5 síntomas de que tu hijo padece de osteoporosis infantil y lo confundes con dolores del crecimiento

Conoce sus síntomas, qué hacer y cómo evitar esta enfermedad pediátrica con consecuencias geriátrica.
  • Aparentemente, el ser humano es el único mamífero que consume leche después de la etapa de lactancia. Y es que de acuerdo con estudios la leche es necesaria básicamente en los dos o tres primeros años de vida, lo que comúnmente llamamos "etapa de lactancia".

  • Después de ésta, el niño debe continuar recibiendo una dieta equilibrada. En los dos primeros años de vida, la leche, ya sea materna, de fórmula o de vaca, es la principal fuente de alimentación de un niño. Está altamente comprobada por sus beneficios nutricionales, vitamínicos y porque aporta el nivel de calcio necesario para el desarrollo de los huesos, razón por la cual los padres extienden este tiempo de lactancia.

  • ¿Cuál es el nivel de calcio que un niño necesita?

  • De acuerdo con el Comité de Nutrición y Alimentos, del Instituto de Medicina, perteneciente a la Academia Nacional de las Ciencias, la cantidad diaria de calcio que necesita un niño es la siguiente:

  • ● Bebés de 0 a 6 meses: 200 mg

  • ● Bebés de 6 a 12 meses: 260 mg

  • ● Niños de 4 a 8 años: 1000 mg

  • ● Niños de 9 a 12 años: 1,300 mg

  • Considerando que un vaso de leche de 8 onzas contiene 300 mg de calcio, sin agregar los productos derivados de la leche como yogurt, queso, cremas, helado, etcétera, que los niños suelen consumir a diario, se puede afirmar que reciben más de lo recomendable.

  • El calcio y la formación de los huesos

  • Los huesos se desarrollan a partir de los cartílagos, los cuales se van solidificando por medio de la incorporación de calcio y sales; a este proceso se le llama osificación.

  • Los huesos presentan dos tipos de células óseas

  • Osteoblastos

  • encargados de depositar el calcio en los huesos y segregar una sustancia gelatinosa brindando así una textura dura, pero con cierta flexibilidad.

  • Osteoclastos

  • contrariamente a los anteriores, se comen el hueso, es decir, re-absorben el calcio, manteniendo así la estructura de los huesos.

  • Naturalmente, es a través del consumo de leche en los primeros años de vida que depositamos la cantidad necesaria de calcio en los huesos.

  • Cuidado: al consumir leche podemos estar provocando un daño prematuro que afecte la salud de tus hijos en su adultez

  • Advertisement
  • La osteoporosis es una enfermedad que se manifiesta frecuentemente en la adultez, debido al envejecimiento mismo de los huesos, pero no siempre es así.

  • En un artículo publicado por Econoticias "Relación entre la osteoporosis y el consumo de leche", se afirma que : "... hay una relación directa e incuestionable entre osteoporosis y el consumo de productos lácteos, explicando que las células óseas se desgastan más cuando más calcio reciben (por medio de la leche o productos lácteos), provocando un envejecimiento prematuro y formando menos huesos de que se destruyen".

  • Presta atención a estos síntomas porque tal vez tu hijo podría está desarrollando

  • OSTEOPOROSIS de forma prematura:

  • ● Fracturas de huesos continuas

  • ● Ligamentos débiles

  • ● Frecuentes dolores de espalda

  • ● Estancamiento en su estatura

  • ● Frecuentes problemas en sus dientes

  • Actúa ahora y previene un mal mayor

  • Está claro que el calcio sí es necesario para la salud de nuestro cuerpo y la formación de los huesos, pero, como ya quedó dicho, hay una cantidad necesaria por edad, y una razón importante para evitar el consumo innecesario del mismo por medio de la leche.

  • Recuerda leer siempre las etiquetas de los productos lácteos y revisar qué cantidad de calcio contienen, y provee a tu hijo de una dieta balanceada y rica en nutrientes.

  • Los doctores también recomiendan más ejercicios como: correr, saltar y patinar, para fortalecer los ligamentos y huesos.

  • Es recomendable también el uso de agua que contenga los nutrimentos y el nivel de calcio NECESARIO para el cuerpo. AGUA GENIUS contiene minerales como calcio, potasio y sodio en cantidades adecuadas para fortalecer los tendones, ligamentos, así como para reparar y mantener los cartílagos, los huesos y dientes.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Haz clic abajo para compartir
Advertisement
Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr