Soluciona de una vez por todas los problemas de sueño de tu hijo adolescente; 7 secretos infalibles

Tu hijo necesita dormir y dormir a profundidad para poder completar esta etapa de desarrollo físico e intelectual. ¿Lo está haciendo como se debe?

2,617 views   |   31 compartido
  • Con frecuencia digo que los adolescentes, para las madres, son nuestros bebés por segunda vez, sólo que ahora pesan más de 70 kilos y muchas veces son ¡más altos que sus padres! Sin embargo, tienen las mismas necesidades de afecto, atención y deseos de que los dejemos hacer las cosas por ellos mismos -buscan independencia y libertad-, tienen la necesidad de los mejores alimentos para su desarrollo procurando que descansen, que duerman para que recuperen las energías y la famosa hormona de crecimiento termine de hacer lo suyo.

  • Un adolescente debe dormir entre ocho y nueve y media horas por noche, pero las nuevas condiciones de vida a las que se enfrentan nos dicen que esta nueva generación no está durmiendo, muchas veces, ni cinco horas corridas. Entre tantas actividades que realizan, el abuso de las tecnologías y la facilidad de tener acceso las 24 horas del día a videojuegos, películas y demás distractores, junto con padres permisivos y la carencia de límites en el hogar, tenemos como resultado jovencitos con trastornos y consecuencias de serias hasta graves en su salud y desarrollo.

  • En serio, ¿mi hijo debe dormir tanto?

  • ¡Los adolescentes son unos flojos!

  • En esta etapa de vida, tu muchacho debe dormir lo necesario porque, de no hacerlo, puede presentar problemas como:

    • Sobrepeso

    • Falta de concentración

    • Bajo desempeño académico

    • Accidentes viales (si ya maneja)

    • Y es proclive a enfermarse más

  • ¿Cómo puedo saber si mi hijo necesita dormir un poco más?

    • Lo ves adormilado todo el día y en la escuela los profesores te dicen lo mismo

    • Sus olvidos son continuos

    • Anda de mal genio, se enoja e irrita con facilidad

    • En la noche no puede dormir, o se despierta una y otra vez

  • Siete sugerencias para ayudarlo

  • 1. Rutina para ir a la cama

  • Igual que cuando era un pequeñito, pero ahora mediante el afecto y el diálogo -no regaño-, debemos invitarlo a seguir una rutina para ir a la cama, ya sabes: todos los días a la misma hora, que por la tarde hagas sus actividades, luego establecer horario para cenar, asearse, tomar un baño, relajarse e ir a la cama con la luz apagada y sin el celular encendido.

  • Advertisement
  • 2. El levanto también es hábito

  • Lo mismo: una hora fija para despertar, disponer una alarma agradable -tal vez musical-, con tiempo suficiente para desayunar y no andar a las carreras.

  • 3. Adiós a la cafeína

  • Ni café o alguna otra bebida energizante por la noche o el resto del día. Los adolescentes activos, que practican algún deporte o que tienen muchas actividades, a veces comienzan a utilizar bebidas energéticas cuyos componentes alteran su organismo; es preferible evitarlas a toda costa.

  • 4. La cama sólo para dormir

  • En su recámara puede haber un escritorio o un área para trabajar y hacer tareas, pero la cama debe estar únicamente relacionada con dormir, de tal manera que al llegar a ella, llegue el sueño también. Cuida que su habitación invite al descanso, que pueda oscurecerse, que esté ventilada y no haya ruidos altos o en exceso.

  • 5. Tomar algo calientito antes de ir a dormir

  • Un té o un vaso de leche tibia, pero nunca café, ¡ya lo hablamos!

  • 6. Relajarse, platicar

  • Cuando era pequeño lo llevabas a la cama con un cuento y oraban juntos. Retoma el buen hábito: platiquen de situaciones agradables y busca que el día cierre en paz. El adolescente necesita seguridad y saberse amado y aceptado, pues su mundo y su cuerpo están de cabeza.

  • 7. Acudan al médico si tu hijo presenta

    • Sonambulismo

    • No duerme

    • O duerme todo el día

    • Tiene muchos movimientos involuntarios cuando está dormido

  • Dormir es una necesidad que tenemos, y moriríamos si dejara de funcionar como se debe, por eso es tan importante estar al pendiente de que tu hijo adolescente duerma con tranquilidad y lo suficiente.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¿Te gustó esto? ¡Compártelo con tus amigos!

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr