¡Dile adiós a la pancita post parto! 3 consejos garantizados y un secreto

Recuperar tu silueta después del nacimiento de tu bebé es posible. Pon a prueba estas recomendaciones y compártelas con tus amigas.

117,991 views   |   370 compartido
  • Apenas pasaba un mes del nacimiento de cada una de mis hijas, corría a probarme alguno de mis vestidos favoritos y, cuando lograba que me entrara, por más apretado que fuera, ya me sentía feliz. Conforme pasaban los meses y seguía bajando de peso, más animada me sentía a recuperar mi talla y silueta, pero aunque veía que mi cuerpo recuperaba su forma, la pancita no desaparecía y yo me deprimía. Después de tres hijas, partos y cesáreas descubrí la manera de bajar de peso, recuperar la silueta y desaparecer esa terrible pancita que tanto nos puede llegar a incomodar.

  • Lo primero que debes entender es que tu cuerpo ha pasado por una transformación maravillosa, que ha sucedido el milagro de dar vida a un ser humano y que ahora eres una mujer totalmente diferente. Tu cuerpo está madurando y ahora comenzará a florecer de una nueva y mejor manera.

  • En segundo lugar, debes ser paciente, ya que tu cuerpo tardó nueve meses en modificarse, así que recuperarte tomará tiempo. Si acaso tuviste una cesárea, tus músculos tardarán un poco más en reconstruirse y tener fuerza, así que ten paciencia contigo misma, por favor. Una vez señalado esto, te comparto los siguientes consejos:

  • 1. Modifica tu dieta

  • De manera independiente a la cantidad de los kilos que hayas ganado, elimina estos alimentos de tu dieta: refrescos (inclusive si son "light" o de dieta), harinas blancas (las integrales puedes consumirlas ocasionalmente), alimentos fritos y azúcar. Incluye en tu dieta fibra natural, agua y semillas de linaza o chía para mejorar la digestión y el tránsito intestinal.

  • 2. Tonifica tu cuerpo

  • Puedes tener tu rutina de ejercicio, ir al gimnasio o regresar a practicar tu deporte favorito, ¡eso es excelente! Considera ejercicios específicos para el área abdominal siempre y cuando el médico ya te haya dado de alta y no tengas puntos de sutura, si es que tuviste una cesárea. El yoga puede ser muy amigable para fortalecer tus abdominales.

  • También puedes leer: Ponte en forma con ayuda de la tecnología
  • 3. Mejora tu postura

  • La pancita puede ser grasa abdominal, demasiada materia fecal en tránsito, inflamación intestinal, tejido o piel flácidos a consecuencia del embarazo y la combinación de todo lo anterior. El problema de la grasa y el tránsito intestinal mejora mucho con la dieta y el ejercicio, mientras que la flacidez desaparece notablemente cuando cuidas tu postura constantemente. Para lograr esto, es recomendable que camines erguida y manteniendo el abdomen contraído, siéntate derecha y no te encorves. Si es necesario, usa una faja que te dé un buen soporte y sostenga tus músculos mientras los tonificas y fortaleces.

  • Advertisement
  • Una muy buena recomendación para la postura es alinearte frente al espejo: ponte de perfil en un espejo donde puedas verte de cuerpo completo e imagina una línea derechita que vaya de tus hombros al codo, la rodilla y a tu tobillo, así de derecha debes de andar. Si tu espalda y columna vertebral están torcidas, tu vientre desarrollará "lonjas" o "llantita", así que cuida mucho tu postura.

  • Mi secreto personal

  • Esta receta vale oro, te garantizo que funciona y si además pones en práctica las recomendaciones anteriores, pronto te sorprenderá lo bonito que tu cuerpo se verá. En una botella vas a poner:

    • 1lt. de alcohol

    • 4 pastillas de alcanfor

    • 4 cápsulas de éter

    • 1 raja gruesa de canela

    • 1 rama de romero

  • Deja todo reposar unos días, para que después cada mañana y noche lo apliques en tu vientre. Luego puedes usar una fajilla y seguir tu día. Esta receta recoge los músculos, desinflama el vientre y lo contrae de manera sorprendente, si eres constante.

  • Es bueno desear verte bien, cuidar tu peso y presentación personal; acepta tu nueva apariencia y sobre todo ámate mucho por favor.

  • Te recomiendo leer: Las marcas de tu cuerpo cuentan una historia de amor
  • También puedes leer: ¿Acabas de dar a luz? Consejos útiles para que el embarazo no deje huellas permanentes en tu cuerpo

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Haz clic abajo para compartir

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr