Expertos te GARANTIZAN que tu matrimonio no se hunda. ¿Quieres saber cómo salvarlo?

¿Sientes que tu matrimonio hace agua? No te preocupes: verdaderos eruditos nos aconsejan con gran seriedad sobre cómo mantenerlo a flote.

75,614 views   |   83 compartido
  • El RMS Titanic es quizás el barco más famoso de la historia. No fue el más grande, el más lujoso o el más veloz: su fama se debe a que se le consideraba un palacio flotante imposible de hundir, y naufragó al navegar por aguas tranquilas en su viaje inaugural en 1912, por una serie de errores humanos basados en la soberbia. Los expertos en relaciones familiares encuentran cada vez mayores semejanzas entre muchos matrimonios comunes y el Titanic, por lo que la Universidad Popular de Ámsterdam (UPA) ha dado a conocer cuatro alertas que pueden prevenir el hundimiento de tu matrimonio. A continuación encontrarás sus principales descubrimientos, aplicables a ambos sexos:

  • Alerta: Torre de Babel

  • Se da cuando deja de haber una comunicación honesta y abierta entre el capitán del barco y el copiloto. PRECAUCIÓN: la UPA indica que es altamente contagiosa. Debe ser tratada a la primera señal de infección.

  • Síntomas

    • Tendencia a buscar un doble significado en las palabras de tu pareja.

    • Ambos se quejan de incomprensión.

    • Incremento en la dificultad de expresar en forma verbal tus sentimientos.

    • Pérdida de gestos íntimos, contacto de ojos y bromas privadas que solo ustedes dos entienden.

    • Dificultad creciente para encontrar tema de conversación con tu esposa.

  • Estados avanzados

  • (léase: todo lo que digas SERÁ usado en tu contra):

    • Dificultad para desarrollar una conversación que no termine en discusión.

    • Largos silencios.

    • Incapacidad para relajarte con tu esposa... la conversación no avanza y es repetitiva o vacía.

  • Tratamiento

    • Tengan una hora de conversación en pareja, por semana, sin interrupciones.

    • Evita acusaciones o argumentos defensivos.

    • Ambos expresen libre y equitativamente tanto pensamientos como sentimientos.

    • Ejercita el entendimiento, la aceptación y la empatía.

  • Alerta: ¿A cuál puerto nos dirigimos?

  • Surge cuando un día la tripulación se da cuenta de que no recuerda a qué puerto se dirigen, han olvidado el mapa que les indica cómo llegar y, en casos extraordinarios, ya ni siquiera tienen una brújula que les indique dónde se ubica el norte. Sí, en efecto: hablamos de la “falta-de-metas-en-el-matrimonio”.

  • Advertisement
  • Síntomas

    • Falta de dirección o sentido en tus actividades diarias... Tu matrimonio parece que no está yendo hacia ninguna parte.

    • Un creciente sentimiento de desasosiego entre tú y tu esposa.

    • En los últimos dos meses no has planeado, discutido o siquiera tocado el tema del futuro con tu esposa.

    • Experimentas un creciente deseo de regresar el reloj y que las cosas fueran como antes.

    • Tienes una certeza amarga de que no han realizado las metas que establecieron al casarse.

    • Tú y tu esposa no han anotado metas juntos para su matrimonio.

  • Estados avanzados

  • (léase: solo los hábitos y la costumbre hacen que sienta que no estoy jugando a “la gallina ciega”):

    • Sientes miedo cuando piensas que tus hijos abandonarán la casa, dejándote solo con tu pareja.

    • Tienes el sentimiento de fracaso y desaliento entre tú y tu pareja.

  • Tratamiento

    • Juntos establezcan metas específicas y alcanzables para su matrimonio.

    • Esfuércense por tener a diario, a largo plazo, actividades que les ayuden a lograr sus metas.

    • Ejercita la consideración y busca ayudar de continuo a tu esposa (servimos a quienes amamos, y siempre terminamos amando más a quienes servimos).

  • PRECAUCIÓN: SI ESTÁS EN ESTE ESTADO, NO COMETAS EL ERROR DE GIRAR EL TIMÓN 180°. Sobreplanear puede ser tan peligroso para la salud de tu matrimonio como lo que estás tratando de solucionar.

  • Alerta: Tripulación invisible

  • Falta de afecto entre tú y tu esposa, que hacen que ella se haya vuelto prácticamente invisible en el mapa de viaje.

  • Síntomas

    • Requieres de ocasiones especiales para dar un presente a tu cónyuge.

    • No has dicho con sinceridad “te amo”, en la última semana.

    • Rara vez das un beso de despedida o bienvenida a tu esposa en público o privado.

    • Decremento del uso de cariños entre ambos.

    • Rara vez tomas en público la mano de tu pareja o muestras algún afecto físico similar.

  • Estados avanzados

    • Tus hijos nunca te han “sorprendido” besando a tu esposa.

    • Consideras el romance como algo irreal.

  • Tratamiento

    • Llama una vez al día a tu esposa, “solo para hablar”.

    • Detengan el barco y desembarquen una vez por semana para tener una cita ustedes dos solos.

    • Apliquen de modo equitativo cariño verbal y afecto físico.

    • Ejercita de continuo el uso de la frase “te amo”.

    • Planea más momentos significativos juntos (véase Alerta: importa el puerto, no el trayecto).

  • Advertisement
  • Alerta: importa el puerto, no el trayecto

  • Estás tan preocupado por alcanzar ciertas metas que dejas de disfrutar el tiempo que pasas con tu pareja.

  • Síntomas

    • Usualmente estás demasiado ocupado para sentarte y hablar con tu pareja.

    • Desconoces los intereses de tu esposa.

    • Ambos no han salido en una “cita”, al menos, en un mes.

    • Solo están juntos acompañados de los hijos, familia o amigos.

    • Participan en actividades en las que se involucra la familia, o cuando hay problemas.

  • Estados avanzados

    • Tú y tu esposa no han tenido dos horas de compañía ininterrumpida por dos semanas.

    • No ha visto a tu esposa a la hora de levantarse en más de una semana.

  • Tratamiento

    • Conduce una sesión planeada por semana con tu esposa para programar de manera sistemática el tiempo que emplearán juntos.

    • Programa al menos una cita por semana en el barco salvavidas especial, ese con la leyenda en la proa: “No se admiten niños”.

  • La UPA termina su largo estudio con un llamado de advertencia: el Titanic se hundió por causa de que su capitán pecaba de soberbia. Casi todos estos síntomas se curan cuando ambos cónyuges se esfuerzan por ser humildes y ambos se comprometen a remar al mismo ritmo, en la misma dirección. ¡De corazón te deseo que llegues a un feliz puerto!

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Comparte con tus amigos y familia…

Oscar Pech ha dedicado su vida a la enseñanza, la lectura, la escritura y la capacitación en diferentes partes de la República mexicana. Es una persona profundamente comprometida con la familia y los valores morales.

Sitio Web: http://oscarpech.blogspot.mx/

Descubre cuál es tu verdadera personalidad como MAMÁ y sorpréndete con nosotros

Increíblemente, las mujeres tenemos una personalidad como mamás y una como mujeres. Descubre quién eres como mamá.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr