4 hábitos que debes enseñar a tus hijos desde pequeños

Muchos hábitos que aprendemos de niños son la base esencial de nuestra forma de vida. Para que nuestros hijos crezcan saludables, deberás recordarlos e implementarlos en su educación.

9,412 views   |   75 compartido
  • A pesar de que la rutina cambie por estar de descanso en casa o por el periodo vacacional, no hay que bajar la guardia en la tarea de reforzar la enseñanza de hábitos en los hijos pequeños, porque serán la base de su desarrollo físico, mental y emocional.

  • Y es que no inculcar hábitos saludables en los hijos trae consecuencias en su salud, incluso en su comportamiento. Hay que ser firmes y estrictos con las reglas, a fin de asegurarles un futuro más saludable y prometedor. Pero no olvides recompensarlos y motivarlos en el proceso de aprendizaje.

  • Los buenos hábitos son la base de una buena vida, de modo que ten en cuenta los siguientes cuatro para que los incentives en tus hijos:

  • 1. Fijar las horas de sueño

  • Con un horario fijo para dormir tus hijos realmente descansan y reponen las energías gastadas en sus actividades cotidianas; les mejora el humor y su grado de concentración es óptimo. Por si fuera poco, dormir bien ayuda a un buen desarrollo en el sistema nervioso. Es recomendable, entonces, que desde pequeños los dejemos dormir sus siestas durante el día para que puedan descansar por la noche.

  • Te comparto un artículo de la clínica Santa María donde conocerás: Cuántas horas debe de dormir tu pequeño según su edad y lo que el Dr. Daniel Correa dice sobre los saboteadores del sueño.

  • Muchos padres piensan que si dejan a sus hijos pequeños jugar a altas horas de la noche, dormirán por un largo tiempo y despertarán más tarde al siguiente día; esto resulta contraproducente, porque al cansarse demasiado serán más propensos a mostrarse irritables, a estar intranquilos, lo que afectará su conducta y salud.

  • 2. Lo sano entra por la boca

  • Estos hábitos no sólo deberán incluir una alimentación variada con: cereales, verduras, frutas, leguminosas y de origen animal, sino que estos alimentos deberán consumirse en un horario fijo, a fin de acostumbrar a su organismo a trabajar y gastar energías durante todo el día. Esto es de suma importancia tanto para su desarrollo intelectual, físico y emocional.

  • Complementar los buenos hábitos alimenticios con una rutina de ejercicios es lo óptimo. De este modo, cuando tus hijos crezcan tendrán por costumbre alimentarse de manera sana y se ejercitarán por convencimiento propio.

  • Advertisement
  • Revisa los beneficios de comer con calidad y en moderada cantidad: Alarga la vida de tus hijos con una alimentación más sana

  • 3. La higiene es mucho más que bañarse

  • No existe una buena salud sin higiene. Y la higiene no se ciñe nada más al baño diario y a cepillarse los dientes tres veces al día, sino a que hay que enseñarlos a lavarse las manos antes de cada comida y después de acariciar a su mascota, a no meterse a la boca dulces o cualquier cosa que encuentren en el suelo, y a mantenerse aseados con la ropa limpia. Todos estos hábitos son importantes para su salud y en afán de garantizar un excelente desarrollo.

  • La ganancia es mucha si consideras:La importancia de enseñar a nuestros hijos pulcritud e higiene

  • 4. Orden, método, rigor

  • El orden como hábito hace que al niño, siendo adulto, le resulte más sencillo y natural seguir reglas y comprender procedimientos en cualquier ámbito. Por supuesto, siempre ayuda saber cómo hacer responsables a tus hijos, dependiendo de la edad que tengan. Es muy fácil: dile cómo recoger sus juguetes, que acomode su ropa, colores y zapatos; y poco a poco irá comprendiendo que es vital ser ordenado para poder vivir en armonía y poder trascender. El orden, además, les ayudará a sentirse saludables, libres de estrés y con energía.

  • En este artículo hay:7 maneras sencillas de rescatar los buenos hábitos familiares

  • Enseñar a los hijos buenos hábitos es obligación de todos los padres de familia, y la tarea es mucho más sencilla cuando son pequeños. Recuerda que aprenden mejor al observar e imitar lo que ven en casa. El ejemplo arrastra.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Comparte con tus amigos!

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr