo hicieran! Eso, lejos de ayudarle, le puede afectar en el aspecto nutricional y en el emocional también. Ellos saben, como nosotros los adultos, cuánta comida les cabe y desean; existe en muchos países la cultura de que los niños entre más gorditos sean, son más saludables y eso no es cierto. La Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que la obesidad infantil, es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI.

  • Advertisement
  • Respeta sus gustos

  • Nosotros que somos adultos tenemos nuestras preferencias al comer, ¿cierto? Igual los niños las establecen desde pequeños. Ofrezcámosles, dentro de los límites que va marcando el pediatra, una gama amplia de alimentos, para que ellos vayan adquiriendo sus gustos y preferencias en la comida.

  • Aliméntalo sanamente

  • Siguiendo con el tema de la obesidad infantil, debemos concientizarnos de la importancia de la comida saludable en la dieta de nuestros hijos y en la nuestra también, como las frutas y verduras. Aprovechemos la responsabilidad tan importante que tenemos de alimentar a nuestros hijos y hagámoslo de la mejor manera, conscientes de que los hábitos alimenticios que adquieran en su niñez, tendrán muy probablemente estrecha relación con su salud y hábitos futuros.

  • No está de más recordar que la introducción de comida sólida a los seis meses se da con la intención de que los niños aprendan a comer y no porque les falte nada, ya que hasta el año de edad, la leche materna o en su defecto la leche de fórmula, es el principal alimento en su dieta y de manera complementaria hasta los dos años o más, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Trata de convertir la hora de la comida, en momentos de aprendizaje divertido para tu bebé y no, en dolores de cabeza para ambos. Estoy segura de que si sigues estos consejos, será un momento muy agradable en familia.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¿Te gustó esto? ¡Compártelo con tus amigos!

Karla es Licenciada en Contaduría Pública, es esposa y madre de una niña. Actualmente reside en Costa Rica.

Descubre cuál es tu verdadera personalidad como MAMÁ y sorpréndete con nosotros

Increíblemente, las mujeres tenemos una personalidad como mamás y una como mujeres. Descubre quién eres como mamá.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr