Encuentra a la pareja ideal según tu forma de amar

Se han clasificado cuatro estilos de amar de acuerdo con estudios sobre el cerebro de los enamorados. Según los resultados, se ha creado una teoría que puede ayudarnos a encontrar a la pareja correcta. ¿Te gustaría saber a cuál categoría perteneces?

35,896 views   |   37 compartido
  • ¿Te has preguntado qué es lo que hace que unas parejas sean exitosas y otras se conviertan en un desastre? Muchas personas duran toda una vida buscando a alguien que los haga sentir completos, mientras que otras la encuentran con suma facilidad. No es sencillo saber la razón. Algunos científicos se hicieron la misma pregunta, y dedicaron sus investigaciones a conocer la respuesta.

  • Ahora existe una teoría científica que se supone que ayuda a las personas a elegir una pareja de forma correcta, y se basa en el estilo de amar que cada uno tiene. Solo se puede conocer el tuyo (no he podido encontrar el test en español). Se han clasificado cuatro tipos: el negociador, el director, el constructor y el explorador, que a continuación explico:

    • El negociador. Está ligado al estrógeno (no importa el género, ya que todos los seres humanos compartimos las mismas hormonas en diferentes cantidades). El negociador es excelente para llevarse bien con la gente. Es intuitivo, nota los sentimientos de los demás con solo ver sus gestos, sus movimientos corporales o al escuchar su tono de voz. Le gusta analizar a profundidad las relaciones que lleva. No se aferra a una única idea. Tiene flexibilidad, así que se adapta con sencillez a la ambigüedad en una relación. Es diplomático, amigable, honesto y altruista. Maneja muy bien las palabras. Nunca contiene sus emociones. Por otro lado, no le gusta confrontar, por lo que a veces parece no tener carácter. Suele ser indeciso. Desea descifrar cada detalle de la relación y suele ser empalagoso. El negociador se lleva bien con el director. Si amas a un negociador recuerda que no son directos, por lo que será mejor que aprendas a leer entre líneas. No seas competitivo y no dudes en hablar de ti mismo. Les encanta escuchar tus opiniones y sentimientos. Sobre todo, enloquecerán si estimulas su imaginación.

    • El director. Está ligado a la testosterona (reitero, no importa el género). Es competitivo, racional y analítico. Toma decisiones rápidas. Entiende con rapidez cómo funcionan las máquinas. Puede ser bueno para la música. Tiene pocos, pero a la vez muy profundos, intereses. Es frío y selectivo con sus relaciones sociales. Posee tanta confianza en sí mismo que podría parecer arrogante. Cae con frecuencia en lo descortés por ser directo. Tiene escasos, aunque muy buenos amigos, gracias a su lealtad y dedicación. Es sumamente protector con los que ama. Solo debe recordar que mientras él ve el expresar emociones como un símbolo de debilidad, la otra persona puede pensar que es frío o carece de interés. El director se lleva bien con el negociador. Si amas a un director intenta hablar con lógica y claridad. No te subestimes (lo considera patético). Le gusta hablar de cosas trascendentales.

    • El constructor. Está orientado por la serotonina (sustancia ligada a la felicidad). Es tranquilo, divertido y muy sociable; precavido, aunque no temeroso. A veces le gana el pesimismo. Recuerda cada error del pasado. Es trabajador y metódico, pero demasiado estricto con los horarios, el orden y las reglas morales; llega incluso a ser intolerante. Ama su comunidad. Hace amigos con facilidad gracias a su lealtad y responsabilidad. El constructor necesita a otro constructor a su lado. Si amas a un constructor ten en cuenta que le gusta ser concreto y revela todo a detalle. Le gusta la persona ordenada y tranquila, como él. El constructor es proclive a buscar una pareja para toda la vida.

    • El explorador. Está orientado a la dopamina (hormona relacionada con la emoción). Busca lo novedoso y espontáneo. Siempre quiere amigos y lugares nuevos. La gente lo considera muy independiente. Es curioso y desborda energía. Su atención va de una cosa a otra con suma facilidad. Tiene un espíritu aventurero e impetuoso. Es simpático y divertido, pero también impredecible; es hedonista y lo aburre la rutina, por lo que no piensa demasiado en el matrimonio, aunque sí se enamora fácilmente. El explorador necesita a otro explorador junto a él. Si amas a alguien así, prepárate para vivir el romance un día a la vez. Sé flexible e inteligente.

  • Advertisement
  • El estudio fue llevado a cabo después de estudiar a un gran número de parejas que permanecían juntas y aun enamoradas después de 21 años de matrimonio. En los escaneos cerebrales se encontró que mostraban una gran actividad en regiones asociadas con la pasión y el amor. Sin embargo, eso no significa que en el futuro no puedan encontrarse otras combinaciones. A final de cuentas, lo más importante para que una relación sea duradera es todo el interés y el cariño que le otorguemos a nuestro compañero. Tal vez solo tengas que encontrar algunas maneras de demostrarle amor.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¿Te gustó esto? ¡Compártelo con tus amigos!

Myrna del Carmen Flores es maestra de inglés y madre de dos jóvenes.

Hasta que él no haga estas 5 cosas contigo, NO sabrás si él REALMENTE te ama

Descubre las 5 cosas que según los expertos, te darán la seguridad de que él llegó a tu vida para quedarse.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr