9 consejos para ayudar a tu hijo a vestirse solo

Es importante que tu niño aprenda a ser autosuficiente. Si quieres ayudar a que tu hijo se vista solo, estas ideas te serán de utilidad.

21,441 views   |   51 compartido
  • Alrededor de los dos o tres años, los niños comienzan a manifestar el deseo de vestirse solos. Van adquiriendo mayor autonomía en varios aspectos: quieren secarse solos, vestirse, desvestirse. En muchas ocasiones no quieren abrigarse, y menos que seamos los adultos quienes los preparemos para salir. Quieren sentir que son grandes y que pueden hacer cosas solitos.

  • Es importante que, como padres, podamos irles dando espacio, hacerlos sentir que pueden lograr objetivos. En el caso de vestirse, desde los dos años podemos comenzar a enseñarles para que vayan haciendo cosas por su cuenta. Aunque para nosotros parezcan detalles mínimos, para ellos será muy importante.

  • Por eso, hoy compartiremos algunas ideas para ayudar a tu hijo a lograr este objetivo. Es importante que lo vayamos orientando desde que es más pequeño, aunque todavía no logre vestirse. He aquí algunas ideas para poner en práctica:

  • 1. A cada momento, lo que le toca

  • En los momentos de vestirse, cuando no cuentas con tanto tiempo, hazle elegir entre dos prendas, para él será más fácil. En cambio, si tienes tiempo de sobra déjalo elegir entre la variedad de prendas que tenga en el guardarropa.

  • 2. Dale confianza en sí mismo

  • Si justo eligió algo que no corresponde, felicítalo de todas maneras, demuéstrale que confías en sus elecciones. De todas formas, si elige una prenda que no es adecuada para la estación o para el lugar que van a visitar, explícale de la mejor manera posible que hay una mejor opción.

  • 3. Permanece tranquila a la hora de enseñar

  • Es primordial armarnos de paciencia cuando nuestro hijo se enoje al no lograr colocarse una prenda o el calzado de manera correcta. Hazle sentir que equivocarse no está mal, que forma parte del aprendizaje y felicítalo por haber hecho su mejor esfuerzo.

  • 4. De lo fácil a lo complejo

  • Cómprale ropa que sea fácil de poner y sacar, por ejemplo los zapatos con cierre velcro. Luego podrá avanzar a prendas más complicadas, como los zapatos de cordones o agujetas.

  • 5. Empieza por lo más sencillo

  • Esto es, el quitarse la ropa. Para los pequeños es más sencillo sacársela que ponérsela. Por eso, incentívalo a que, a la hora del baño se saque las medias, por ejemplo, que es lo más fácil. Ya cuando tienen dos años o más, pueden sacarse los zapatos y, a los tres años, el pantalón.

  • 6. Orden

  • Desde una temprana edad, enséñale a ser ordenado con su guardarropa. Al principio, como en toda casa con niños pequeños, el desorden está muy presente. Pero si lo acostumbras a guardar su ropa y calzado en el armario o le pides que te ayude con esa tarea, será más sencillo que la realice él mismo cuando sea más grande.

  • Advertisement
  • 7. Abrigos

  • Puedes realizar algunas prácticas para que aprenda a colocarse el abrigo. Por ejemplo, toma tu chaqueta con cierre Zip, colócala estirada sobre la mesa y enséñale a tu hijo a subir y bajar el cierre. También existen en el mercado (o puedes mandar diseñar con alguien que sepa coser) algunos libros de cuentos de tela que incluyan este tipo de cierres (con sorpresas adentro). Eso estimulará a tu hijo a aprender de manera más rápida.

  • 8. Los cordones o agujetas

  • ¡No te apures! Recién a los 5 o 6 los años los niños adquieren la destreza necesaria para hacerlo por ellos mismos. Y en algunos casos, todavía les cuesta. Por eso, como te decíamos antes, cuando son más pequeños, lo mejor es que tenga algún zapato que sea fácil de quitar y poner (con cierre velcro, tipo suecos, zapatos con elástico, etc.).

  • 9. Otra idea para los zapatos

  • Puedes colocar alguna banda adhesiva en el interior de cada zapato y del lado interno del pie. Luego le explicas a tu hijo que las banditas deben estar juntas a la hora de acomodar los zapatos para ponérselos.

  • Para terminar, si incorporas el juego en esta actividad, te aseguro que obtendrás resultados maravillosos. Busca música alusiva y diviértanse juntos. Otra idea es pedir a los hermanitos más grandes que te ayuden, así ellos también se sienten útiles e importantes. Trata de que sea un momento agradable y armonioso, aunque a ratos pierdas la paciencia o te pongas algo nerviosa. Recuerda que sin tensión se aprende mucho más. El día de mañana tendrás miles de anécdotas graciosas para compartir con tu familia y seres queridos. Los siguientes artículos están relacionados con este tema. Seguro te interesará leerlos:

  • Lee: 4 costumbres de crianza que pueden dañar a tu hijo

  • O también puedes leer: Guía a tu hijo al éxito. Enséñalo a lidiar con la frustración

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Comparte con tus amigos y familia…

Maia Fernández vive en Argentina.Considera fundamental la educación de los niños y al arte en sus diferentes manifestaciones como un componente irremplazable de la misma. Blog www.educacionmusicalencasa.blogspot.com.ar

Sitio Web: http://educacionmusicalencasa.blogspot.com.ar

“Cómo un viaje salvó mi MATRIMONIO y mi vida (hará lo mismo por ti)”, 2 historias que te harán hacer los mismo

Descubre cómo salvar tu relación, renovarla y enamorarlo de ti como nunca antes (este secreto es accesible para todos)

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr