Cómo desarrollar la motricidad de un bebé mayor a 5 meses

Nuestra labor como madre es estimular al bebé adecuadamente para que pueda potenciar su capacidad motriz e intelectual.

4,189 views   |   4 compartido
  • Los bebés, además de ternura y amor, traen incluido hierro, ácido fólico, DHA y sesiones de música instrumental desde el vientre. Todo ello, maravilloso en la medida justa, ha venido a enriquecer el desarrollo de los pequeños. Dice mi mamá: “Los niños de ahora ya no son como los de antes; los de hoy están más despiertos que nunca”.

  • Si tienes un bebé de cuatro meses o más edad te habrás dado cuenta de que tiene mayor control de su cabeza y tronco. En esta edad ya tiene una mejor coordinación entre su visión y el movimiento de la cabeza. Si se le muestra un juguete lo sigue con la mirada y agita sus brazos en señal de querer alcanzarlo; si llora y le hablas desde lejos, se calmará e intentará identificar de dónde proviene el sonido, inclusive logra balbucear; pasa más tiempo solo y en calma o jugueteando con manos y pies.

  • Justo en esta etapa tenemos que reforzar la estimulación para conseguir un desarrollo viso-motriz adecuado, y para ello aprovecha al máximo la mejor herramienta: la curiosidad de tu bebé. Te sugiero que continúes con la estimulación que ya venías realizando en los meses anteriores, y que además pongas en práctica estos nuevos ejercicios que potencializarán las capacidades de tu bebé:

  • 1. Pecho tierra

  • Coloca a tu bebé boca abajo, muéstrale un juguete llamativo para que intente levantar su cabeza y sostener contacto visual con el objeto; después, sitúalo sobre la cama, a una distancia cercana a tu bebé. Se agitará y hará todo lo posible por llegar a él. El objetivo es que al principio pueda extender sus manos para intentar alcanzarlo, y que mantenga su cabecita erguida. Conforme madure y tenga un mejor manejo de su cuerpo logrará alcanzar el juguete. Cuando alcance la distancia previa debes alejar el juguete cada vez más.

  • 2. Posición vertical

  • Es bueno cargar a los bebés. No tengas miedo de acostumbrarlo a tus brazos, es mejor tenerlo cerca de ti que darle independencia cuando aún no la necesita. Sostenlo en tus brazos de manera vertical, de modo que sostenga su cabeza; cada vez lo hará mejor. En cuanto tenga un mejor control de ella, puedes ponerlo de frente, tu bebé es curioso y toda su perspectiva cambia cuando observa todo lo que hay a su alrededor ya sin estar acostado.

  • Advertisement
  • 3. Ven a mí

  • Mientras el bebé esté acostado boca arriba, agita las manos o aplaude para que llames su atención; llámalo por su nombre e invítalo a que vaya a ti; tómalo de ambos brazos y con suavidad levanta su tronco, de manera que quede sentado en una posición de 45°. Déjalo así por cinco segundos y vuelve a acostarlo, pues su espalda aún no está lo suficientemente madura como para que permanezca sentado él solo. Conforme el bebé vaya acostumbrándose a este juego ejercerá mayor fuerza en su abdomen y redoblará esfuerzos para levantarse y sostenerse. Alrededor de los siete u ocho meses ya podrá mantenerse sentado.

  • 4. Pedaleo

  • Mientras permanece acostado toma una de sus piernas y ayúdale a pedalear; haz 20 repeticiones suaves y marcadas en cada pierna. Luego, que pedalee con ambas piernas, mientras una sube, la otra baja.

  • 5. Rueda-rueda

  • Coloca a tu bebé sobre la cama, y enséñale a girarse. Si vas a girarlo hacia su lado derecho, primero coloca su brazo derecho hacia arriba, a un lado de la cabeza, de manera que al moverse no le estorbe. Poco apoco gíralo hacia el costado derecho, mientras estiras su brazo izquierdo para que sepa que puede ayudarle a impulsarse. Déjalo boca abajo por cinco segundos y regresa. Ahora haz lo mismo, pero del lado izquierdo.

  • 6. Caminata

  • Sostén al bebé poniendo ambas manos bajo sus axilas, él debe quedar de pie; sus pequeño dedos deben rozar la superficie plana, al sentirla los moverá y tratará de dar pasitos hacia adelante. No permitas que cargue todo su peso, ni lo mantengas de pie por mucho tiempo; con diez segundos por ejercicio será suficiente para desarrollar su motricidad. Sin embargo, aún no es tiempo de que se mantenga en pie por sí solo.

  • 7. Sigue jugando

  • Permite que interaccione con juguetes que sean de diferentes tamaños, texturas y colores, porque ya puedo tomarlos, sostenerlos, soltarlos y jugar al “bebé lo tira, mamá recoge”; déjalo que lo haga, no te imaginas lo mucho que esto le divierte y favorece su motricidad.

  • Recuerda que mientras juegas con él y lo estimulas debes hablarle con ternura, llamarlo por su nombre, e incluso cantar. Si tocas sus manos dile que se llaman “manos”, o “pies”, o “dedos”. Si lo vas a sentar, dile: “Siéntate”, o si lo vas a girar, “A girar”. Recuerda que ya tiene un mejor dominio de sus cinco sentidos y gradualmente querrá aumentar la velocidad o la intensidad de los juegos. Cada niño es diferente, no lo apresures, deja que él decida el ritmo.

  • Advertisement
  • Ah, y un último consejo: disfruta el hacer estos ejercicios y juegos con tu hijo, nada vale más la pena que verlo sonreír y crecer junto a ti.

  • Para consejos sobre estimulación de bebés de 0 a 4 meses lee este artículo.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Comparte con tus amigos!

Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Tamaulipas y tengo dos diplomados, uno en Orientación Familiar y otro en Asistencia Social y Voluntariado y desde hace un año doy terapia psicológica mi email es plopezmtz@hotmail.com

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr