10 rasgos de la adicción a las redes sociales y 4 formas de superarla

Hay una delgada línea entre el uso diario normal y el uso desmedido. Si quieres saber si eres adicto a las redes sociales sigue leyendo.

2,194 views   |   42 compartido
  • Las redes sociales marcaron un antes y un después en nuestros hábitos diarios. La mayoría de las personas valora positivamente el uso de las mismas en forma cotidiana y pasa gran parte del día interactuando en la web. Los jóvenes, en su mayoría, son quienes pasan más tiempo diario en contacto con las redes sociales desde su móvil, tableta o computadora personal, sin embargo, el uso de Facebook, Twitter, Snapchat, Whatsapp, Youtube, Instagram, entre otros, se ha diversificado tanto que la brecha se ha ido agrandando y los adultos se han ido incorporando al mundo cibernético hasta incorporar estas aplicaciones a su forma de vida. Pero, ¿qué sucede cuando el uso se convierte en adictivo? Hay una delgada línea entre el uso diario normal y el uso desmedido. Si quieres saber si eres adicto a las redes sociales sigue leyendo.

  • Parecería ser que la vida pasa por Facebook. O que debes escribir eso que tienes en mente inmediatamente en Twitter. O debes chequear a cada instante si él o ella leyeron tu mensaje en whatsapp. En los últimos años es común ver a las personas en cualquier encuentro social con sus teléfonos móviles en sus manos. Amigos, que se encuentran en una reunión, no pierden oportunidad de chequear sus teléfonos. Aquella pareja que se sienta a conversar mira cada tanto su teléfono para confirmar si hay nuevas notificaciones. Ese otro grupo de amigas, se sientan a cenar pero la comida se enfría porque antes deben sacarse la selfie perfecta y subirla a las redes. Una reunión no es una reunión hasta que la foto no está online. Un encuentro amoroso no tiene la debida importancia hasta que no tomas la foto de esa cena romántica y la compartes. Es cierto que el uso de las redes sociales están tan presente en nuestras vidas que hacemos uso diario de ellas, pero no siempre se trata de una actitud adictiva. Presta atención si presentas algunos de éstos síntomas para poder superar la adicción en caso que la tengas.

    1. Chequeas el teléfono a cada momento, sea la situación que sea en la que te encuentres.

    2. Tienes pánico a olvidarte tu celular. Y si lo olvidas en casa vuelves a buscarlo, aunque vuelvas en un rato y no lo necesites verdaderamente.

    3. Al despertarte por la mañana, lo primero que haces es estirar el brazo y agarrar tu teléfono para chequear nuevas notificaciones.

    4. Estás pendiente de publicar cada situación de tu vida. Tomas fotos de todas las situaciones cotidianas, de las comidas que comes, de los lugares que visitas, y tienes apuro por compartirlas.

    5. Estás sufriendo algún tipo de tendinitis en el antebrazo, la muñeca o la mano, por el uso contínuo del teléfono móvil. También sufres dolor de cabeza y de espalda.

    6. No dejas el teléfono ni a la hora de cenar. Y si alguien te llama la atención protestas, pero lo sigues dejando al lado tuyo por si hay notificaciones.

    7. Tienes más de mil amigos o seguidores, sin conocer a todos

    8. Ya casi no lees nada en formato papel. Todo lo buscas en google. Prefieres sentarte a tomar un café con tu celular en mano que leer el diario del día o la revista de la semana.

    9. Al lugar que vayas, buscas que tenga WI-Fi

    10. Haces cualquier actividad con el móvil en el bolsillo o bien cerca de tí, para poder chequearlo a cada instante.

  • Advertisement
  • Cuando gran parte de estos síntomas te afectan, estás entrando en una adicción a las redes sociales. El problema radica en que el mal empleo y el uso excesivo de las mismas puede afectar nuestra felicidad diaria, y hasta nuestras relaciones interpersonales. Algunos de los trastornos que causa el uso excesivo de las redes sociales tienen que ver con la falta de concentración, el nerviosismo, alteraciones del ánimo, depresión, entre otros. Si buscas que estos síntomas no te persigan ni te afecten intenta tomar medidas:

    1. Reconoce tu problema. Así podrás ponerte tus propios límites.

    2. establece un horario para el uso ocioso de las redes sociales.

    3. Deshabilita tu paquete de datos. Así tu teléfono no estará conectado a internet, pero sí estará conectado a la línea telefónica por si recibes algún llamado importante.

    4. Si no puedes alejarte de tu teléfono, y ello te está alejando de tus afectos, busca ayuda a tiempo.

  • Internet vino a cambiarnos la vida. Pero como todo, cuando se hace un buen uso de la misma, puedes sacarle un rédito positivo. No dejes que las redes sociales vivan tu vida; vive tú la vida en vivo y en directo y vuelve a disfrutar de las cosas simples de la cotidianeidad.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Comparte tus resultados con tus amigos ...

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.

Sitio Web: http://lasillamecedora.blogspot.com

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr