Cirugías estéticas. Lo que debes tener en cuenta antes de operarte

Muchos asocian estas intervenciones con vanidad, pero este es un tema serio, no solo por la importancia que tiene para quienes la viven, sino por los riesgos que implica este tipo de cirugía.

5,043 views   |   53 compartido
  • Las cirugías no son solo las fotos exitosas de un poco halagador "antes" y un favorecedor "después", hay mucho que no se dice y que ocurre entre una toma y otra, y muchas veces somos nosotros mismos los responsables de los malos resultados.

  • Las cirugías estéticas se han convertido en la receta para la felicidad de muchos, si se quiere cambiar cómo lucimos o si buscamos un cuerpo con un poco más o un poco menos. Para parecernos a algún famoso o simplemente para borrar las huellas del paso de los años, optamos por un rápido paseo al quirófano y asunto arreglado. Sin embargo, en el afán de obtener mágicos resultados, creemos todas las historias sin siquiera contemplar la posibilidad de corroborarlas, lo que ha provocado que se escriban historias de horror, pues nunca faltan los que quieren sacar ventaja de la desesperación y ganas de creer de algunos.

  • Aunque muchos asocian este tipo de intervenciones con vanidad, lo cierto es que es un tema para tomar con toda la seriedad posible, no sólo por la importancia que tiene para quienes la viven sino por los riesgos que implica a nivel físico y psicológico, tanto no poder acceder a ellas, como hacerlo y no obtener los resultados esperados.

  • ¿Qué tener en cuenta antes de una operación estética?

  • 1. El reposo es fundamental

  • Es común que los médicos den indicaciones que los pacientes terminan desoyendo. En todos los casos es importante obedecer, pero con las cirugías estéticas lo es más. No hacerlo te expone a infecciones o heridas abiertas que pueden arruinar el aspecto de tu cirugía con queloides o heridas que no sellen correctamente.

  • 2. Confirma las credenciales del médico

  • Que veas imágenes de antes y después pegadas en las paredes, no quiere decir que pertenezcan a ese médico. Lo mismo aplica con las recomendaciones del primo de un amigo: muchas veces las personas reciben dinero para hacer publicidad engañosa sobre los médicos.

  • 3. Pon en una balanza los riesgos contra lo que esperas obtener

  • Algunas intervenciones son muy riesgosas, no solo por los peligros de la operación, sino porque tu salud o condiciones físicas no te hacen un paciente ideal para ese tipo de procedimientos. La recomendación es sopesar los riesgos y beneficios para no arriesgar de más.

  • 4. Incluso el mejor profesional puede cometer errores

  • Advertisement
  • Va muy de la mano con lo anterior. En este caso, no son los riesgos por la operación en sí, sino el peligro de que aun en manos de un buen médico, los resultados no te satisfagan, bien sea porque tenías muy altas expectativas o porque sucedan imprevistos que provoquen que las cosas no salgan como esperas.

  • 5. Alergias al instrumental, anestesia o implantes

  • Incluso cuando crees que has hecho todo bien, hay cosas en las que normalmente no se piensa y que pueden tener consecuencias devastadoras. Por ello, es importante que veas si es posible descubrir con anterioridad sí eres alérgico a algún material de los que serán utilizados.

  • 6. Recrea el resultado final

  • Esto no siempre es posible, pero algunos sí puedes recrearlo con un poco de relleno, por ejemplo. Lo mejor es que procures darte una idea de cómo quedarás al final, para evitar sorpresas desagradables.

  • 7. Tener un médico de cabecera

  • Muchas personas van a otros países porque les sale más barato, porque los requisitos son menores que en su país o porque no quieren que se sepa de la operación. Sin embargo el problema con esto es que no tendrán el seguimiento necesario, ni quién los atienda en caso de urgencia. Así que lo mejor es tener un médico de cabecera que te atienda durante todo el proceso.

  • Finalmente sé consciente de que una operación siempre es riesgosa. Por ello, lo mejor es optar por ésta solo en aquellos casos realmente necesarios. No verlo de esa manera puede obsesionarte con este tipo de intervenciones y, si de algo puedes estar seguro, es que eso es una receta para el desastre.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Ayúdanos a pasar la voz ...

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr