Qué hacer si te llevas mal con tu suegra y acabas de tener un hijo

¿Acabas de ser mamá y estás teniendo problemas con tu suegra? No te desesperes y lee estos consejos.

11,385 views   |   6 compartido
  • La clase de relación que tengamos con nuestros padres es esencial para la crianza de los hijos. Sobre todo, la manera en que nos hayamos relacionado con ellos en nuestra infancia. Lo que nosotros vivenciamos siendo niños va a tener una gran repercusión en nuestra adultez y más que nada en las futuras generaciones de la familia.

  • Por ejemplo, si hemos tenido una buena relación con nuestra madre y la seguimos teniendo, será más fácil estar en armonía con ella. Como abuela ella estará sumamente interesada en la crianza de nuestro hijo y puede sernos de mucha ayuda. Pero también pueden surgir inconvenientes a la hora de la crianza. Sobre todo cuando somos padres primerizos. Allí pueden surgir dudas e incertidumbre. Esto se suma al hecho de que nuestros padres son de otra época, y tienen, como es lógico, una crianza diferente a la nuestra. Entonces puede haber choques entre las distintas generaciones. Ni hablar si tenemos problemas con nuestros suegros. Allí se dificulta más.

  • Los temas en los que puede haber discrepancias pueden ser:

  • A. Creencias religiosas

  • Puede ser que nuestros padres quieran que bauticemos a nuestro hijo y nosotros tener otras creencias (o viceversa). En ese caso, es un tema delicado pero, para no herir susceptibilidades, lo mejor es dialogar con amor, sin ir al choque.

  • B. Modos de crianza

  • Si él bebe duerme o no con los padres, si todavía le damos pecho y nuestro hijo ya tiene dos años, seguramente los abuelos opinarán al respecto. Es importante mantenerse tranquilo y saber que, aunque las opiniones duelan, si estamos seguros de lo que estamos haciendo, seguir adelante con nuestra manera de criar a nuestros hijos.

  • C. Alimentación

  • Tú tienes un plan trazado de cómo quieres alimentar a tu hijo. Quizás quieras que la misma sea lo más natural y sana posible pero resulta que tu suegra, por ejemplo, insiste en darle gaseosa. En esos casos es necesario explicarle lo importante que es para ti que el niño no consuma bebidas carbonatadas. De todos modos, llegará un momento en que será difícil impedir que eso suceda. Tu hijo visitará otras familias, frecuentará diferentes lugares y es importante que seamos flexibles al respecto, ya que será difícil controlar al niño en ese aspecto. Lo que podemos hacer, en todo caso, es explicarle a nuestro hijo lo importante que es la alimentación saludable y que hay ciertos alimentos y bebidas que se consumen sólo de vez en cuando. Nos ahorraremos un dolor de cabeza. No podemos luchar contra el mundo pero sí concientizar a nuestro hijo para que él tome la decisión correcta.

  • Advertisement
  • D. Poner límites

  • Es claro que los límites son necesarios para criar a nuestros hijos. Pero muchas veces, quizás haya roces al respecto. Cada generación es diferente y por lo tanto, tendrá su manera de educar. Y a veces, las reuniones familiares pueden ponerse tensas en este punto. Sobre todo si a tu madre o suegra le toca cuidar a tu hijo, tendrán que dialogar para ponerse de acuerdo en la manera que le van a poner límites al pequeño.

  • Si tú eres suegra, te invito a leer este artículo: Breve manual para ser una suegra perfecta

  • En muchas ocasiones el diálogo puede ponerse difícil. Pero, si estamos unidos con nuestro esposo, podremos resolver dificultades de manera exitosa.

  • Cómo no chocar con nuestros padres y suegros:

  • 1. Dialoga y respeta

  • Todo lo que sucede en el hogar lo mejor es que permanezca allí. Las decisiones las toman los padres. Éstos pueden comentarles a los abuelos o preguntarle opinión. Pero que sea un equilibrio: no depender tanto de los demás sino confiar en lo que nosotros creamos más conveniente según el caso. Muchas veces nos equivocaremos. Pero serán nuestros errores. Es importante tener en cuenta también que las madres primerizas solemos estar muy sensibles los primeros tiempos. Eso puede llevar a que tomemos las cosas a mal o no queramos que nadie, pero nadie opine sobre nuestros "cachorros". Es natural sentirse así, lo importante es darse cuenta y buscar conciliar ante todo.

  • 2. Escucha y pon límites

  • Pero dejando en claro que somos nosotros los padres. Si hablamos desde el amor todo será más fácil: poner límites desde ese lugar, con firmeza pero sin agresión.

  • 3. Da a sus palabras las mejores intenciones

  • Tú sabes que ellos quieren lo mejor para tu esposo y sus nietos. Si piensas que obran con las mejores intenciones, sus obras y palabras toman otro sentido. Si pasamos todo lo que nos suceda por ese filtro, será más fácil llevarnos bien.

  • Te invito a leer: Perdonar a los suegros es parte de amar a tu esposo

  • 4. Deja que tu marido sea el que interceda

  • Quizás pueda tomarse las cosas con más tranquilidad a la hora de dialogar con tu suegra, por ejemplo. Con este tema, te sugiero que tu esposo lea: No permitas que tu hijo se case sin hablar de estos detalles

  • Advertisement
  • 5. Ponte en el lugar de ellos

  • Tampoco es muy agradable ser alguien con experiencia y sentir que la nuera no nos valora.

  • 6. Toma distancia si es necesario

  • Si la situación se pone muy tensa con la familia política, lo mejor es tomar distancia un tiempo, de la manera en que se pueda. De esa manera podremos reflexionar para tomar la mejor decisión a la hora de comunicarnos.

  • Todos queremos dar lo mejor. A veces olvidamos lo importante: el niño. Por eso, cuando surja algún conflicto, el bienestar de tu hijo debe ser la prioridad.

  • Llevarnos bien con la familia es algo primordial. Podemos tener más afinidad con una cuñada que con la otra. Nuestra madre será siempre única. Pero no debemos hacer sentir mal a la suegra, ella es tan abuela como la de nuestra sangre. Después de todo, es la madre de nuestro querido esposo y eso no debemos olvidarlo. Si lo amamos tanto, es probable que su madre haya hecho algunas cosas bien, ¿no te parece?

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Comparte con tus amigos!

Maia Fernández vive en Argentina.Considera fundamental la educación de los niños y al arte en sus diferentes manifestaciones como un componente irremplazable de la misma. Blog www.educacionmusicalencasa.blogspot.com.ar

Sitio Web: http://educacionmusicalencasa.blogspot.com.ar

“Cómo un viaje salvó mi MATRIMONIO y mi vida (hará lo mismo por ti)”, 2 historias que te harán hacer los mismo

Descubre cómo salvar tu relación, renovarla y enamorarlo de ti como nunca antes (este secreto es accesible para todos)

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr