Artritis y Psoriasis: dos enfermedades unidas; descubre sus síntomas y de cómo defenderte de este dúo maligno

Muchas personas viven cada día bajo las consecuencias de esta enfermedad. Descubre si la padeces y prepárate para ser tratado por un médico de la manera adecuada

19,242 views   |   24 compartido
  • Como si se tratara de una enfermedad surgida de estos mundos creados por la ficción y la tecnología, la psoriasis está extendiendo sus redes en numerosos países. Miles de personas, en los últimos tiempos, la están padeciendo. Pero, ¿qué es, o de qué se trata la psoriasis? Es una enfermedad cutánea común que produce parches rojos en el cuerpo; además de los parches, la persona que la padece acusa inflamación crónica.

  • Según MedlinePlus, 1 de cada 20 personas con psoriasis puede presentar artritis con la afección cutánea. La psoriasis de las uñas está relacionada con la artritis psoriásica. En la mayoría de los casos, la psoriasis aparece antes de la artritis, por eso es que se le llama artritis psoriásica.

  • Sus causas son desconocidas pero se piensa que factores como los genes, el sistema inmunológico e incluso el medio ambiente pueden influir en la aparición de este mal.

  • Lo que se debe saber sobre la artritis psoriásica (PSA)

  • Siendo una enfermedad que puede provocar dolor y discapacidad significativa, se puede manejar si se toman los medicamentos adecuados y se hace un cambio en el estilo de vida.
  • En algunos casos puede ser leve y comprometer sólo unas cuantas articulaciones; por lo general, las que están al final de los dedos de las manos o de los pies resultan las más afectadas. Aun así, en muchas personas puede ser bastante grave, pues les llega a afectar muchas articulaciones, e incluso puede comprometer la columna vertebral. Cuando pasa esto último, los síntomas son rigidez, ardor y dolor. Se presentan con mayor frecuencia en la región lumbar y el sacro.

  • En la mayoría de los casos, las personas con artritis psoriásica muestran cambios en la piel y las uñas por la psoriasis. Con frecuencia, la piel empeora al mismo tiempo que la artritis.

  • Aunque no hay una cura determinada aun para tratar la artritis psoriásica, si se trata de la manera adecuada la persona responde bien al tratamiento, no llega a causar deformidades severas en manos y zonas afectadas, además de que no pone en riesgo la vida de quien lo sufre. Sin embargo, algunas investigaciones han llegado a sugerir que la esperanza de vida es ligeramente más corta que la del resto de personas que no la padecen.

  • Advertisement
  • ¿Cómo puede afectar la vida este padecimiento?

  • Si la persona sufre un tipo muy fuerte de artritis psoriásica, su vida se verá afectada debido a los síntomas, que pueden complicar la ejecución de actividades cotidianas sencillas como abrir una puerta o destapar una botella; desde luego, no poder hacer algo tan sencillo resulta frustrante. Los síntomas que se manifiestan son:

    • Dolor en las articulaciones

    • Inflamación

    • Rigidez

    • Cansancio

    • Disminución del rango de movimiento

  • La artritis psoriásica es debilitante. En una publicación hecha en Pharmacy and therapeutics, los investigadores examinaron 49 estudios para comparar los resultados de calidad de vida de las personas con AP en la población en general. Concluyeron que quienes la sufren, experimentaron una "menor calidad de vida relacionada con la salud, además de disminución de la función física y un mayor riesgo de mortalidad".

  • Pero padecer artritis psoriásica no sólo compromete la debilidad e incapacidad para realizar tareas sencillas, también implica aislamiento social debido a que los enfermos se sienten incapacitadas para tener un desenvolvimiento normal, comparados con quienes no la padecen.

  • La solución a la mano

  • La persona que tiene que vivir con artritis psoriásica puede llegar a tener una buena calidad de vida si -como ya se expuso más arriba- se somete al tratamiento adecuado para su condición. Si además de ello lo complementa con ayuda terapéutica para lidiar con el malestar y frustración generados por su debilidad e incapacidad para realizar ciertas tareas, de seguro podrá tener una calidad de vida más que aceptable.

  • Si esta es tu condición, o has empezado a sentir síntomas muy parecidos a la artritis o a la psoriasis, acude con tu médico de cabecera, ten presente que un diagnóstico puede hacer la diferencia en tu vida.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Comparte tus resultados con tus amigos ...

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr