El poder de ser vulnerable con tu pareja

El ser vulnerable implica dar todo de ti, incluso aquellas partes que dudas que sean aceptadas o amadas; pero ése es su poder, pues cuando recibes amor a cambio, la recompensa de ser vulnerable no tiene precio.

58,884 views   |   115 compartido
  • En la relación con nuestra pareja pocas cosas proveen los beneficios que da el ser vulnerable. Pero, ¿a qué se refiere tal condición? El ser vulnerable, por su misma definición, implica ser susceptible al dolor. Y debido a nuestra condición humana es normal hacer lo posible para evitar sentir dolor, y ahí está el problema. La terapeuta Brené Brown, al respecto, ha afirmado: “Es imposible tener intimidad… es más, el solo hecho de amar siempre va a implicar la posibilidad del dolor y de sentirse defraudado; sin embargo, es solamente cuando estamos dispuestos a pasar por estas emociones que aprendemos a amar, que maduramos emocionalmente, que aprendemos a vivir”. Creo que “aprendemos a vivir”, y en este caso a amar a nuestra pareja, al decidir ser vulnerables, se trata de una decisión que implica valentía.

  • Ahora, ¿cuáles son algunas de las consecuencias de huir de la vulnerabilidad?: conflicto matrimonial, abuso, adicciones, distancia, poco gozo, poca satisfacción en la vida sexual, entre otras. Todas, aunque no sean consecuencia directa, están relacionadas con la cultura en general de la evasión del sentir y el vivir emociones vulnerables; esta se manifiesta en mensajes tales como: “nunca llores”, “sé valiente y deja de quejarte”, “nunca le demuestres qué tanto lo amas”, “si estás en lo correcto, nunca pidas perdón”, “que nunca te vea llorar”, “no demuestres que tienes miedo”, “dile que estás bien, aunque por dentro no sea así”. Todos estos mensajes son destructivos y no conducentes a una relación con verdadera intimidad, pues niegan y combaten la vulnerabilidad inherente en cualquier relación sana.

  • Aun así, muchas personas se preguntan cómo pueden combatir estos mensajes y ser vulnerables con su pareja; a continuación presento algunos consejos para poder conseguirla:

    1. Vocaliza todos tus sentimientos. Muchas veces nuestra pareja ha visto únicamente dos emociones en nosotros: felicidad y enojo. Pero, vamos a aceptarlo, sentimos muchas más, tales como tristeza, abandono, frustración, desesperación, vergüenza, pena, angustia, entre otras. Estas emociones son las que debemos vocalizar, pues nos acercan a nuestra pareja. Es muy diferente decir, “me siento triste por el comentario que hiciste", a “cómo me enoja cuando me hablas así”. Podría decir que en mi experiencia profesional 99 por ciento de las veces el enojo cubre otra emoción, y esta es la importante, pues se trata de la vulnerable; de modo que vocaliza y acepta todo lo que sientes.
    2. Actúa en contra de la corriente. Los instintos a veces nos traicionan y decidimos hacer lo que nos distancia de nuestra pareja, en lugar de procurar la cercanía. En estos casos rehusamos pedir perdón, o les dejamos de hablar al alejarnos, o al decir las palabras justas para lastimar. Te recomiendo que actúes en contra de la corriente –o de tus instintos– y hagas aquello que no quieres. No te puedo decir que esto sea fácil, pues requiere de mucho coraje, pero sí te garantizo que te sentirás mejor.
    3. Acude a tu pareja cuando lo necesites. En una cultura en la que se premia el ser independiente, no es sorpresa que las personas que acuden a su pareja para buscar ayuda sean cada vez menos. Este consejo va unido al de actuar en contra de la corriente: si te sientes tentada a llorar sola, busca a tu pareja; si necesitas ayuda, busca a tu pareja; si necesitas un consejo o consuelo, busca a tu pareja… La relación de pareja no fue hecha para que corras este maratón en solitario.
  • Advertisement
  • La decisión de ser vulnerable precisa de mucho coraje y determinación; pero los frutos de tal determinación no se pueden enumerar ni medir, pues las mejores relaciones y los mejores momentos en pareja se disfrutan cuando ambos están dispuestos a ser vulnerables. Te invito a que lo intentes y si fracasas, inténtalo de nuevo; si tienes miedo recuerda que es normal; si tienes dudas, ten presente que no las contestarás hasta que lo intentes. Y si ya experimentaste el amor de tu pareja al ser dulcemente vulnerable, te felicito.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Toma un momento y compártelo!

Denhi Chaney es egresada de la Universidad de Brigham Young con maestría en Terapia de Matrimonio y Familiar. Denhi también es esposa y madre de un niño. Puedes contactarla en .

15 cosas que tú y tu esposo deben hacer para evitar un divorcio, según los terapeutas

Estas 15 cosas sencillas, cambiarán el rumbo de tu matrimonio, de lo malo a una segunda y eterna Luna de Miel.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr