¿Quieres que tu lista de propósitos de año nuevo, ahora sí se cumpla?

Dicen que la definición de locura es hacer lo mismo siempre, esperando un resultado diferente. Les propongo hacer de nuestros deseos de año nuevo un proyecto navideño, y así convertir deseos en objetivos logrados.

6,708 views   |   17 compartido
  • En pocas semanas estaremos abrazando un nuevo año; 365 días de vida que dejamos atrás, para dar paso a 365 nuevas oportunidades de hacerlo mejor. Más allá de las fiestas, adornos y regalos, es importante que veamos este fin de año —y de todos cuántos nos toque vivir— como un punto final para todo lo que nos daña, y un punto y seguido para eso que llena de luz y grandeza nuestra vida.

  • Nuevos comienzos

  • Desde los olmecas, y en todo Mesoamérica, existía una celebración que acontecía cada cincuenta y dos años, llamada "El fuego nuevo": era la oportunidad para reiniciar la vida, festejando que el quinto sol no se había acabado. La idea era que si pasado ese tiempo el mundo no acababa tenían ante sí una nueva oportunidad, la ocasión de vivir un nuevo ciclo lleno de nuevas esperanzas.

  • No es necesario esperar tanto para plantearnos o replantearnos metas, sueños, deseos: en realidad cada momento que vivimos es una oportunidad. Aunque claro: no es menos cierto que los fines año revisten un simbolismo diferente, más a tono con la idea de nuevos comienzos, pues luego de las 12 de la noche del último día del último mes, el contador vuelve al principio para escribir sobre las mismas hojas, cosas diferentes.

  • Y pese a ello, es típico, que hagamos nuestra lista de deseos para acompañar con las uvas y el brindis, para que rara vez la llevemos a buen término. Es más, muchas veces no la volvemos a ver después de la primera quincena de enero.

  • Comprometernos en público

  • La intención hoy es alentarnos a poner en marcha acciones que nos ayuden a romper con esa dinámica malsana de no preocuparnos porque eso que queremos pase de ser un pensamiento a una realidad en nuestras vidas, y qué mejor modo para estas fechas, que hacerlo en familia. Así es: un excelente primer paso para hacer que los deseos de año nuevo se cumplan, es hacer de los mismos, un proyecto navideño familiar.

  • Por lo general nos guardamos nuestros planes, pero ¿qué tal si para variar fijamos metas juntos? ¿Qué tal el 24 de diciembre, mientras esperamos que esté la cena?

  • Lo siguiente que debemos tomar en cuenta, es no hacer una lista de deseos de relleno, sino cosas que realmente deseas que pasen en tu vida y que sabes que con un poco o un mucho de esfuerzo puedes lograrlas, pues nada inspira y alienta más que tener sueños. Ahora, ¿cómo fijar estas metas familiares?

  • Advertisement
  • Da un paso a la vez

  • Benjamín Franklin, en su obra El libro del hombre de bien, nos da una serie de recomendaciones para cambiar nuestra vida paso a paso. Una de ellas, es que no te fuerces, o que sientas que tienes que llegar a doce objetivos; es mejor sólo proponerte unas pocas metas, pero con las cuales estás dispuesta o dispuesto a comprometerte, o muchas más, pero por las que vayas a luchar.

  • Ponte límites de tiempo

  • También no olvides ponerte topes de tiempo para lograrlas y prémiate cada que hayas alcanzado un objetivo, de esa manera no te distraerás e incrementaras las posibilidades de éxito, así mismo no olvides poner tu lista en un lugar visible y revisarla cada tanto.

  • Establece una red de apoyo

  • Otro punto importante es compartir dichas metas; pedir ayuda a tus seres queridos para que sean tus cómplices y tu grupo de apoyo, no sólo tendrás la mejor de las porras: el compartir metas implica la unidad familiar y hará que lo que en un inicio empezó como un proyecto de una noche familiar se convierta en un objetivo en común.

  • Ora

  • Quizá les pueda parecer que me salgo del tema, y no importa la religión que profeses: la idea es que seas consciente de tu espiritualidad y des gracias a la vida por lo que eres y tienes, solo siendo conscientes de que hay Alguien por encima de nosotros, de quien dependemos, y al estar agradecidos a Él, hace que estemos en posición de aspirar a nuevas cosas.

  • Prepara

  • No des nada por sentado, recuerda que lo que vale la pena requiere tiempo, esfuerzo y un plan para lograrlo, así que haz un listado de lo que debes hacer para conseguir tus sueños, de ese modo completarás el proceso, sé tu propio project manager, aprenderás algunas cosas de ti mismo y qué tan comprometido estás con tus deseos.

  • Esfuérzate desde hoy

  • No vivas tu vida en función del mañana, suena trillado, pero no por ello menos cierto. Como dijo Tagami Kikusha: "El ayer pasó y el mañana es todavía incierto", esta frase encierra toda la verdad de nuestra existencia, lo único que tenemos seguro es este instante, depende de nosotros hacer que valga.

  • Advertisement
  • Haz que tus sueños sean tu motor

  • Por ello te recomiendo, te pido, te suplico que realices todas esas cosas que te hagan feliz y que te acerquen a tus sueños hoy, ahora y repítelo una y otra vez todos los días, cuando llegues al final del camino de la vida te agradecerás enormemente haberlo hecho.

  • Una vez más: comparte con tu familia esta nueva dinámica, conviértela en una tradición, en un ritual navideño que además de unirles, sea una oportunidad para fomentar el autoanálisis, dónde estás y dónde quieres estar. Por lo demás solo resta desearte felices fiestas y recuerda que todo inicia con una idea, un deseo y un primer paso para lograrlo.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Toma un momento y compártelo!

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.

8 razones, a veces olvidadas, por las que debes de visitar a tus padres y abuelos

Lamentablemente, no siempre hay un mañana para hacer lo que no hicimos hoy; viaja al fondo de tu corazón y redescubre por qué no puedes posponer más esta visita.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr