¿Será que ya estoy en trabajo de parto?

Ayer creías que ya venía el bebé, pero no fue así. Hoy estás como si nada, pero cada sensación de tu cuerpo te pone en alerta máxima. Te platico unas claves para darte algo de calma acerca de "cuándo

3,517 views   |   compartido
  • El saber si ya estás en trabajo de parto es toda una odisea para mamás primerizas, aunque también lo es de cierta forma para aquellas que ya han tenido un bebé, puesto que cada embarazo es diferente. Se acerca la fecha y prestas atención a cada sensación y movimiento de tu cuerpo, y muchos momentos piensas que ya: ése es el día, sólo para darte cuenta de que no es así y aun tienes que esperar un poco más.

  • Si la paciencia no es tu fuerte, el esperar que llegue tu bebé te fuerza a desarrollarla, puesto que en realidad es sano y "normal" que un bebé llegue dentro del espacio entre las 37 y 42 semanas de embarazo. Son cinco semanas en las que no te queda más que seguir con tu vida hasta que tu cuerpo decida que ha llegado la hora.

  • Para todas aquellas que quieren señales más concretas, aquí les presento las señales posibles, preliminares y definitivas de que ya estás en trabajo de parto.

  • Posibles síntomas de trabajo de parto (ya falta poco pero aún no)

    • Sientes cólicos que pueden ser continuos o intermitentes (la misma sensación que cuando viene tu periodo).

    • Sufres de diarrea sin importar lo que comas (asociado con las prostaglandinas que preparan el cuerpo para el verdadero trabajo de parto).

  • Síntomas preliminares de trabajo de parto (señales de progreso asociadas con lo que sucede días antes del verdadero trabajo de parto)

    • Sientes una nueva ola de energía, y te pones a "preparar tu nido".

    • Contracciones que no progresan en su nivel de dolor ni frecuencia y son irregulares.

    • Dolor de espalda baja que no está asociado con dolor muscular.

    • Un sangrado ligero.

    • Salen gotas provenientes de tu líquido amniótico.

  • Señales definitivas de trabajo de parto

    • Contracciones que progresan: más largas, más fuertes y más cercanas la una de la otra conforme pasa el tiempo. Se describen como fuertes y dolorosas en el abdomen, la espalda o los dos.

    • Se te rompe la fuente: el líquido es mucho más que simples gotas.

  • Cualquiera que sea tu caso recuerda que cada embarazo es diferente y que tu cuerpo tiene la sabiduría para saber cuando ya está listo para empezar el trabajo de parto. Con todo lo que sientes y la impaciencia de este periodo, intenta disfrutar de las últimas semanas y confía que cuando llegue el momento estarás lista y llena de dicha que pronto tendrás a tu bebé en brazos.

  • Advertisement

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Haz clic abajo para compartir

Denhi Chaney es egresada de la Universidad de Brigham Young con maestría en Terapia de Matrimonio y Familiar. Denhi también es esposa y madre de un niño.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr