Si respondes a más de 5 de estas 10 preguntas, lo sentimos, ¡a ti te encanta el drama!

Rasgos inconfundibles de las personas dramáticas, ¿te ves reflejado en ellos? Permíteme decirte que si dices sí a cinco a más, definitivamente !te encanta el drama!

9,244 views   |   44 compartido
  • Los dramas por lo general tienen gran aceptación por parte del público, pero solo cuando se trata de la taquilla cinematográfica, porque en la vida real ni a las personas dramáticas les gusta tener competencia, y es que este tipo de comportamientos apuesta siempre por el conflicto, a ser el centro de atención, tener el control y manipular todo y a todos a su conveniencia. Algo con lo que la mayoría de las personas no nos sentimos cómodos.

  • Aunque se dice que las mujeres lo somos más, un estudio realizado por Scott Frankowski y publicado en la revista Personality and Individual Differences, la evidencia mostró que tanto ellos como nosotras lo somos en igual escala. El principal problema de este tipo de actitudes son las afectaciones que pueden llegar a ocasionar no solo a quienes se comportan de ésta manera, sino en su vida diaria, de hecho a las personas dramáticas se les dificulta tener relaciones duraderas.

  • Los dramáticos son incapaces de reconocer el problema que significa su forma de ver el mundo y comportarse en él.De hecho hacérselo notar solo les confirma lo que ya creían, que el mundo está en su contra y que son pobres víctimas de una sociedad que no los comprende. Sin embargo no hay peor lucha que la que no se hace, por eso pongo a tu disposición algunos rasgos inconfundibles de este tipo de personalidades a ver si te ves reflejado en ellos, aunque permíteme decirte que si dices sí a cinco a más, definitivamente !te encanta el drama!

  • ¿Eres una persona dramática? ¡Descúbrelo!

  • Revisas el celular, la ropa y hasta la cartera de tu pareja

  • El que busca encuentra, y tú te mueres por encontrar, por eso no pierdes oportunidad de tener razones para poner el grito en el cielo.

  • Te tomas todo personal

  • No importa si es tu familia, amigos o las redes sociales, cualquier cosa que se diga lo tomas como que está dirigido a ti, y por supuesto no pierdes ocasión para polemizar.

  • Eres un poco hipocondríaco

  • La hipocondría es una enfermedad, y se caracteriza por la preocupación excesiva del estado de nuestra salud. Lo padecen generalmente las personas depresivas, ansiosas, neuróticas, entre otros, y también los dramáticos, pero de una forma consciente, pues no la padecen realmente, solo la usan para llamar la atención.

  • Buscas atención constante

  • Y cuando no la obtienes despotricas contra todos y como no te apoyan como tu quieres y necesitas. Especialmente contra esas personas que forman parte de tu vida, por ejemplo tus padres, hermanos, pareja o hijos.

  • Advertisement
  • Inventas situaciones para enemistar a otras personas

  • Es que para ti la vida sin drama no merece ser vivida, y si no está pasando nada interesante de momento tu sientes la necesidad de poner una poco de sal y pimienta a la situación, y que mejor manera que promover conflictos incluso donde no los hay.

  • Reaccionas exageradamente

  • Cuando algo malo sucede tu eres la persona más afectada, incluso más que los involucrados si sucede que no te pasó a ti. Casi podrías dedicarte al ya casi extinto oficio de plañidera (persona que se alquila para llorar en los funerales).

  • Siempre te haces los peores escenarios

  • Cuando se trata de pensar lo peor esa es tu especialidad, y por supuesto te dedicas a sufrir por adelantado, de hecho no sabes cómo actuar diferente, porque sufrir es un placer para ti.

  • Vives pensando en todo lo que te causa dolor

  • Recuerdas a detalle hasta aquella ocasión en que Santa no te trajo lo que habías pedido, y ni que decir cuando te acusaron y gasta castigaron por algo que no habías hecho. El punto es regodearte en las cosas que te hagan sentir miserable.

  • Te sientes victima de las circunstancias

  • El mundo entero confabula en tu contra, y todo lo que ocurre es siempre con el objetivo de dañarte. Incluso dedicas tiempo a pensar en quiénes posiblemente estén hablando mal de ti a tus espaldas.

  • Hablas sin filtro

  • Para ti ser honesto es decir todo lo que te pasa por la cabeza sin pensar en las consecuencias o si ofendes o lastimas a los demás. Ven en la honestidad la oportunidad de oro para soltar tu veneno en contra de todo y todos.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Toma un momento para compartir ...

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr