Solo para hombres: el olvidado arte de saber tratar a tu pareja

¿Cómo mejorar tu relación con tu esposa? Aquí hay algunas ideas que como hombre debes leer. Por supuesto, si quieres una terapia completa, lee este texto junto con tu pareja. Seguro que ella completará estas sugerencias.

107,054 views   |   677 compartido
  • Hay quien piensa que en cuestión de relaciones íntimas no debe haber fronteras o límites. Por ejemplo, en algunas publicaciones en las que se aconseja sobre cómo mejorar las relaciones maritales, se abordan solo temas como juguetes sexuales, sexo-servicios, posiciones, lencería, etcétera. Por lo general esas páginas se enfocan únicamente en el mero aspecto físico de la relación íntima, que muchas veces maneja, de manera implícita, que uno o su pareja debe tener un cuerpo perfecto, o que se deben experimentar de continuo nuevas posibilidades de placer. A ello respondo con una cita de Anaïs Nin: “Los placeres insanos quitan el gusto a los sanos”. Si me permites compartirte algunos consejos para mejorar las relaciones íntimas con tu esposa, serían estas:

  • Acaricia

  • Todos amamos a nuestra esposa y la acariciamos con ternura. Pero hay que tener cuidado de no solo darle palmadas en la espalda, como se acariciaría a la abuela. Debe haber una intención en la caricia, por algo las zonas erógenas de la mujer abarcan casi todo su cuerpo. Estudios demuestran que la oxitocina, conocida como “la hormona del amor”, se libera principalmente con el tacto. Y mucho ojo: en este momento no hablo solo de tu esposa: el abrazar, el acariciar, el besar: el contacto físico es la base del apego, de la atracción, del amor entre los mamíferos: esposa, hijos, padres... vaya: hasta con nuestra mascota. De hecho, algunos científicos tratan de hallar la píldora de la fidelidad. En buena medida, ésta se halla en las caricias que damos a, y recibimos de, nuestra pareja. La pareja que se acaricia con ternura desarrolla fidelidad el uno por el otro.

  • Admira a tu esposa

  • El erotismo está en la mente, no en el cuerpo. Siéntete privilegiado de tener el singular honor de complacer a tu esposa.

  • Expresa tus deseos y escucha los suyos

  • Es fundamental que aprendas a comunicarte con tu esposa con respecto a lo que anhelas o deseas, así como de aquello que no quieres que haya en sus relaciones sexuales. Si no hay comunicación en ese punto, si el pudor o el miedo al rechazo puede más que el deseo de satisfacción, el resultado será una GRAN frustración. Es vital que si alguno de los dos ve la intimidad como algo prohibido, malo, sucio, elimine esos conceptos de su mente, o esa relación acabará por desaparecer. Ahora, tres reglas en cuanto a ese tipo de comunicación: # 1. Tenerla en el momento adecuado. No hagas esas sugerencias cuando ya están en la cama. No se vale que a mitad del escarceo alguien diga, “Hay algo que quisiera que cambiaras”. Es un tipo de charla que requiere preparación del terreno –cuando ambos estén de buen humor– y tocar, además, el tema con cuidado. 2. No critiques la manera en que tu pareja hace el amor. Conozco algunos casos en los que una mala crítica o la burla de una esposa provocó tal vergüenza en el esposo que, por mucho tiempo, no pudo tener una erección. Pocos golpes pueden ser tan duros a la autoestima que los que se dirigen en este sentido, así que, mucho cuidado con las palabras. 3. Acepta un “no” como un mandamiento. Si tu esposa considera humillante, indigno o pecaminoso algún deseo tuyo, dialógalo con un sincero deseo de entender. Si tu pareja se sigue sintiendo incómoda, bórralo de tus anhelos. Nunca presiones u obligues a tu pareja a hacer algo que ella no desea hacer.

  • Advertisement
  • Cuida tu aspecto físico

  • No solo procura mantenerte en forma haciendo tanto ejercicio como puedas, incluso, junto con ella, sino también la manera en que vistes: si estás siempre de playera y pants, si hueles a sucio, o eres desaliñado, es muy difícil que tu pareja pueda sentir atracción por ti. Busca en todo momento ser un atractivo visual para tu pareja. No, no para otras mujeres: para tu pareja.

  • Disciplínate

  • Hecho indiscutible: el amor tiene un aspecto volitivo. No se trata de “tener ganas” de tener relaciones íntimas, sino de iniciativa, de propiciarlo, de buscar generar placer en la esposa, por el bien de ella, de uno mismo, de la relación.

  • Sé espontáneo

  • Nuestro cerebro es “flojo”. Le encanta crear rutinas para evitar esfuerzo, y eso lleva a la monotonía. No enciendas el piloto automático en tu casa con tus hijos, en la relación con tu esposa, bajo las sábanas. Sé creativo incluso en las más pequeñas cosas. Sorprende con pequeños detalles a tu esposa. No seas aburrido: busca siempre ese sexo bueno, limpio, divertido y creativo, que nace del amor y genera todavía más amor.

  • Sé romántico con tu esposa

  • ¿Recuerdas tu primera cita con ella? Lo más hermoso de esa ocasión –me imagino– era la sensación de expectativa. El nerviosismo de que no sabías qué era lo que iba a pasar después, el descubrimiento. Dedica un tiempo a renovar eso: salgan a caminar a un parque, a tomar un helado, a bailar juntos, a estar los dos juntos, solos, sin hijos.

  • Un GRAN relación requiere un GRAN tiempo

  • Dedícale tiempo a tu esposa, no únicamente los últimos minutos del día, cuando ambos ya están cansados. Reserva tiempo para la intimidad y el amor como un aspecto esencial en tu agenda, independientemente de la vida acelerada que llevemos. No hablo de que “todos los viernes a tal hora, tenemos que tener un momento romántico”: no somos máquinas programables. Pero ambos planeen salidas, que pueden ser sencillas, con el enfoque de dedicar tiempo a nuestra esposa, lo cual es vital para que nuestra relación se mantenga sana.

  • Advertisement
  • Tengo para mí que la sexualidad desenfrenada, sin límites, en búsqueda constante de nuevos horizontes, por lo general lleva al hastío, la perversión o la vacuidad. Una relación marital, en cambio, que sea una constante muestra de amor y que tenga por objetivo no la autosatisfacción, sino el hacer feliz a nuestra pareja, es algo que nos ennoblece como seres humanos, fortalece el matrimonio y hace de la vida una delicia constante. Y tú, ¿estás de acuerdo conmigo?

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¿Te gustó esto? ¡Compártelo con tus amigos!

Oscar Pech ha dedicado su vida a la enseñanza, la lectura, la escritura y la capacitación en diferentes partes de la República mexicana. Es una persona profundamente comprometida con la familia y los valores morales.

Sitio Web: http://oscarpech.blogspot.mx/

Hasta que él no haga estas 5 cosas contigo, NO sabrás si él REALMENTE te ama

Descubre las 5 cosas que según los expertos, te darán la seguridad de que él llegó a tu vida para quedarse.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr