¡Estoy embarazada! ¿Debo o no casarme?

Tomar una decisión tan importante como lo es el casarte no es cualquier cosa. Debes tomar las cosas en serio y con calma; y si un bebé está en camino ¡con más razón debes tomar tiempo para pensarlo! Considera las
  • La familia, las costumbres y las tradiciones sociales regularmente nos dicen cómo y hasta cuándo se deben hacer algunas cosas en nuestra vida, sin embargo, a veces las cosas nos resultan como las habíamos planificado y cuando hablamos de matrimonio y bebés no siempre llegan en ese orden.

  • Muchas mujeres sueñan con una boda de ensueño, la luna de miel, una casa, una vida encantadora juntos y como cereza en el pastel, la llegada de los bebés pero por diferentes circunstancias las cosas salen justo al revés.

  • Partamos de la idea que un precioso bebé se adelantó a tus planes y que estás en la disyuntiva de casarte o no. Si ya de entrada tienes la duda, amiga mía, tenemos mucho de qué hablar.

  • No dudes en casarte cuando

  • Ambos están enamorados; contentos; ya tenías planes de boda; ya estaban comprometidos y ahora, la noticia del bebé solo ha significado alegría para ambos. Tal vez el único trago amargo sea hablarlo con la familia, pero te aseguro que tu familia entenderá. A veces les toma tiempo pero siempre funciona. El trabajo, una casa aparte y todo lo material que implica el formar un hogar llegará.

  • Piénsalo dos veces cuando

  • Eres demasiado joven; él no quiere casarse; las dos familias se oponen rotundamente; no estás enamorada, o tú estás muy enamorada, pero él no; no estás segura de querer pasar el resto de tu vida al lado de esa persona, o él no muestra gran deseo de comprometerse a fondo.

  • Muchas mujeres cometen el error de casarse a sabiendas que él no es el hombre de su vida; que no las hace felices o que ni siquiera quiere al bebé; que lo hacen por cubrir las apariencias o con la falsa idea de que una vez que nazca el bebé, él cambiará o cosas así.

  • Debes saber que en muchos casos es mejor criar a un hijo sola que con un padre que no te ama a ti ni a tu hijo. Es preferible, inclusive, esperar a que el niño nazca para tomar decisiones.

  • Para casarse debes estar en el balance perfecto del amor, el enamoramiento y la cordura. La presión social, el deseo de que tu hijo nazca y tenga un padre y la vergüenza personal no deben de ser factores que consideres determinantes en tu decisión de contraer matrimonio.

  • Advertisement
  • Recuerda que el amor no se suplica, no se ruega por él. Si tu corazón te dice que no te cases, espera un poco y dale tiempo al tiempo para aclarar tu mente, apaciguar los sentidos, hablar con otras personas, reflexionar y tomar las mejores opciones para ti y tu bebé. El miedo es algo que te sorprenderá, las dudas llegarán pero en esta ocasión verás que es para tu bien resolver en tu mente y en tu corazón cualquier cosa que te haga dudar.

  • Sabrás que el matrimonio es la decisión a tomar porque todo se pondrá a favor en tu camino. Y si hay algo que te inquieta, algo que reiteradamente en tu corazón te pide que esperes, hazlo. Tu condición y calidad de mujer no es menor, no pierdes valor, ¡al contrario! Llevas una nueva vida en tu ser y tu valor ahora es incalculable y el hombre que pueda ver y entender eso será el elegido de tu corazón y no te defraudará.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Léelo, vívelo, compártelo!

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.

8 razones, a veces olvidadas, por las que debes de visitar a tus padres y abuelos

Lamentablemente, no siempre hay un mañana para hacer lo que no hicimos hoy; viaja al fondo de tu corazón y redescubre por qué no puedes posponer más esta visita.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr