7 maneras en que estás impidiendo que tu marido sea un buen padre (es FÁCIL NO darse cuenta)

Si tu esposo es un mal padre, quizás tú tengas algo que ver. Te invito a averiguarlo.

1,389 views   |   18 compartido
  • Sin duda alguna, ser padres no es un asunto sencillo, pues requiere de mucha paciencia, tolerancia, amor por toneladas y complicidad en pareja. Sin embargo, ¿qué pasa cuando nuestro esposo no es el padre que esperamos? ¿Somos nosotras quienes anulamos las habilidades parentales de nuestra pareja? Te invito a descubrir algunas señales que indican que así es.

  • 1. No tomas en cuenta su opinión

  • No importa si se trata de la hora de comprar ropa para los niños o si deseas que asistan a un colegio laico o religioso, el punto es que nunca te detienes a consultarle su opinión. Generalmente te limitas a informarle lo que sucederá.

  • 2. Nunca han conversado acerca del tipo de crianza que desean para sus hijos

  • Independiente de los motivos, jamás se han puesto a conversar acerca de cómo creen que educar a sus hijos es más conveniente. Por el contrario, siempre eres tú quien decide el tipo de comida, de creencia, vestimenta o incluso la escuela a la que van a asistir.

  • 3. No le das el espacio para que aporte en la crianza

  • Así de claro, siempre haces todo tú. Eres la que, por diferentes razones, se dedica a llevarlos al pediatra, los entrenamientos y las clases particulares. Además, los ayudas a hacer los deberes y todas las otras actividades diarias. El problema es que, sin darte cuenta, limitas a tu marido a participar de la crianza activa de sus hijos. Siempre recuerda que los hijos son de ambos, no solo tuyos y por ende, la responsabilidad es compartida.

  • 4. No pides ayuda

  • No son pocas las veces que durante el día te sientes sobrepasada, pero optas por guardar silencio y seguir adelante con las pocas fuerzas que te quedan, con tal de no recurrir a tu marido.

  • 5. Falta de comunicación

  • Para nadie es un misterio que la comunicación en pareja es fundamental para que la relación pueda sobrevivir a través de los años. Sin embargo, cuando nos convertimos en padres o madres, solemos abocarnos en cuerpo y alma a nuestro nuevo rol, dejando atrás los espacios de conversación, mimos y coqueteo. Esto hace que dejemos atrás aspectos vitales para lograr tener una familia exitosa, por ello nunca olviden preguntarse como pareja qué necesitan, qué esperan, en qué pueden estar más presentes.

  • Advertisement
  • 6. Eres más madre que mujer

  • No es extraño que muchos hombres se alejen de sus parejas cuando sienten que salen sobrando, pues sus parejas están tan dedicadas a su rol de madres, que ellos han pasado a segundo plano.

  • 7. Es un hijo más

  • No te diste cuenta cuando fue que tu marido pasó a ser tu hijo mayor, ya que de pronto le das las mismas órdenes que a tus hijos. Te preocupas en exceso y dudas de su capacidad de tomar decisiones que conlleven al éxito familiar.

  • No permitas que tu marido sea un mal padre, por el contrario, fomenta los espacios de participación familiar. Hazle sentir integrado desde el momento de la planificación familiar, ríanse juntos de los errores que puedan cometer y conversen mucho acerca de lo que esperan de la vida. Sean protagonistas de una familia exitosa y no simples espectadores a la hora de comenzar a criar.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Haz clic abajo para compartir

Camila, es Relacionadora Pública, con orientación en Marketing, actualmente reside en Villa Alemana, Chile. Es esposa y madre, y ama escribir para ayudar a fortalecer los lazos familiares.

“Cómo un viaje salvó mi MATRIMONIO y mi vida (hará lo mismo por ti)”, 2 historias que te harán hacer los mismo

Descubre cómo salvar tu relación, renovarla y enamorarlo de ti como nunca antes (este secreto es accesible para todos)

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr