Ideas para evitar las pequeñas fugas en tu presupuesto y tener finanzas más sanas

¿Eres de los que siente que a pesar de no gastar tanto, tu dinero desaparece misteriosamente? Quizá no te has dado cuenta pero estás siendo víctima de los llamados "gastos hormiga". No dejes que tu dinero desaparezca.

12,877 views   |   23 compartido
  • ¡Lo admito!, por mucho tiempo he tenido problemas para controlar mis finanzas personales. Por más que intentaba ordenar mis ingresos y gastos había quincenas en las que apenas me alcanzaba para sobrevivir. Sin embargo, desde hace algunos meses he puesto más atención a mi dinero, con el objetivo de salir de vacaciones a finales de verano. Y ¿sabes qué noté?, que muchos de mis gastos se trataban en realidad de compras innecesarias. Mira cómo los gastos hormiga se vuelven arañas patonas, que difícilmente nos quitaremos de encima.

  • Así que si eres de los que tampoco sabes a dónde va tu dinero, te contaré de mis descubrimientos:

  • El primer gasto del día era el té o chocolate caliente de cada mañana. Me detenía a comprarlo en alguna cafetería (la mayoría de las veces acompañado de una galleta o pastel). En sí, el gasto no resultaba tan evidente, pero a la semana la cantidad se vuelve significativa y ni qué decir si lo multiplicamos por un mes o por un año.

  • De modo que para ahorrar decidí preparar las bebidas en casa y llevarlas en un termo. Una caja de bolsas de té y un bote de café me rinden para mucho tiempo. De esta forma empiezo el día bien despierta, y mantengo algunas monedas en mi cartera.

  • Otro gusto en el que se iba el dinero eran los postres. Al terminar la comida se me antojaba un helado, un caramelo o una malteada y lo compraba, total, era algo que podía pagar; pero estos gastos inútiles suman una cantidad nada despreciable que bien puedo utilizar en pagar mis servicios, transporte o simplemente para ahorrar. De vez en cuando está bien consentirse, pero el hacerlo diario lo resentirán mi bolsillo y mi salud.

  • El agua embotellada es otra fuga de dinero. Sí, debemos mantenernos hidratados, pero en lugar de comprar una botella que con toda seguridad terminará en la basura ese mismo día, opté por cargar un vaso en mi bolsa. Los hay de materiales muy resistentes y de todos tamaños, lo que representa un ahorro considerable y una ayuda al medio ambiente.

  • Mi gusto por leer también se convirtió en un despilfarro de dinero. Está bien informarse y entretenerse con revistas y periódicos, pero si lo que buscas es ahorrar, es momento de aprovechar al máximo la internet. La mayoría tenemos un plan de datos y pagamos también por una conexión en casa, así que mejor usarla más allá de las redes sociales y leer las noticias, un buen reportaje o hasta un libro. Esto, además de ahorrarnos bastante dinero, de igual forma contribuye al cuidado del planeta al utilizar menos papel.

  • Advertisement
  • Durante mi búsqueda me encontré con otro gasto que solo hacía por flojera: lavar el automóvil; a pesar de que podría aprovechar mi día de descanso para dedicarle un par de horas al coche, prefería pagar al menos una vez a la semana para que alguien lo lavara.

  • Por último están las propinas. Al menos en México, la cultura de entregar dinero está muy arraigada, ya sea al mesero, a quien nos ayuda con las bolsas del súper, a quien nos auxilia a estacionarnos, a quien pide limosna… la lista puede ser interminable. Está bien ayudar a otros, pero si quieres ahorrar olvídate de las propinas generosas cuando sales a comer, o evita los servicios innecesarios para no hacerles perder su tiempo ni tu dinero. En el caso de las limosnas, puedes optar por ofrecer comida o ropa que no uses y que para ellos pueden ser de gran utilidad.

  • Estos son algunos ejemplos de compras inútiles, pero que al ser económicas no reparamos en la cantidad tan grande que pueden llegar a representar y que bien podrían usarse para el fondo de ahorro, para emergencias o incluso para pagar unas vacaciones.

  • Así que es momento de atender nuestras finanzas y eliminar estos gastos innecesarios. Quizá al inicio te costará trabajo, pero todo es cuestión de que te des el tiempo para saber en qué se va tu dinero y pensar antes de realizar cada compra. Poco a poco se convertirá en un hábito que tu economía agradecerá.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Toma un momento y compártelo!

Lizette Morante es mexicana y egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Entre sus pasatiempos están leer, escribir, los deportes y disfruta mucho estar con su familia y su perro.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr