¡Auxilio! ¡Mi bebé me mordió!

Cuando los primeros dientes aparecen en un bebé lactante, las madres sufrimos algunas mordidas, nos desvelamos con la fiebre, y un sinfín de experiencias; les comparto mi experiencia y algunas ideas para sobrellevar esta etapa.

3,220 views   |   1 compartido
  • Espero que este artículo no suene a reclamo, queja, ni mucho menos arrepentimiento; lo cierto es que cuando a un bebé lactante le salen los primeros dientes, surgen momentos de tensión. Al momento de tomar pecho, el bebé suele morder; para la madre es una experiencia dolorosa, seguida de muchos comentarios, consejos, e incertidumbre, especialmente si eres una madre primeriza. Esperando que te sirva, te cuento mi experiencia para que puedas encontrar algo que te identifique, o te sirva para tomar tu propia decisión sobre algunos temas al respecto.

  • No hay nada más tierno que ver a un bebé tomando la leche de su mamá, a mi parecer es una de las imágenes que mayor ternura me causa en la naturaleza. Cuando me tocó dar leche a mi bebé, me sentí la persona más importante en el mundo y desde entonces, cada vez que lo hago tengo el mismo sentimiento. Cuando a mi bebé le salieron sus primeros dos dientes inferiores (a los cuatro meses) todos se reunían para verlos, causaba mucho interés que tuviera dos dientes siendo tan pequeño y yo hablaba de ellos con mucho orgullo.

  • Hasta que un día sentí una mordida; una muy fuerte, por cierto, tanto así que me hizo gritar y soltar unas lágrimas. Mi pequeño, que no sabía lo que pasaba, me miraba algo asustado y se puso a llorar. Intenté calmarlo dándole mi leche otra vez y al parecer no entendió el mensaje pues volvió a hacer lo mismo, me aguanté y continué alimentándolo hasta que se durmiera, entonces llamé a mi mamá con mucha urgencia.

  • No apliques castigo físico

  • Mi mamá me dijo que no había llegado a amamantarme cuando era bebé así que no sabía que podría hacer, pero una tía (con mucha experiencia al respecto), le había dicho: “Debes pellizcarle la oreja cada vez que te muerda para que el bebé sepa que no debe hacerlo”; mi abuela tenía otra idea: “Hunde la cabeza del bebé contra mi pecho como ahogándolo para que no lo intente de nuevo”. A mi mente le parecían dos ideas lógicas, pero para mi corazón, una era todavía más loca que la otra.

  • Razona con tu bebé

  • Conversando con mi esposo, decidimos que no podíamos lastimar a nuestro bebé de ninguna manera, el castigo físico no iba a ayudarnos a enseñar absolutamente nada, por lo cual pensé que ya que era parte de mí, podía razonar con mi pequeño. Cuando volví a darle el pecho, sentí otra vez un mordisco, entonces le quité el pecho y le dije con voz firme y mucha autoridad: “Hijo, no”, lo que conseguí fue una sonrisa burlona y un mordisco un poco más fuerte, no podía dejar que esa expresión me desanimara, y debía seguir firme en mi posición; al tercer intento mi pequeño entendió.

  • Advertisement
  • Está prevenida, y utiliza un mordedor

  • Esa fue una semana muy dura, ya que el primer mordisco no vino solo con dolor, sino que días después noté que había tenido una pequeña herida en el pezón, había salido sangre y ese era el motivo por el cual aún me dolía el darle de lactar. Seguí el consejo de una doctora, de extraerme leche con cuidado solo hasta que sane y luego continuar con la lactancia de manera normal, además la pediatra me dijo que intentara masajear las encías del bebé o darle un mordedor para aliviarle la incomodidad antes de darle leche.

  • Sigue tu intuición

  • Una de las etapas a las que una madre debe sobrevivir, es la dentición. Es cierto, muchas personas te darán consejos pero al final lo mejor que puedes hacer, es simplemente seguir lo que te dicte tu corazón. Después de todo, tu bebé no te morderá por querer lastimarte, recuerda que en este proceso él también siente dolor en las encías y muchas veces tiene fiebre.

  • Ahora mi pequeño va por los seis dientes (un poco precoz). Yo continúo con la lactancia, sé que es lo mejor que puedo darle y ya superamos las mordidas, aunque algunas veces al estar dormido sin darse cuenta suelta la mordida y me da pequeños sustos con sus dientes de estreno, pero nada que produzca gritos o llanto. Y tú ¿Cómo superaste el tema de la dentición durante la lactancia?

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Comparte con tus amigos!

Gabriela Zuñiga se graduó en Ingeniería informatica y trabaja en proyectos web y SEO. Está casada y es la feliz madre de un niño.

15 cosas que tú y tu esposo deben hacer para evitar un divorcio, según los terapeutas

Estas 15 cosas sencillas, cambiarán el rumbo de tu matrimonio, de lo malo a una segunda y eterna Luna de Miel.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr