5 MENTIRAS que se dicen de los hombres que van a ser papás

¡Hay que dejar de propagar estas mentiras sobre los hombres!, ¡trabajemos juntos y sin prejuicios por la familia!

2,086 views   |   11 compartido
  • Históricamente se ha visto a los hombres como seres duros, violentos, sin sensibilidad, poco dados a la paternidad y sí a las relaciones íntimas; sin apego a la familia, los niños y cuya única función es ser un proveedor, en el mejor de los casos, y no más.

  • ¿En verdad el hombre es así de limitado? Estoy segura de que no, y hay evidencias de ello. El testimonio de vida de muchos hombres, por ejemplo, cuya principal virtud es ser magníficos padres lo comprueba: el hombre puede ser tan buen padre como lo es una madre.

  • .

  • Y aunque no lo creas, las mujeres somos las principales causantes de las conductas que luego criticamos y condenamos en los varones. ¿Cómo cuáles?

  • 1. "Él no puede"

  • Cada vez que en tu mente aseveras que tu esposo no puede y, por lo tanto, no le permites hacer tal o cual tarea o actividad, cortas su iniciativa, su deseo de aprender, de integrarse y participar. ¡Al contrario!, cada vez que él se ofrezca a colaborar o a ayudar con algo, ¡tómale la palabra! Acepta de buen gusto y buena gana su ayuda, muéstrale cómo y luego déjalo que se entienda.

  • 2. "Él no sabe"

  • ¡Pues enséñale! Me sorprende mucho cuando las madres se quejan de cansancio, incomprensión, exceso de trabajo con los hijos, la casa, y que el esposo no hace nada. Cuando se revisan los antecedentes de la relación en el matrimonio se pueden encontrar varios momentos clave donde la mujer tomó el control de las cosas y no incluyó al marido. Por ejemplo: cuando nace el bebé, ella quiere, porque le nace, atender al bebé día y noche, cuando pudo haber incluido al esposo en el cuidado nocturno del niño.

  • Delegar actividades y tareas es bueno para todos. El cuidado de los hijos y su formación no es tarea exclusiva de la madre, de modo que enséñale a tu esposo a hacer una mamila (preparar biberón), a dormir un bebé, a hacer la limpieza y a contribuir con la formación de los hijos.

  • 3. "Yo soy la madre"

  • Un fenómeno que se da entre las mujeres latinoamericanas es el fomento del machismo mediante conductas donde la mujer asume el papel de sumisión, sacrificio ciego y chantaje con los hijos. Pero jugar el papel de madre abnegada, sufrida y dominada por el hombre o las circunstancias de vida, ya no es una opción para las nuevas generaciones.

  • Advertisement
  • Hoy es necesario asumir la maternidad y la paternidad con conciencia, trabajo en equipo y colaboración entre iguales. Fomenta en tu hijo el amor a su papá y ayuda a que el padre también sea una imagen amada, cercana y de respeto para toda la familia. Hay mujeres que buscan ser el centro de la atención y bajo ninguna circunstancia permiten que el hombre goce de sus hijos. Por favor y amor a tus hijos, no seas una de ellas.

  • 4. "No deben cambiar el pañal, y menos a las niñas"

  • Esta es una de las ideas más torcidas y retrógradas con las que me he encontrado. Si el padre de tus hijos no tiene tu confianza para asear a tus hijos o tus hijas, difícilmente podrá ser una buena pareja para ti.

  • Un hombre puede y debe atender a sus hijos como lo hace la madre. No podrá amamantar pero sí dar mamila, puede bañar a los niños, cambiar pañales, dar de comer, llevar a vacunar o dormirlos, ir a la escuela y recibir las calificaciones, y no sólo puede hacerlo, sino que ¡debemos incluirlo e insistir en su participación!

  • .

  • 5. "No se vincula con los hijos igual que una madre"

  • El hombre se vincula con los hijos ¡como padre! No esperes que sienta igual que tú, él siente como hombre y eso es maravilloso porque nos da equilibrio, nos centra y fortalece. Los hijos tienen ambas referencias y son amados y cuidados de todas formas y maneras. El amor de un padre es diferente al de la madre porque esa es la manera de amar completamente a un hijo.

  • El amor de una madre puede manifestarse de manera tierna y el amor de un padre manifestarse de manera brusca, pero ambas formas endulzan y fortalecen a los hijos. Ambos amores son muy necesarios, no desprecies la manera de tu esposo, él es el mejor padre que tus hijos pueden tener y tú debes ser la primera en creerlo y respaldarlo.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Comparte tus resultados con tus amigos ...

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.

“Cómo un viaje salvó mi MATRIMONIO y mi vida (hará lo mismo por ti)”, 2 historias que te harán hacer los mismo

Descubre cómo salvar tu relación, renovarla y enamorarlo de ti como nunca antes (este secreto es accesible para todos)

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr