Acepta el hecho: él nunca va a cambiar

Si perdonas y perdonas, pero no ves ningún cambio en tu pareja, tal vez es tiempo de considerar algo diferente.

189,364 views   |   1,770 compartido
  • He perdido ya la cuenta de todos los mensajes que he recibido pidiéndome consejos sobre qué hacer en los casos en que la pareja comete los mismos errores una y otra vez. Es necesario aclarar que los errores a los que me refiero, no son cosas pequeñas ni aquellos conflictos que inevitablemente se dan en cualquier relación, ya que no existe alguna que sea perfecta. Me refiero a situaciones mucho más difíciles, aquellas en las que el corazón se rompe una y otra vez, dejando cada vez menos espacio para vivir una relación sana. Señalo aquellas relaciones en las que, literalmente, existe abuso y alguna forma de violencia.

  • Dirijo entonces las siguientes palabras a todas aquellas mujeres, y hombres también, que me han escrito preguntándose si vale la pena seguir luchando por mantener su relación. En la mayoría de las circunstancias siempre responderé que sí, sin embargo, existen situaciones en las que éste no es el caso. Son casos donde la dignidad y el respeto propio corren peligro al mantenerse cerca de una persona que se rehúsa a cambiar y que, en su negación, nos lastima de manera permanente.

  • Así que, a continuación te presento tres situaciones específicas en las que considero es preferible aceptar que lo más sano es no estar juntos.

  • 1. Violencia doméstica

  • Con sus mínimas excepciones (y cuando digo mínimas, en verdad me refiero a pequeñísimas), aquella persona que abusa verbal, emocional y/o físicamente de ti, no va a dejar de hacerlo. Esta situación es todo un ciclo complejo que inicia en donde la otra persona se porta bien contigo, después la tensión inicia, se incrementa y termina con algún tipo de abuso, para después de un tiempo iniciar otra vez el ciclo.

  • Bajo ninguna circunstancia es aceptable la violencia hacia otra persona, así que nunca permitas que tu pareja te ponga una mano encima, que te azote con sus palabras y que te haga sentir que no eres una persona digna de ser amada. Mereces dignidad, respeto y por supuesto, mucho amor.

  • 2. Una infidelidad que no acaba

  • He recibido gran cantidad de mensajes acerca de parejas que son infieles una y otra vez, incluso hombres que han dejado embarazadas a otras mujeres a causa de esto. Al pensar en estas situaciones y tantas otras, me digo a mí misma: ¡ya es suficiente!, y te invito a que tú también digas lo mismo. Las infidelidades recurrentes solo indican que en realidad tu pareja no se ha arrepentido sinceramente de haberlo hecho la primera vez, por lo que ésta situación no va a cambiar. Si él no te respeta, respétate a ti misma (y no esperes a que él te respete, para respetarte a ti misma).

  • Advertisement
  • 3. Una adicción de toda una vida

  • La realidad es que cualquier persona puede sanar de una adicción, siempre y cuando trabaje en ello diariamente. Sin embargo, existen situaciones en las que nada se está haciendo para que esto suceda, por lo que es frecuente que la pareja se mantenga en un estado de sufrimiento a causa de la enfermedad y el aparente egoísmo de la persona adicta.

  • Independientemente del tipo de adicción, todas ellas son destructivas y pueden vulnerar el amor entre la pareja. Si el padecimiento no es atendido y conquistado, éste invadirá la relación y la destruirá, por lo que nadie tendría que someterse a una relación en la que sus sentimientos y su corazón queden anulados.

  • Entiendo que al darte estos consejos, no estoy profundizando en las circunstancias en las que hay niños pequeños de por medio, situación que podría hacer las cosas mucho más complejas. Sin embargo, considero que cuando existen en la pareja situaciones que van rompiendo tu corazón, no solo el tuyo termina lastimado. Te digo con toda convicción que la felicidad es posible, ámate lo suficiente y abandona aquella situación dolorosa y a la persona que no tiene deseo alguno de cambiar.

  • Si deseas ahonda en este tema, lee: Las relaciones de pareja y el abuso emocional
  • También puedes leer: Violencia doméstica: Qué hacer cuando la pareja no quiere cambiar

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Haz clic abajo para compartir

Denhi Chaney es egresada de la Universidad de Brigham Young con maestría en Terapia de Matrimonio y Familiar. Denhi también es esposa y madre de un niño.

Descubre cuál es tu verdadera personalidad como MAMÁ y sorpréndete con nosotros

Increíblemente, las mujeres tenemos una personalidad como mamás y una como mujeres. Descubre quién eres como mamá.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr