8 Técnicas súper efectivas para mejorar un mal día

Remontar de las caídas es un arte que se aprende precisamente cayendo, que un mal día te tire el ánimo es normal, lo que no está bien es que aceptes quedarte en el piso.
Nov 21, 2016

941 views   |   18 compartido
  • Un mal día lo tiene cualquiera, pero no cualquiera sabe cómo transformar un día malo en uno bueno. Los días malos tienen la particularidad de que mientras los problemas aumentan, nuestra capacidad para lidiar con ellos disminuye proporcionalmente, así que no solo se trata de que las cosas no salgan como debieran o como quisiéramos, sino que nuestro estado de ánimo tampoco está a la altura del reto.

  • Sin embargo, dichoso el que pueda darse el lujo de tener un mal día y tirar la toalla, porque la mayoría de los mortales tenemos que hacer de tripas corazón y tratar de sacar lo mejor posible porque no nos queda de otra. Las cosas deben hacerse sí o sí, sobre todo porque si existiera una encuesta creo que quedaría más que demostrado que la totalidad de las veces los problemas que nos amargan los días están relacionados con cosas que no podemos postergar.

  • El trabajo, la familia, la salud, eventos tristes, peligrosos, apremiantes todos ellos son el denominador común de esas ocasiones en que no dejamos de pensar que lo mejor que debimos haber hecho era no salir de la cama. Sin embargo no todo está perdido, existen algunas cosas que podemos hacer, que si bien no van a hacer que los problemas desaparezcan, sí nos pueden a ayudar que nos llenemos de energía positiva para enfrentarlos.

  • 8 Formas efectivas de levantarnos el ánimo

  • Mirar imágenes de animalitos

  • Así lo afirmó la Universidad de Hiroshima, luego de hacer un estudio con diferentes pruebas de atención, eficiencia y cuidado. Las personas que estuvieron expuestas a imágenes tiernas mejoró su eficiencia en tareas que requerían cuidado. Y de hecho también llegaron a la conclusión que ver vídeos de gatitos nos hace sentir felices.

  • Escuchar música

  • Reduce el estrés, la ansiedad, ayuda a conciliar el sueño, incluso se usa en terapia para pacientes deprimidos. Promueve el comportamiento social, nos hace felices, relajados, optimistas y tranquilos. Bien dicen que todo es mejor con música y estoy totalmente de acuerdo, por eso te invito a echar mano de tu lista de canciones favoritas cuando tengas un mal día.

  • Esmerarte en tu arreglo personal

  • Cuando nos sentimos a gusto con nuestra imagen nuestra seguridad aumenta, nuestra capacidad de hacernos notar y no solo a nosotras, sino a nuestras convicciones, alguien seguro de sí no titubea al momento de enfrentar retos. Por otro lado los colores también son importantes, aquellos ligados a la naturaleza nos ponen alegres.

  • Advertisement
  • Aléjate de las personas que te irritan

  • Este tipo de personas no entienden razones, siempre buscan la confrontación y tener la última palabra, por lo general invaden nuestro espacio personal y en su afán de llamar la atención se meten hasta en nuestros pensamientos. Es casi imposible poder llegar a buen termino con ellos, así que el consejo hoy y siempre será, pon distancia entre tú y ellos.

  • Date un gusto

  • Una buena comida, un lugar agradable, regalarte alguna cosa solo porque si, porque lo mereces y porque puedes, es genial para sentir que todos los sacrificios que haces bien valen la pena. Por supuesto no se trata de meterte en problemas económicos, pero si de reconocerte por lo genial que eres.

  • Evita la auto compasión

  • Sobre todo evita esas frases de "por qué yo, siempre me pasan estas cosas, qué mala suerte tengo, el mundo conjura contra mí". Si caes en ese jueguito lo que pasará es que son como tierras movedizas, con cada palabra te irás hundiendo cada vez más hasta que un mal día se convierte en una mala vida.

  • Húyele al azúcar

  • El azúcar es delicioso, y cuando tenemos problemas es una compañera dispuesta, sin embargo también tiene su dalo negativo, para empezar causa adicción, pero en el caso particular que nos ocupa, cuando estamos teniendo un mal día necesitamos relajarnos y enfocarnos en lo que se debe hacer, sin embargo el azúcar lo que provoca es hiperactividad, ansiedad y dificultad para concentrarnos.

  • Rodéate de amigos

  • Está demostrado que tener amigos mejora el sistema inmune, aumenta nuestra esperanza de vida, reduce el estrés y la ansiedad e incluso disminuye las enfermedades cardíacas. Por eso un mal día puede ser la excusa perfecta para quedar en verte con esos amigos que son capaces de sacarte una sonrisa en el día más negro.

  • Remontar de las caídas es un arte que se aprende precisamente cayendo, que un mal día te tire el ánimo es normal, lo que no está bien es que aceptes quedarte en el piso.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Si te gustó este artículo, compártelo ...

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr