¡Vamos a organizar el cuarto del bebé!

Una habitación no solo es un lugar para dormir. ¡Es todo un mundo nuevo para descubrir!

2,695 views   |   27 compartido
  • Hace muchos años, las recámaras creadas para los bebes eran habitaciones recargadas de adornos, ropa de cama primorosa, velos y cientos de juguetes o motivos infantiles. Una gran cuna o moisés eran el centro de la habitación donde también se podía observar una mecedora para mamá, un mueble alto para cambiar el pañal y un corralito para el pequeño. Todo diseñado para la comodidad de los padres o cuidadores pero nunca pensado para el beneficio y desarrollo del pequeño.

  • Hoy en día las habitaciones infantiles han cambiado drásticamente debido a la visión de los pedagogos, psicólogos y expertos en desarrollo infantil. Éstos coinciden en que este entorno físico es una herramienta muy importante para favorecer el desarrollo físico y cognoscitivo del niño cuando contiene los siguientes elementos:

  • 1. Es un espacio limpio con buena iluminación

  • Se recomienda que la habitación del pequeño tenga colores claros en paredes y cortinas, la ropa de cama puede ser de colores sólidos y sin muchos diseños; debe estar bien ventilada y ser fresca. Evita las caricaturas o ilustraciones fantasiosas, coloca imágenes de buen gusto, grandes, hermosas y que sean de imágenes reales. Como fotografías, por ejemplo. Usar color rosa para las niñas y azul para los varones ya no es del todo recomendable.

  • 2. No hay cuna ni corral

  • El uso de la cama, el corral y hasta la carriola pueden llegar a limitar el desarrollo psicomotriz del niño, por lo que se recomienda que pongas el colchón o camita del niño al nivel del piso. Así cuando comience a moverse no tendrá limitantes y se acabarán las caídas; el gateo se da de manera natural. Coloca un espejo de tamaño mediano donde el niño pueda observarse a sí mismo.

  • 3. Es segura

  • Como el pequeño va a experimentar la libertad al no tener barrotes o estar en alto, la habitación debe ser muy segura, los muebles deberán ser mínimos, pequeños, sin esquinas. Los juguetes deben de estar a mano y conforme crecen y se ponen de pie, a la altura de su vista. Los contactos eléctricos deberán estar con cubiertas o detrás de los muebles.

  • Lava los juguetes con frecuencia, trapea el piso una vez al día y después de andar por el piso lava sus manos y piecitos (se recomienda que el niño ande descalzo y, según el clima, con la menor ropa posible para favorecer el movimiento y desarrollar defensas).

  • 4. Es a su medida, no a la de los adultos

  • Cuando acomodes la habitación ponte en lugar del bebé y desde su visión haz el acomodo y organización de todo su ambiente. ¿Sabías que hasta el siglo XIX las escuelas tuvieron sillas pequeñas para los niños? Pocas veces pensamos en el desarrollo del niño y pensamos más bien en nuestra propia comodidad.

  • Advertisement
  • 5. Favorece el movimiento

  • Entre menos cosas en el cuarto, el niño tendrá más espacio para moverse. Coloca canastas o cajas sencillas donde se guarden cobijas, juguetes y que el niño pueda jalar, arrastrar, vaciar y llenar. Éstos son ejercicios muy importantes pues fortalecen huesos, músculos y mantendrán al niño ocupado en su "trabajo" y por lo tanto, en su aprendizaje. Evita los juguetes complejos, que se mueven solos, que contengan demasiadas piezas o que sean pequeños.

  • 6. Está ordenada

  • Se dice que el ser humano desde su más tierna infancia debe estar expuesto a la belleza, la limpieza, el orden y el buen trato. De esta manera su mente y espíritu se desarrollarán de manera sana, estructurada y armoniosa.

  • Conforme animes a tu pequeño a poner sus cosas en las canastas, estarás dando orden y estructura a su mente y a su vida en general. Si acostumbras a tu pequeño a asearse a sí mismo o el lugar donde habita, poner las cosas donde corresponde, escuchar música agradable y ser tratado con respeto y afecto, jamás rebajará sus normas de vida y en la adolescencia no batallarás con suciedad, desorden, rebeldía o conductas desafiantes.

  • Criar un hijo es una de las aventuras de vida que más exigirá de tus talentos, fortaleza y creatividad. Por lo tanto, ten presente siempre que estás sembrando en la tierra más fértil del mundo: la mente, el corazón y el espíritu de un niño. Así que busca las mejores semillas siempre que puedas para que a los años el fruto sea dulce y abundante.

  • Relacionado con el tema, puedes releer: ¿Estrenando bebé? Lo que toda esposa quisiera que tú hicieras.

  • También puedes releer: El bebé ya viene, ¿qué debo llevar al hospital?

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Si te gustó este artículo, compártelo ...

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr