Quiero un parto sin anestesia epidural, ¿cómo lo logro?

¿Sabías que tienes todas las herramientas necesarias para poder lograr un parto natural?

3,858 views   |   9 compartido
  • Por siglos, las mujeres dieron a luz sin ningún tipo de narcótico. Como se dice en mi querida tierra, México, dieron la luz a la "mexicana," es decir, ¡solo con mucho valor! Las cosas empezaron a cambiar hace unos cuarenta años, cuando médicos empezaron a crear formas para que la mujer no sintiera dolor, o bien que éste disminuyera durante el trabajo de parto. Hoy en día, en esta parte del mundo, es muy difícil conocer alguien que haya elegido tener un parto sin ningún tipo de anestesia, y la mujer que lo decide se enfrenta con demasiados comentarios negativos que llevan a muchas a dudar de su capacidad para hacerlo.

  • No lo voy a negar: al principio, con mi primer hijo jamás pensé en tener un parto natural. Asumí que no había necesidad de sufrir y pronto me vi con unos médicos que hacen anestesia epidural en más del 90% de las mujeres que tienen su bebé con ellos. Sin embargo, mi esposo y yo decidimos tomar unas clases antes del nacimiento de nuestro hijo, para informarnos acerca del proceso de trabajo de parto, algunos datos sobre la anatomía humana y cuidado de un bebé recién nacido. Tras la primera clase, nos dimos cuenta de que la maestra era muy "pro partos naturales", y que la información que nos estaba dando aplicaba más para la mujer que no iba a tener anestesia. No puedo negar que después de esa primera clase sentí el gran deseo de poder hacer algo así, algo dentro de mí me decía que mi cuerpo estaba perfectamente hecho para tal tarea. Aun así no dije nada, por miedo que mi esposo pensara que estaba loca. Entenderás la sorpresa que me llevé cuando, de regreso a casa, mientras él manejaba me dijo:

  • —No tengo duda de que tú podrías hacerlo.

  • —¿Hacer qué?— le pregunté.

  • —Un parto natural. Claro, no digo que tengas que hacerlo, es tu decisión; pero no tengo duda de que, si quisieras, lo harías sin problema alguno.

  • Y así fue que rápidamente decidimos que queríamos un parto natural, tras escuchar todos sus beneficios y sentir el gran deseo de dejar que mi cuerpo hiciera lo que sabe hacer, de forma innata. Ahora, tras haberme preparado para tal evento te puedo decir que se precisa de determinación y mucha constancia, pues un parto natural es como correr un maratón: tienes que "entrenar" durante todo tu embarazo. Comparto contigo algunas cosas que debes empezar a hacer si estás deseando un parto natural:

  • Ejercicio diario

  • Existe una razón por la cual se llama "trabajo" de parto, y es que precisa de toda nuestra energía y concentración; por ende, no podemos llegar a él con nuestro cuerpo en malas condiciones. Que sea tu meta hacer ejercicio diario: caminar, nadar, practicar pilates y yoga son excelentes opciones para cualquier mujer embarazada. Procura concentrarte en la fuerza, estabilidad y músculos que tienen tus piernas, pues son las que harán la mayor parte del trabajo.

  • Advertisement
  • Poder mental

  • Así como es esencial que tu cuerpo esté saludable, es igual de importante que tu mente esté preparada para las sensaciones que vas a experimentar. No pienses en desde ahora que no tendrás la fuerza para hacerlo, piensa TODOS los días que tu cuerpo es totalmente fuerte y capaz de hacer esto. Si te pones a leer e investigar, te darás cuenta de que tu cuerpo esta específicamente diseñado para el embarazo y para después traer al bebé a este mundo. Nunca dudes de ti.

  • Come sanamente

  • Para tener un buen parto, tu cuerpo necesita estar fuerte. Para ello, hacer ejercicio no es suficiente: necesitas una dieta saludable y suficiente, este no es el momento para pensar que estás subiendo de peso. Aparte de las famosas frutas y verduras, tu cuerpo necesita dos cosas, más que nada: proteína y agua. Procura comer proteína con cada comida –los huevos son una excelente opción– y tomar mucha agua.

  • Ve con el médico adecuado

  • Necesitas de un médico que te apoye en tu decisión de un parto natural, pues lo menos que quieres es estar peleando con tu médico cuando estás a punto de traer a tu bebé a este mundo. Así que entrevista a varios y busca uno que respete tus decisiones y no te presione a recurrir a la anestesia, si tú ya has decidido que no la vas a usar.

  • Un parto natural es precisamente eso: natural. Se ha hecho por siglos y tienes las herramientas para lograrlo, si tú así lo decides y te lo propones.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Léelo, vívelo, compártelo!

Denhi Chaney es egresada de la Universidad de Brigham Young con maestría en Terapia de Matrimonio y Familiar. Denhi también es esposa y madre de un niño.

Descubre cuál es tu verdadera personalidad como MAMÁ y sorpréndete con nosotros

Increíblemente, las mujeres tenemos una personalidad como mamás y una como mujeres. Descubre quién eres como mamá.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr