Sé feliz contigo y para ti

"La felicidad es íntima, no exterior, y por lo tanto no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos". Henry Van Dyke

10,827 views   |   5 compartido
  • No sé si siempre fue así, pero es lo común que hoy día vivamos en un estado de constante sacrificio, sin disfrutar el momento con la esperanza de que solo a través de la realización de nuestros objetivos materiales seremos felices. Y así pasan años, padeciendo el ahora ilusionados con que mañana, cuando obtengamos lo que queramos, seremos felices. Y pasa como cuando caminamos con la luz dando sobre nuestra espalda, que hace que la sombra se proyecte delante nuestro y por más que avanzamos, nunca coincidimos con ella.

  • Tener metas en la vida es lo más deseable, pues estas nos otorgan un propósito y con ello la voluntad para avanzar en la vida. Sin embargo, cuando otorgamos a esas metas el poder de definir lo que somos como seres humanos, cómo nos vemos a nosotros mismos, y determinar incluso nuestros estados de animo, lo más seguro es que con ello iniciemos una espiral de insatisfacciones emocionales, que más temprano que tarde terminarán por dañar nuestra calidad de vida.

  • ¡No dejes para mañana la vida!

  • Tanto el tiempo pasado, como el tiempo futuro, dependen de cómo vivamos en cada momento el presente. Pues, lo que hicimos cuando el pasado fue presente, como lo que hagamos de nuestro presente para el futuro, marcarán toda la diferencia de nuestras circunstancias actuales, cualquiera que sea el momento en que eso ocurra.

  • La vida pasa, incluso a pesar nuestro, y toda acción o la falta de acciones son una decisión que marcará la forma en qué vivimos. Si crees que por mantenerte estático podrás evitar que las cosas pasen, debes saber que no será así: tarde o temprano todas nuestras decisiones nos alcanzan, para bien y para mal. Lo mejor entonces es ser partícipes activos de nuestra vida.

  • Mi esposo me decía sobre un afamado jugador de fútbol, que este chico hacía sus mejores jugadas cuando simplemente se dejaba llevar, cuando aprovechaba las oportunidades. Por el contrario, cuando pretendía ser muy "técnico" y la pensaba demasiado, por lo general terminaba fallando los tiros.

  • Creo que algo así nos sucede en nuestra vida diaria: subestimamos nuestros talentos y, por consiguiente, le damos la espalda a las oportunidades en el deseo de apostar a lo seguro y no fallar. Cuando esto hacemos, en general ocurre lo contrario, terminamos errando. En vez de confiar en nosotros mismos confiamos en aspectos externos, sobre los cuales verdaderamente no tenemos ningún control. La vida es, mientras estamos vivos. Pero vivir es aprovechar para bien esa existencia, ¡y no es tan difícil, créeme! Puedes empezar a hacerlo, siguiendo algunos de los siguientes consejos:

  • Advertisement
  • ¡Quiérete!

  • No es tan complicado, mírate a ti mismo con amor, concéntrate en lo que te gusta de ti, y procura resaltar ese aspecto de tu persona con el que te sientes más a gusto. Si es un atributo físico, haz que se note, si es una destreza, aliéntala; si es tu cabello, ¡suéltalo! Si no hay algo en ti misma con lo que, de momento, te sientas a gusto, entonces piensa en qué te gustaría que fuera diferente. Investiga qué puedes hacer para conseguirlo y pon manos a la obra.

  • No te aferres a lo que no puedes cambiar

  • Si algo te atormenta, pero ya no hay manera de cambiar esa situación, lo mejor es dejarla atrás. Si la llevas todo el tiempo en tu mente, te atormentarás sin ningún beneficio.

  • No veas los problemas como problemas

  • Hay una frase que reza: "No te preocupes, ¡ocúpate!". Si ves una situación como un problema, lo más seguro es que te asustarás, te intimidará. Pero si te concentras en cómo solucionarlo, tu cerebro no se permitirá caer en el pánico.Por ejemplo, imagina que no tienes gas en casa y debes preparar la comida. No pienses: "No tengo gas y yo quería hacer frijoles", piensa "No tengo gas, entonces lo mejor es preparar una ensalada". El problema es el mismo, pero si piensas en la solución, evitarás sentirte agobiada.

  • Agradece la vida que tienes y todas sus posibilidades

  • Quizá te rías de mí, pensarás: "Que fácil es para ella". Te diré algo: dudo mucho que la vida sea fácil para cualquiera, todos tenemos disgustos y preocupaciones. La razón por la que te pido que seas agradecido por tu vida, es que al hacerlo no darás espacio en tu mente para detenerse en lo malo de tu existencia. Tu cerebro no tiene sentido del humor, así que, si tú le dices a tu mente que tu vida es mala, lo tomará literal y lo único que te repetirá será eso: que tu vida es mala.

  • Procura ayudar a los demás

  • Es curioso, pero cuando ayudamos a otros, por lo general pasan dos cosas: la primera es que nos sentimos complacidos con nosotros mismos, la segunda que nos olvidamos de nuestros propios problemas. Y, por si fuera poco, convertimos el mundo en el que vivimos en un lugar mejor.

  • Se amable

  • "Nobleza obliga", dicen por ahí, y en lo personal creo que es así. Cuando somos amables lo más seguro es que forcemos a que sean amables con nosotros. Es tan fácil hacer sentir bien a las personas, a veces sólo basta una sonrisa o un tono de voz.

  • No busques la felicidad en las cosas materiales

  • Allí no la encontrarás: la felicidad es un estado de ánimo, es una actitud, una decisión. Las cosas materiales mejoran nuestra calidad de vida, pero nada más. ¿De qué sirve un teléfono, si no tienes a quién llamar? ¿De qué sirve un coche, si no sabes dónde ir? ¿De qué sirve una vida, incluso con todas las comodidades, si no tienes con quién compartirla?

  • Advertisement
  • ¡Deja de quejarte!

  • Si no estás dispuesta a hacer algo para cambiar la circunstancia de vida que te molesta, entonces no te quejes. Es como esas personas que todo el tiempo nos lastiman y luego llegan con un "Lo siento". ¿De qué sirve que lo sienta, si no hace nada para cambiarlo? Al final parecerá burla, y ni los otros ni tú misma te tomarás en serio.

  • Vivir es pasar por cosas buenas y malas, a veces habrán más de unas que de otras, pero si insistimos en regodearnos en lo malo, nos hundiremos en la tristeza, el desasosiego y la desesperanza. Lo bueno de la felicidad es que, a diferencia de muchas otras cosas, está en ti: mírate por dentro, descúbrete y atrévete a ser feliz contigo y para ti.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Léelo, vívelo, compártelo!

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.

8 formas INFALIBLES para ahorrar por esas vacaciones que tú y tu familia se MERECEN

Los mejores secretos de la boca de los expertos para que cuando lleguen las vacaciones, las de tu familia ya estén pagadas. ¡Sólo te quedará empacar y DISFRUTAR!

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr