¿Eres una esposa fácil de amar?

¿Le das a tu esposo razones para presumirte con todos sus amigos? Para ser sinceros, no soy siempre este tipo de esposa, y estoy segura que hay muchas otras como yo. ¿Eres una esposa fácil de amar?

63,852 views   |   6 compartido
  • Seamos realistas: a veces el matrimonio es difícil. Hay días en los que tú y tu cónyuge no pueden ponerse de acuerdo en nada: hay una montaña de ropa para doblar, los platos se apilan en el fregadero, hay facturas pendientes a pagar esparcidas en la mesa y un bebé llorando por atención. En estos momentos es muy difícil sentir amor hacia los demás. Me avergüenza decir que en esos instantes muchas veces desquito mis frustraciones con mi esposo. Como si las cosas no fueran ya lo suficientemente difíciles para él, todavía hay que sumarle a una esposa impaciente culpándolo de todo lo que ha ido mal.

  • ¿Eres una mujer que es fácil amar? ¿Le das razones a tu esposo para presumirte con todos sus amigos? Sé que no siempre soy esa clase de mujer, y estoy segura de que hay muchas otras como yo. Contesta esta pequeña serie de preguntas y evalúa qué tan fácil eres de amar basándote en tus experiencias y acciones. Considera contestarte a ti misma con respuestas como: "siempre", "casi siempre", "a veces" o "nunca".

  • 1. ¿Le das crédito a tu marido por todo lo que hace para ayudar en la casa?

  • A toda persona le gusta ser reconocida, y tu esposo no es la excepción. Asegúrate de observar y apreciar los pequeños o grandes detalles que tiene como: meter la ropa a la lavadora, barrer la sala, jugar con tu hijo pequeño para que puedas terminar la cena sin interrupciones, y darle gracias por cada acción. Lo más seguro es que si se lo agradeces lo hará de nuevo.

  • 2. ¿Le dices a tu esposo que lo amas?

  • Y no estoy hablando de una respuesta automática: "Yo también te quiero", después de que él te dice que te ama o un "Te quiero" cuando estás a punto de dormirte. Estoy hablando de un momento intencional cuando le das un abrazo o un beso, lo miras detenidamente a los ojos y le dices con honestidad: "Te amo". A los hombres les gusta escuchar esto tanto como a las mujeres.

  • 3. ¿Le ofreces actos de servicio?

  • Los hombres también tienen días difíciles, preocupaciones y frustraciones con la misma frecuencia que las mujeres, pero no siempre son tan comunicativos al respecto. Cualquier pequeño acto de servicio que puedas hacer para demostrarle a tu esposo cuánto lo aprecias le alegrará el día y le hará la carga más ligera: dale un masaje en la espalda, cocina su comida favorita, cualquier detalle que puedas tener con él cuenta. No hay nada más gratificante que recibir la mirada amorosa de sorpresa y de gratificación en los ojos del hombre al que amas después de sorprenderlo con algo.

  • Advertisement
  • 4. ¿Tienes abiertas las líneas de comunicación?

  • No sufras en silencio cuando algo te molesta. Esto puede ocasionar que te cierres con tu marido emocionalmente, que él se pregunte qué hizo mal para que estés enojada y crear un problema aún más grande. Asegúrate de que tu marido sabe lo que está pasando en tu vida y lo que pasa por tu mente. De esta manera él puede cambiar el comportamiento ofensivo o ayudarte a lidiar con lo que te está causando el estrés.

  • 5. ¿Aceptas sus elogios?

  • Las mujeres tienen dificultad para aceptar elogios, porque a menudo sienten que no los merecen. Lo más probable es que tu marido realmente está siendo honesto contigo cuando te dice que le gusta cómo te arreglaste tu cabello o tu elección de ropa para salir. Pero si haces de una costumbre no aceptar sus elogios o cumplidos o no lo tomas en serio, lo más probable es que deje de hacerlo en el futuro.

  • 6. ¿Le pides su ayuda?

  • A los hombres les gusta sentirse necesarios. Una manera que tienen de demostrar su amor por sus esposas es ayudar cuando se les necesite. Si él no está ocupado, enfermo o muy estresado trabajando, no tengas miedo de pedir su ayuda con los niños, la cena o la limpieza del hogar. Esta es otra forma en la que él puede demostrarte lo mucho que le importas.

  • ¿Cuál fue tu resultado después de leer estas preguntas? Si tus respuestas son "siempre" o "casi siempre" en la mayoría de las preguntas, puedes estar segura de que estás haciéndole fácil a tu esposo el poder amarte. Las preguntas que contestaste con "nunca" te pueden dar ideas sobre cómo mejorar y cambiar para bien en tu matrimonio. Estoy segura de que la puesta en práctica de esas ideas bendecirá a tu familia y a tu matrimonio.

  • (Traducción y adaptación de Miriam Aguirre, del original de Katie Nielsen: Are you a wife who is easy to love?. Publicado con permiso del autor).

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Si te gustó este artículo, compártelo ...

Miriam Aguirre nació en México D.F. y actualmente vive en Argentina. Tiene un título en Educación Infantil. En su tiempo libre disfruta de leer novelas románticas, caminatas con su esposo y jugar con sus dos hermosas hijas.

Aeroméxico (sin saberlo) transporta el polizonte más escalofriante de la historia y las redes estallan

Un viajero inusual que no tuvo que pagar boleto hizo de la experiencia de algunos pasajeros, un viaje único con una de las líneas aéreas más importantes del mundo.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr