9 meses, 9 cosas que debes saber durante el embarazo

No hay manera de ser una madre perfecta, hay un millón de maneras de ser una buena madre. Jill Churchill

71,768 views   |   226 compartido
  • Muchas mujeres, al momento de recibir la noticia de que están embarazadas son atacadas por los nervios: ¿Nacerá sano, seré una buena madre, qué debo hacer antes de que nazca, qué nombre le pondré? Las dudas pueden incluso provocar que la dulce espera no lo sea tanto.

  • Algunas de las preguntas, dudas, temores y espectativas que como embarazadas se tienen, es si el embarazo llegará a término. Esto es algo que nadie puede determinar con exctitud, pues muchos factores entran en juego. La mala noticia es que, a medida que la edad de la madre se incrementa, también lo hacen los riesgos. La buena noticia es que todo embarazo que ha superado las doce semanas tiene buenas probabilidades de llegar a término.

  • Otro de los temas que empiezan a darnos vueltas por la cabeza son los cuidados a tener en esta etapa. Por ello, te comparto algunas de las cosas que en mi opinión son importantes en el periodo de gestación:

  • 1. Tomar vitaminas

  • No tomes vitaminas o suplementos por tu cuenta, siempre visita a tu médico para que te valore y recete lo que necesitas. Sin embrago, las más recomendadas en casi cualquier caso son las siguientes:

    • Ácido Folico, es aconsejable incluso desde antes del embarazo.

    • Hierro, la dosis diaria es de 27 miligramos.

    • Calcio, 1000 miligramos por día.

    • Vitamina D y Yodo.

  • 2. Hacer ejercicio

  • Es bueno hacer ejercicio pero no del tipo que te estrese, sino de los que te relajen. Por ejemplo, caminar, nadar y hacer yoga son los más adecuados. Lo mejor es contar con un entrenador que esté enterado de tu estado, para que pueda hacer las mejores recomendaciones. Aunque déjame decirte que debes alejarte de los saunas, vapores y cualquier otra exposición a altas temperaturas.

  • 3. Medicamentos que no debes tomar

  • En mi opinión, no deberías tomar medicamentos salvo que tu doctor los prescriba, sin embargo, hay algunos que son más dañinos que otros. Por ello, debes tenerlos en cuenta para no correr riesgos. Por ejemplo, evita:

    • Los que contienen retinol

    • Antidepresivos

    • Anticoagulantes

    • Antiepilépticos

    • Para tratar el acné

    • Hormonas

    • Antibióticos

    • Antimetabólicos

    • Los utilizados en el tratamiento del cáncer

  • Como verás, la lista es larga, y además debes siempre tener el cuidado de revisar las instrucciones y advertencias impresas en las cajas. Y, aunque no son medicamentos propiamente, por favor también alejate de las sustancias tóxicas como son los productos de limpieza, las heces fecales de las mascotas y protégete de las picaduras de animales. Por ello, cuidado cuanto estés en jardínes, parques o bosques.

  • Advertisement
  • 4. Buena alimentación

  • Este punto es complicado por las náuseas, antojos y gustos de la embarazada. Sin embargo, recuerda que debes comenzar a pensar en lo que es mejor para tu bebé. Por ello, considera lo siguiente:

    • No consumas bebidas alcohólicas.

    • No alimentos muy precesados o que incluyan carnes crudas.

    • Reduce el consumo de pescado porque algunos tienen mercurio, que es dañino para el feto.

    • Lava y desinfecta todas las frutas y verduras.

    • No comer en exceso, porque pondrás tu salud y la de tu hijo en riesgo.

  • 5. Estar alerta a los siguientes síntomas

    • Aumento significativo de peso, en muy poco tiempo.

    • Hemorragia vaginal.

    • Pérdida de líquido vaginal transparente, antes de las 37 semanas.

    • Fiebre u otros síntomas de infeciones.

    • Si de pronto ya no sientes movimientos del bebé.

    • Dolores de cabeza intensos y persistentes.

    • Desmayos, vértigos y/o vómitos más allá de los tres primeros meses.

    • Hinchazón de manos, pies y rostro muy notorias.

    • Dolores intensos.

    • Presión arterial anormal.

  • 6. Preparar la habitación del bebé

  • Para este punto, demos por hecho que ya has superado la etapa inicial y empiezas a ilusionarte y disfrutar lo que está por venir. Crear el dormitorio es de las cosas que mayor ilusión da a los futuros padres, sin embargo, ten en cuenta los siguientes detalles:

    • Los muebles del bebé deben ser seguros.Lo ideal es que sean resistentes y que estén acolchados. Los barandales deben ser altos para evitar caídas y que no contengan piezas removibles. De igual modo no situes artículos pesados encima o cerca de la cuna.

    • La habitación.Debe ser iluminada, ventilada, que no esté sobrecargada en cuanto a muebles, ni colores. Que la cuna no quede expuesta a cambios bruscos de temperatura y los toma corrientes deben estar protegidos.

    • Cero materiales dañinos para la decoración. Que la pintura no contenga plomo, que las telas sean hipoalergénicas. Evita alfombras porque acumulan polvo.

  • 7. Programar el parto

  • Si estás pensando programar tu parto, es conveniente que esperes a tener las 39 semanas, así los órganos más importantes de tu bebé estarán completamente desarrollados. Con ello reduces los riesgos de enfermedades y tu hijo tendrá un mejor peso, que es importante para mantener la temperatura corporal.

  • Advertisement
  • 8. La maleta para el gran día

  • Muchas veces, cuando llega el momento tienes que salir corriendo y no puedes pensar si tienes todo lo necesario. Lo recomendable es que desde mes y medio antes del parto, tengas lista la maleta que llevarás al hospital. En ella no debe faltar:

    • Tu carnet del seguro médico.

    • Identificación e información de familiares.

    • Los estudios realizados durante el embarazo.

    • La ropita del bebé (cobija, gorrito, calcetines, pijama, pañales, artículos de aseo).

    • Artículos para ti: camisón, pantuflas, reloj para checar tus contracciones, celular, ropa (que debe ser la que usaste al final del embarazo).

  • 9. Lo que que no está de más que sepas

    • Los bebés comen cada tres horas, aproximadamente.

    • De preferencia, debes bañarlos hasta después que pierden el cordón umbilical.

    • Las razones más comunes de su llanto son: por hambre, sed, frío, calor, sueño, o que requieren que cambies su pañal. Pero también muchas veces es simplemente que necesitan el apapacho de mamá.

  • Ya estás lista para regresar a casa, aquí comienza el verdadero reto. Sin embargo, toca confiar en ti, en tu bebé y en el vínculo de amor que se encargará de guiarte para que siempre tomes las decisiones correctas. ¡Enhorabuena!

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Si te gustó este artículo, compártelo ...

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.

Descubre cuál es tu verdadera personalidad como MAMÁ y sorpréndete con nosotros

Increíblemente, las mujeres tenemos una personalidad como mamás y una como mujeres. Descubre quién eres como mamá.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr