10 formas de alejar el estrés

El estrés es perjudicial no solo para tu salud, sino que también afecta los lazos con nuestros seres queridos. Pero puedes hacerlo a un lado con actividades muy sencillas. Mira estos consejos.

65,691 views   |   127 compartido
  • Vivimos a un ritmo vertiginoso y pareciera que le hacen falta horas a nuestro día para poder completar nuestros pendientes. El trabajo, la casa, las tareas de los niños, la economía familiar, la salud, e incluso factores como el tráfico vehicular o el clima, le suman estrés a nuestras vidas, lo que afecta la salud, pues hay irritabilidad, cansancio y mal humor; dañando todo ello la calidad de tiempo que dedicamos a nuestros seres queridos.

  • Para evitar que la tensión arruine tu vida, te ofrezco diez consejos súper fáciles de hacer que contribuirán a relajarte:

  • Medita.

  • La meditación es una serie de ejercicios que llevan a un estado de concentración absoluta y a alejar cualquier pensamiento, para enfocarnos en la respiración, en la contemplación de un objeto, una imagen o en la repetición de un mantra o frase positiva. Una buena idea es darte unos minutos a solas para meditar, ya sea en la comodidad de tu hogar o salir a un parque; incluso puedes tomarte algunos minutos en el trabajo o, si puedes y lo prefieres, inscribirte en alguna clase de yoga o meditación. Después de esto seguro te sentirás mucho más tranquilo.

  • Escucha música.

  • La música tiene grandes poderes, así que si estás al borde de un ataque de nervios, programa tus canciones favoritas y verás cómo la tensión disminuye con rapidez. Lo mejor de esta actividad es que puedes llevarla a cabo prácticamente en cualquier lugar, ya sea en el automóvil, en el transporte público, en casa y hasta en el trabajo, pues cada vez es más común ver a los empleados con audífonos; está comprobado que la música mejora la productividad. Así que, a ponerle ritmo a tu vida.

  • Baila.

  • Además de escuchar música, moverte al ritmo de tu canción preferida es otra actividad para reducir el estrés. Si estás en casa súbele al volumen y practica tus mejores pasos. Lo mejor es que, además de tranquilizarte, es seguro que contagias con tu energía a los otros miembros de tu familia, y eso terminará en un buen rato de diversión.

  • Haz ejercicio.

  • Sí, es cansado y cuesta trabajo ser constantes, pero mejora tu salud, ayuda a ponerte en forma y mejora tu estado de ánimo gracias a las endorfinas que liberas al momento de ejercitarte; así que cuando te sientas muy enojado, triste o estresado, practica cualquier deporte, haz una rutina sencilla o sal a correr, y verás cómo los pensamientos negativos se van junto con el sudor.

  • Caminar.

  • Si te sientes estresado, da un paseo tranquilo por algún parque o una zona tranquila cerca de tu casa. A veces, estar encerrados cuando nos embarga el mal humor solo empeora el sentimiento, pero al dar un paseo y respirar aire fresco la molestia desaparece, ya sea que lo hagas solo y estés con tus pensamientos o salgas con alguien para poder platicar.

  • Advertisement
  • Lee.

  • Los libros nos hacen olvidar los problemas diarios y nos transportan a otros mundos en los que no hay crisis económica, no está el jefe regañón, los niños son unos angelitos y los quehaceres desaparecen. De modo que cada vez que tengas un poco de tiempo, quizá en los trayectos al trabajo y de regreso a casa (si usas transporte público), antes de dormir o un rato los fines de semana, toma tu libro favorito y disfruta de muchas historias. Si tienes oportunidad, acompáñalo con una bebida caliente y verás cómo tu tranquilidad regresa de forma mágica.

  • Acaricia a tu perro.

  • Aunque no lo creas, tener una mascota ayuda a reducir los niveles de estrés, debido a que –según algunos estudios– los perros pueden fungir como soportes emocionales, y al acariciarlos o tener contacto directo con ellos disminuye nuestra tensión arterial. Es común además que quien tiene mascota platique con ellos, sin temor a salir regañado o sermoneado, y quizá al hablar podamos encontrar la solución a los problemas o desahogarnos y, de paso, demostrarle a nuestra mascota cuánto la queremos.

  • Contempla el paisaje.

  • ¿Acaso hay algo más perfecto que lo hecho por la madre naturaleza? La belleza de un árbol, una flor, un animal, un río, puede ser sumamente tranquilizador y contemplarla nos dará un alivio inmediato.

  • Respira profundo.

  • Puede parecer un consejo muy simple, pero debes intentarlo. Cuando sientas que el estrés recorre cada parte de tu cuerpo, detente, respira profundo durante uno o dos minutos, y listo. Esto se debe a que, al llenar los pulmones de aire, se reduce la tensión arterial y se libera el estrés.

  • Abraza a tus seres queridos.

  • No hay mejor manera de terminar el día que con el cariño sincero de nuestra familia. Si estás muy presionado, acércate a abrazarlos o a demostrarles tu cariño. Ese contacto hará que los problemas se vean menos grandes de lo que son y los rostros enojados se convertirán en sonrisas, pues nada es tan fuerte y relajante como el amor de tu familia.

  • Cuando sientas que ya no puedes más porque tuviste un día pesado, sigue alguno de estos sencillos trucos y todo regresará a la normalidad. Pero cuéntanos de qué manera sueles relajarte.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¿Te gustó esto? ¡Compártelo con tus amigos!

Lizette Morante es mexicana y egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Entre sus pasatiempos están leer, escribir, los deportes y disfruta mucho estar con su familia y su perro.

“Cómo un viaje salvó mi MATRIMONIO y mi vida (hará lo mismo por ti)”, 2 historias que te harán hacer los mismo

Descubre cómo salvar tu relación, renovarla y enamorarlo de ti como nunca antes (este secreto es accesible para todos)

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr