El Proyecto Noé puede salvar a tu familia

¿Quieres comenzar a almacenar alimentos y no sabes cómo? Este artículo es tu solución.

21,905 views   |   121 compartido
  • De la historia bíblica podemos aprender, sin duda, muchos principios correctos. Sin embargo, hoy vamos a poner en práctica un proyecto de almacenamiento de alimentos y otros artículos, que el mismísimo Noé y su familia se sentirían orgullosos de seguir. Afortunadamente, nosotros no hemos tenido que enfrentar un cataclismo mundial como el que el Patriarca Noé tuvo que vivir; pero sí podemos prepararnos para sortear situaciones complejas de la vida diaria como enfermedades, pérdida del empleo o daños por fenómenos naturales. ¡Así que manos a la obra! ¡Vamos a comenzar nuestro proyecto de almacenamiento!

  • Recomendaciones generales

  • 1. El Proyecto Noé está organizado para llevarlo a cabo durante todo un año

  • No te desesperes por querer reunir todo en una sola compra, o si por el contrario pasa el tiempo y avanzas poco. Llegar a tener un almacén con suficiente es un proyecto a largo plazo, por lo tanto sé paciente y constante por favor, esa es la clave.

  • 2. Busca un lugar en tu hogar donde puedas comenzar a guardar los artículos que vas adquiriendo

  • Debe ser un lugar donde no haya mucha luz, que no esté al alcance de animales, sin humedad y que sea seguro para los niños pequeños. Puedes destinar un armario, cajas cerradas debajo la cama, o si eres una mujer creativa, podrías diseñar una sala completa, taburetes y hasta la base de una cama hechos de cajas con comida dentro. Lo importante es que sean lugares seguros para nuestros alimentos.

  • 3. Organiza tu presupuesto

  • No gastes más dinero del que puedas. Solo destina una parte que no afecte significativamente las finanzas familiares; tal vez sea una módica cantidad, lo importante es la constancia, no lo olvides.

  • 4. Haz un plan de compras

  • Te sugiero una lista de artículos pero tú eres la especialista de tu hogar, así que siéntete libre de hacer las modificaciones pertinentes según las necesidades de tu familia.

  • 5. Poner la fecha

  • Tan pronto llegues a casa con tus artículos para almacenar, deberás marcar los paquetes y botellas con la fecha de compra. De esa manera, cuando vayas a utilizarlos podrás llevar un orden cronológico y usar el más viejo.

  • Calendario de compras

  • Las cantidades que se mencionan son calculadas por persona (multiplica por el número de miembros que viva en casa).

    • Enero 5lts agua y 1 kg frutas secas o semillas: pasas, arándanos, ajonjolí, etc., (un kilo entre varias de ellas).

    • Febrero ½ kg de azúcar y 2kg de algún cereal de tu preferencia (avena, arroz, etc.).

    • Marzo 1lt de miel o 2 barras energéticas y 2lts de aceite para cocinar.

    • Abril 3 paquetes de gelatina (2 de sabor y 1 natural) y 1kg de leche en polvo.

    • Mayo 1kg de harina de maíz, 1kg de harina de trigo y 1kg de frijol, lenteja, haba o la leguminosa de tu preferencia.

    • Junio 4 latas de verduras en conserva y un botiquín de primeros auxilios.

    • Julio 1lt de cloro, 1kg de jabón en polvo y 10 kg de trigo entero por familia

    • Agosto 3kg de soya texturizada o quinua y 6 latas de atún o sardinas.

    • Septiembre 10 latas de sopas o guisados de tu preferencia y 2lt de jugos de frutas.

    • Octubre 5kg de carbón, 5 cajitas de cerillos y 20 rollos de papel sanitario.

    • Noviembre 5 paquetes de puré de papa deshidratado, 5 paquetes de sopa de pasta o arroz pre-cocido y 2 paquetes de servilletas y papel aluminio.

    • Diciembre 2 sobres de suero oral o de hidratación, 4 latas de fruta en almíbar, 2 cajas de toallas higiénicas femeninas, una copa menstrual o pañales y 1 cobija o ropa de cama.

  • Advertisement
  • No olvides: Adapta el plan según tus necesidades, tus ingresos y los gustos de tu familia.

  • Tener agua es fundamental, guarda toda el agua que te sea posible. Con sal, aceite y harina puedes hacer panes; la soya y la quinua son alimentos altos en proteínas, si no sabes cocinarlos esta es una buena oportunidad para aprender. Si está en tus posibilidades, incluye chocolates o algún alimento que a tu familia le guste mucho.

  • Una vez que tu almacén tome forma no olvides rotar el alimento, esto es, que llegado el tiempo cercano a la caducidad de los alimentos lo consumas y lo surtas nuevamente. En internet puedes encontrar muchas buenas sugerencias para organizar tu almacén y hacer de él algo que realmente mejore tu economía y que dé seguridad a tu familia en momentos difíciles. Se requiere trabajo y esfuerzo de todos los integrantes de la familia pero vale la pena, ¡te lo aseguro!

  • Si deseas ahondar más en este tema, te invito a leer los siguientes artículos:

  • Lee: Guardar comida en casa no es un tema de acaparamiento ni apocalíptico

  • O puedes leer: Reducir el presupuesto para la comida es cosa de planeación y ahorro

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Si te gustó este artículo, compártelo ...

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.

8 razones, a veces olvidadas, por las que debes de visitar a tus padres y abuelos

Lamentablemente, no siempre hay un mañana para hacer lo que no hicimos hoy; viaja al fondo de tu corazón y redescubre por qué no puedes posponer más esta visita.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr