5 síntomas físicos poco conocidos de que estás siendo víctima de abuso emocional sin darte cuenta

Nuestro cuerpo cuenta con la capacidad de distinguir cuando las cosas están mal mostrando síntomas físicos aún cuando el abuso sólo sea emocional.

5,509 views   |   33 compartido
  • La violencia no es exclusiva de las mujeres, aunque en un mundo donde prevalece la creencia de que somos el sexo débil no es de extrañar que los resultados estadísticos sean mayores cuando se habla de nosotras. Pero mas allá del género lo importante es reconocerla, porque existen síntomas y secuelas que aunque no se ven físicamente, son igual de lacerantes.

  • Bajo la protección de los comportamientos socialmente aceptados habita el maltrato psicológico, que aunque no es desconocido sí es menospreciado, al punto que muchos de sus síntomas no los asociamos con el abuso, al contrario se consideran parte de la psicología femenina, como por ejemplo que no nos veamos a nosotras mismas como individuos, sino como una parte de un todo sin el cual dejamos de existir.

  • Vistas desde esta perspectiva es entendible que constantemente nos cuestionen sobre aspectos personales como ¿para cuándo la boda, los hijos, o hasta los nietos?, pero rara vez sobre nuestras pretensiones profesionales. Y no es que esté mal que queramos ser solo esposas o madres, de hecho para nada es un trabajo menor, sino que se asuma que solo a eso tenemos derecho.

  • Pero volviendo al principio, es común sufrir violencia psicológica sin siquiera saberlo, y tal vez nosotras no somos capaces de identificarlo como tal, pero definitivamente nuestro cuerpo sí cuenta con ese sexto sentido para distinguir cuándo las cosas están mal, e incluso comienza a reaccionar para avisarnos, te comparto algunas manifestaciones poco conocidas pero inequívocas de que las cosas no van bien.

  • Síntomas poco conocidos de que padeces violencia doméstica:

    1. Confusión mental.

    2. Pérdida de memoria.

    3. Poca capacidad de concentración.

    4. Poca claridad para expresarnos.

    5. Ansiedad.

    6. Problemas estomacales, como nauseas, diarreas, vómitos.

    7. Fibromialgia. No la enfermedad real, sino confundir los malestares con este padecimiento.

  • La disminución del grado de conciencia, la poca confianza en nosotros mismos, el olvidar las cosas, los malestares físicos pueden ser en los casos que aplique, resultado del desgaste emocional que tiene lugar debido a la embestida externa que sufrimos cuando literalmente estamos durmiendo con el enemigo.

  • Advertisement
  • Muchas veces no somos diagnosticadas porque los médicos buscan enfermedades o malestares que puedan ser tratados con medicamentos, pero los males del alma sólo desaparecen cuando nuestro espíritu se siente sosegado, por eso es importante que seas tú quien responda si moralmente estás siendo maltratada.

  • Identificar el problema es sólo la primera parte, porque saber no es suficiente, es necesario que lo hables con tu familia en busca de un cambio en la dinámica familiar, y con o sin su apoyo procurarte el auxilio que te permita superar las secuelas emocionales que el dolor invisible de la violencia psicológica inevitablemente nos deja.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Léelo, vívelo, compártelo!

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr