Secretos de la terapia grupal llevados al matrimonio

Este artículo no pretende otra cosa que transmitir algunos puntos claves de la terapia grupal y que pueden ser aplicados en las crisis matrimoniales. Su efecto terapéutico solo es visible en la acción.

30,916 views   |   9 compartido
  • Los años pasaron rápido, y ahora que el hijo menor estaba en la universidad ya no quedaban muchas cosas de que hablar, a excepción del clima, del incremento en el precio de los alimentos, de las cuentas del agua y la luz, de la plaga de las hormigas en el jardín, del automóvil desvencijado y del diente nuevo de alguno de los nietos. El amor había quedado enmarañado quién sabe en qué rincón del garaje, donde guardaban las cosas vejas y los recuerdos color sepia.

  • Ella participaba en todo tipo de curso al aire libre, en busca de conectarse con su interior, que se internaba cada vez más hondo, atrás del diario ahora en versión online. Las sábanas permanecían frías y ya no recordaba ninguno la piel tibia del otro. En algún momento de sus vidas se descubrieron callados el uno para el otro, limitándose a comunicarse a través de monosílabos o frases cortas y vacías. Ninguno de los dos atinaba a confesarle al otro que extrañaba tanto su compañía.

  • Mi teléfono sonó y escuché el pedido de ayuda. Jamás hice tarjetas de presentación o publicidad; sin embargo, Dios se ha encargado de mis contactos. Desatar los nudos enredados del silencio costó un poco, hubo momentos de profundo dolor, pero valió la pena cada tirón. El diálogo es la sangre que fluye en ese vínculo de una sola carne llamado matrimonio. El amor es bonito, pero el diálogo es la herramienta que Dios creó para que el amor exprese su belleza.

  • Cada integrante de la nueva pareja necesita expresar sus necesidades, sus miedos y su angustia. Mas si no encuentra dónde hacerlo, el mundo y su afán se encargarán de hacerlo. La infidelidad no es cuestión de sexo, sino de falta de intimidad en la comunicación. El amor se hace presente cuando la comunicación fluye con facilidad y no hay tuberías dañadas. Cuando conocí a Glenda y a Hernán enseguida supe que el éxito de la terapia de pareja estaba en transmitirles algunos conceptos de la terapia grupal, que para mí, como terapeuta, son esenciales en mi quehacer profesional:

  • Infundir y mantener la esperanza

  • Advertisement
  • Es un punto clave en todo tratamiento terapéutico: creer en la capacidad de decisión y en la responsabilidad de las personas. Y esto es aplicable a toda pareja matrimonial que ha levantado un muro entre sí. Si mantienes la vista puesta en la idea de que las personas tienen capacidad de decisión sobre su futuro, y de que cada uno es responsable de sus actos, piensa entonces que tienes la capacidad de cambiar, y tu pareja también. La esperanza es lo que hace que el cambio sea posible. Entonces, empieza hoy a infundirte y a mantener esperanza que el muro cae.

  • Universalidad

  • La mayoría de las personas que acuden a consulta creen que esa situación de crisis solo les sucede a ellas y, en consecuencia, “nadie puede hacerse cargo o vislumbrar lo que están viviendo”. De este modo se cree que el dolor, la angustia, las ganas de tirar la toalla o las conductas autodestructivas o indolentes nadie puede comprenderlas. Por eso es crucial que sepas que todas las parejas atraviesan crisis, algunas las verbalizan, otras, como la que conforman Glenda y Hernán, las silencian. Este punto te permite a ti comprender que no tienes por qué sentir soledad en esto; pide ayuda a tu líder espiritual, a tu consejero o a un profesional de confianza.

  • Altruismo

  • La conducta altruista significa el desarrollo de un proceso de dar al otro aquello que uno cree que necesita en un momento determinado, sin mediar ganancia u obtener algo a cambio. Ten por seguro que siempre que das amor recibes amor; si das apoyo, el otro va a ir adquiriendo ese deseo de colaborar. La conducta altruista posibilita la satisfacción de la necesidad de sentirse útil y la vinculación a los demás como alguien que tiene algo para dar. El muro del silencio fue creciendo a medida que tanto Glenda como Hernán creyeron que nada tenían para dar al otro, o que lo que dieran no era útil. Debes entender que para que el muro caiga es vital que te entregues, que actúes en pos de ese amor que quieres ver renacer.

  • Transmitir información

  • Es un paso importante. Nadie va a terapia a permanecer callado. El “no saber” (“no sé qué piensa, qué quiere o siente”), la incertidumbre, son una fuente ilimitada de desestabilización del equilibrio personal y familiar, y una fuente productora de ansiedad y de malos entendidos. El empezar a hablar a darle información al otro sobre cómo te sientes, qué deseas, qué proyectas, alivia y calma la ansiedad y, a la vez, potencia que el otro se abra al diálogo.

  • Advertisement
  • Conducta imitativa

  • A medida que empiezas a cambiar se genera una onda expansiva que el otro va a tratar de imitar; observa a los niños, ellos aprenden al imitar las conductas de los otros. Tal vez puedas aprender de Glenda: ella levantó el muro del silencio, pero comenzó a escribir notas con frases tiernas hacia Hernán, luego este empezó a cortar flores del jardín y a dejárselas a ella en lugares estratégicos.

  • Cohesión

  • Este elemento posibilita la construcción de una identidad colectiva, un “nosotros”, sentimiento que permite que te sientas parte de esa pareja que has formado y excluye la entrada de terceros ajenos. La cohesión estimula y favorece una relación inclusiva y filial; quieres sentir que tienes alguien a quien amar y que hay alguien que sabe que tu amor le pertenece. Para lograr este sentimiento es esencial recuperar el deseo de estar juntos, hacer cosas a la par y establecer metas y construir nuevos sueños en conjunto.

  • Si bien estos elementos son esenciales en el manejo de las terapias grupales, considera que bien pueden ser aplicadas en tu matrimonio. Sus efectos terapéuticos solo son efectivos al ponerlos en acción.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Comparte con tus amigos y familia…

Marta Martínez es de Uruguay. Posee una licenciatura en Psicología, y un posgrado en Logoterapia. Ama todo lo que hace y adora servir. Es especialista en atención psicológica domiciliaria. Contacto:

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr