Malos padres, culpa de las madres

"El hombre nace libre, responsable y sin excusas.” Jean Paul Sartre

14,251 views   |   87 compartido
  • No tengo nada en contra de los hombres, la verdad es que sé de muchos que son excelentes padres, dignos ejemplos de lo que es la paternidad. Pero seamos honestos, no faltan, al contrario abundan en exceso, los que se desentienden de sus obligaciones como padres.

  • Es cierto que existen hombres y mujeres que por abnegación, naturaleza o educación, parece aflorar en ello eso del instinto paternal. Sin embargo hay otra realidad, y es la que más abunda: los que no son capaces de asumir el compromiso de un hijo. Este resultado se debe, en gran parte, a una pésima educación en casa que los lleva a convertirse en adultos irresponsables y no son ellos, sino los pequeños los que al final, como siempre, pagan por sus errores. Ellos crecerán con las secuelas de haber sido rechazados por quienes se supone deberían haberles querido más.

  • Sin embargo, irónicamente no son los hombres los que fomentan estas conductas, al menos no en la mayoría de los casos. Somos nosotras las madres quienes a veces por egoísmo, por amor mal entendido o por endiosamiento hacía nuestros hijos los criamos como si ni el mismo suelo los mereciera.

  • Si te preocupa llegar a ser de este tipo de madre, o si tienes la duda de ser una de ellas, te comparto a lo que a mi entender son algunas de esas conductas. Conductas que debes corregir porque a la larga pueden derivar en transformarte en un padre irresponsable:

  • 1. Decir que la culpable de haberse embarazado es la mujer

  • Para concebir hacen falta dos, si pones la responsabilidad únicamente en ella, tu hijo sentirá que lo que pase después del acto no es cosa que le concierna. Además tú como mujer quedas muy mal al no ser empática con tu propio género.

  • 2. No educar a nuestros hijos con valores morales.

  • Si él no tiene la menor idea de lo que integridad, responsabilidad, respeto, honor quieren decir, ¿cómo pretendes que lo ponga en práctica?

  • 3. No hablar con nuestros hijos sobre sexualidad

  • La protección, los riesgos de una vida sexual activa a temprana edad son temas que no podemos evitar. Muchas veces solo se trata de que no están preparados, no conocen las consecuencias de sus actos, por ello es tan importante que les des información al respecto.

  • 4. Criar a nuestros hijos en la idea de que ellos merecen todo y que no necesitan ser recíprocos

  • Advertisement
  • Si educas a tu hijo con la mentalidad egoísta de que solo por el hecho de existir tiene derecho a todo, es complicadísimo que desarrolle la capacidad para ser afectuoso.

  • 5. Educar a nuestras hijas con la idea de que los hijos son sólo de ellas

  • A menudo reforzamos la idea de que la mujer es fuerte y que como tal puede y debe —sola— sacar sus hijos adelante. Y no es que no sea capaz de hacerlo, pero no exigirle al hombre que cumpla también en la labor de velar por los hijos, para lo único que sirve es para fomentar la irresponsabilidad y la proliferación de hogares con padres ausentes.

  • 6. Apoyar a nuestros hijos en su objetivo de ser desobligados con sus hijos

  • Por supuesto que si tu hijo no se quiere hacer responsable de su paternidad, y tú madre le apoyas para dificultar la tarea de que lo haga, no solo no va a madurar al respecto, sino que te haces cómplice del daño que esto causará a los menores involucrados.

  • 7. Poner en duda la paternidad de los pequeños concebidos

  • Es muy común que nosotras madres pongamos en tela de juicio la calidad moral de la mujer con la que nuestro hijo tuvo un vínculo amoroso con el objeto de justificar que ellos no quieran asumir la obligación. Es más, he escuchado a no pocas mujeres decir, "los hijos de mis hijas son mis nietos, los de mis hijos, quién sabe". Esta es una clara muestra de nuestra misoginia.

  • 8. Como abuelos asumir el rol de padres

  • Esta es otra de las conductas más repetidas. Si con el argumento de que "él no sabe lo que hace" crías a tu nieto como tu hijo y no dejas que sea tu hijo quien lo haga, le impides que aprenda a hacerlo.

  • 9. Educar a los hombres con la idea de que si ellos aportan económicamente no necesitan hacer nada más por los hijos

  • Esta idea ha prevalecido durante siglos, y aunque ya existen hombres involucrados en la crianza de sus pequeños, también son muchos los que solo se encargan de pasar la pensión (en muchos casos a regañadientes) y es para lo único con lo que se puede contar con ellos.

  • 10. Sobreproteger a nuestros hijos

  • La sobreprotección no los mantendrá a salvo de nada. Al contrario, evitará que esté preparado para hacer frente a los retos de la vida, empezando por supuesto con el reto de la paternidad.

  • Como me gusta hacer notar, no tengo verdades absolutas. Sin embargo, no levanto calumnia al decir que somos nosotras mujeres las que caemos con mayor frecuencia en la falta de maleducar a nuestros hijos. Dicen que el corazón de una madre nunca se equivoca, pero las madres sí nos equivocamos, la buena noticia es que con tiempo y amor siempre podemos corregir el camino.

  • Advertisement

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Si te gustó este artículo, compártelo ...

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.

Hasta que él no haga estas 5 cosas contigo, NO sabrás si él REALMENTE te ama

Descubre las 5 cosas que según los expertos, te darán la seguridad de que él llegó a tu vida para quedarse.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr