¿Cómo elegir el pediatra adecuado para nuestros hijos?

Muchas veces, como madres primerizas nos olvidamos, entre tantos preparativos, de la importancia de escoger un buen pediatra con suficiente anticipación. ¿Qué tenemos que tener en cuenta para elegir el mejor pediatra?

3,091 views   |   compartido
  • Estamos embarazadas, y un sin fin de emociones y sucesos nos invaden: los preparativos, elegir el nombre del bebé, las ansiedades generadas por los exámenes médicos, las ecografías. Es decir, hay tanto por hacer: vamos a ejercicios y conferencias pre-parto, preparamos la ropita y la habitación al bebé. Además, el hecho de ser primerizas hace que pensemos mucho en el parto y es el gran acontecimiento, eso es indudable, pero estos aspectos hacen que muchas veces nos olvidemos de la importancia que tiene escoger un buen pediatra.

  • A veces pensamos que hay tiempo y no nos damos cuenta, por inexperiencia, que apenas nazca nuestro hijo comenzarán los controles con el pediatra y es tan importante que consigamos un buen médico que esa decisión no la podemos dejar al azar, ni a búsquedas de último momento. Por otra parte, las consultas al pediatra en el embarazo son muy útiles, ya que nos puede orientar con tiempo con relación al cuidado del niño y a la puericultura. Gran cantidad de mujeres han podido amamantar gracias a un consejo apropiado dado a tiempo.

  • Es por eso que recomiendo que nos tomemos tiempo para ir a diferentes especialistas en el embarazo para tener varias opciones y elegir. Es importantísimo llevar una lista de preguntas y no sentir incomodidad a la hora de realizarlas. Estamos velando por la salud de lo que más amamos en este mundo. ¿Qué debemos observar en un pediatra para elegirlo?

  • Que esté acorde con nuestra filosofía de vida y crianza de nuestros hijos

  • Esto muchas veces es difícil. Saber, por ejemplo, si es un pediatra a favor de la lactancia materna o es uno que enseguida mandará al bebe a tomar biberón en vez de procurar ayudar a la madre con la lactancia. Si estamos pensando dar de mamar al bebé por un tiempo prolongado, saber que no todos los médicos están en favor de eso (si bien la Organización Mundial de la Salud recomienda amamantar hasta los dos años). Un pediatra, antes que pediatra, es un ser humano, con una historia personal, convicciones, creencias, e incluso prejuicios, y siempre nos va a aconsejar en función de sus convicciones. En mi caso particular, mi hija tenía una semana de nacida y una pediatra me aconsejó que, como tenía bajo peso, le diera leche de fórmula. Eso atentaba contra la lactancia materna ya que, al darle biberón corría el riesgo de que no aceptase el pecho después. Además, era poco lo que mi bebé había bajado de peso; estaba dentro de lo normal que descendiese su peso en la primera semana. Por suerte consulté con otro médico y, con ayuda de una puericultora, salimos adelante.

  • Advertisement
  • Que sea una persona cálida y amorosa con los niños

  • Observa con detenimiento cómo trata a tu bebé. Eso es primordial. Nadie quiere llevar a sus hijos con alguien que los maltrate.

  • Tiene disponibilidad para que lo llamemos por teléfono para consultarle?

  • ¿Tiene disponibilidad para que lo llamemos por teléfono para consultarle? Es muy importante hacerle esta pregunta en la primera consulta. Es importante saber que podremos contar con él ante una urgencia.

  • Ten en cuenta la sugerencia de tus conocidos

  • Es bueno preguntar por buenos pediatras tanto a nuestro médico de cabecera, como a familiares, amigos, o simples conocidos. Con los consejos de ellos tendremos una buena base para elegir. Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que muchas veces el médico o el obstetra nos sugerirán amigos o compañeros de trabajo que no siempre son los mejores profesionales. Esto me sucedió a mí. Consulté con la pediatra del hospital donde tuve a mi bebé por sugerencia del médico y no resultó la mejor. En mi caso, y casi siempre será así, sirvió mejor la referencia de amigos, porque a través de la experiencia de ellos podemos saber si el pediatra cumple con los puntos de esta lista.

  • Que se tome el tiempo para responder nuestras preguntas

  • Que siempre las realice amablemente y demostrando interés por el paciente y por nosotros. Que sea humano y cálido, ya que está tratando con niños.

  • Que tenga higiene en su consultorio

  • y que siempre lo veamos lavarse las manos antes de atender a nuestro hijo. Pensemos que ese simple hecho evita que nuestro hijo pueda contagiarse de las posibles infecciones de los pacientes anteriores del día.

  • Que realice un examen físico completo del niño siempre

  • , salvo que el tiempo no lo permita debido a una emergencia.

  • Que siempre conserve los datos por escrito

  • , realizando así una historia clínica completa.

  • Comparte estos puntos si te han sido de utilidad y recuerda que siempre se está a tiempo de cambiar de médico si no estás conforme con algo. No te quedes con un profesional que no llene tus expectativas ni tampoco pretendas perfección en un ser humano. Sólo que cumpla por ética y profesionalismo con los puntos arriba citados.

  • Fuente consultada: libro “Pediatría accesible. Guía para el cuidado del niño” del Dr. Joaquín de la Torre, Edit. Siglo XXI, 1979.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Comparte con tus amigos!

Maia Fernández vive en Argentina.Considera fundamental la educación de los niños y al arte en sus diferentes manifestaciones como un componente irremplazable de la misma. Blog www.educacionmusicalencasa.blogspot.com.ar

Sitio Web: http://educacionmusicalencasa.blogspot.com.ar

“Cómo un viaje salvó mi MATRIMONIO y mi vida (hará lo mismo por ti)”, 2 historias que te harán hacer los mismo

Descubre cómo salvar tu relación, renovarla y enamorarlo de ti como nunca antes (este secreto es accesible para todos)

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr