8 señales INDISCUTIBLES de que estás siendo una EXCELENTE MAMÁ, aunque sientas lo contrario

¿Alguna vez te has sentido un fracaso como mamá? Sigue leyendo y te darás cuenta cómo en realidad eres una madre magnífica.
  • Suele ser demasiado común que como madres nosotras seamos nuestras peores críticas. ¿Conoces a una buena madre que se sienta totalmente segura de estar haciendo un excelente trabajo y que no se auto-critique? Quizás tu respuesta es no. Esto se debe a que la mayoría de nosotras anhelamos tanto lo mejor para nuestros hijos que nos aterra pensar que estemos cometiendo algún error que los pueda llevar por un mal camino. Somos rápidas en notar nuestras fallas y muy lentas en reconocer que estamos haciendo un buen trabajo. Hasta la mejor mamá llega en algún momento a dudar de su desempeño.

  • Ser auto-critica, aun si te parece algo negativo, es la primera señal de que tu desempeño como mamá es bueno. La triste realidad es esta: a las malas mamás no les interesa como crían a sus hijos. Si te preocupas por lo que haces, demuestras que tu trabajo como madre es importante para ti.

  • Estas 8 señales te ayudarán a entender que por más dudas que puedas tener, puedes relajarte, estás haciendo un trabajo excelente.

  • 1. Dudas

  • Como ya te expliqué, la primera señal es que dudes de tu desempeño. El desarrollo de tus hijos es importante para ti y te preocupa dar lo mejor de ti porque entiendes que eres responsable de su crianza.

  • 2. Estás exhausta

  • ¿Sientes que no tienes suficiente energía o ánimo? Si estás agotada o agobiada, no es porque no haces suficiente, al contrario, vas más allá de lo que tu cuerpo te permite para hacer tu trabajo.

  • 3. Sigues tu intuición

  • Nunca faltan los consejos de otras madres que creen saber cómo criar a tus hijos mejor que tú. Sigues tu intuición y haces lo que tu conciencia te dice que es lo correcto.

  • 4. Reconoces que puedes aprender de tus hijos

  • Nuestros hijos pueden ser los más sabios maestros. Has tenido momentos en los que tu hijo te sorprende con un comentario que no esperarías de un pequeño y lo tomas como un gran aprendizaje.

  • 5. Tus hijos comen antes que tú

  • Tomas cuidado de llenar el plato de tu hijo antes que el tuyo. Puede sonar como un simple hecho usual, pero es una muestra inconfundible de amor.

  • 6. No comparas a tus hijos con otros

  • Advertisement
  • Si te das cuenta que Danielito aprendió a caminar antes que tu retoño, no te apresuras a pensar que algo está mal. Comprendes que cada niño es único y no pueden llenar el mismo molde.

  • 7. Los disciplinas cuando debes

  • No te haces la ciega cuando tu "ángel" hace algo indebido. Sabes reconocer cuando tienes que intervenir y disciplinar a tu hijo cuando ha hecho algo que no está bien.

  • 8. Tú eres su consuelo

  • Tú eres la persona a la que tus hijos buscan cuando algo les afecta, esto aplica a cualquier edad y situación, desde un pequeño rasguño hasta un corazón roto.

  • Si encuentras que al menos una de estas características te define, ¡felicidades, eres una mamá excelente! Relájate y demuéstrales a tus hijos con acciones lo que quisieras que ellos lleguen a ser. Si deseas que tengan una vida feliz, dales tú misma ese ejemplo. Y recuerda, ¡tú eres su mamá! Eres única e irremplazable. Nadie más que tú puede hacer un mejor trabajo en la crianza de tus hijos.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¿Te gustó esto? ¡Compártelo con tus amigos!

Zaida Libertini es originaria de San Pedro Sula, Honduras y actualmente reside en el estado de Utah, Estados Unidos. Escribe por placer y es ama de casa, esposa y madre de un pequeño de cinco años.

Hasta que él no haga estas 5 cosas contigo, NO sabrás si él REALMENTE te ama

Descubre las 5 cosas que según los expertos, te darán la seguridad de que él llegó a tu vida para quedarse.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr