Madre recoge a su hija de una fiesta y sentía que algo estaba mal; 7 cosas que toda madre debe hacer para detectar si su hijo ha SUFRIDO ABUSO físico o emocional

Te invito a que sigas estos pasos para que no te quedes con la duda y protejas a tu familia.

58,411 views   |   74 compartido
  • Hace poco leía la experiencia de una mamá que relataba cómo, tras recoger a su hijo de una fiesta, tuvo la fuerte impresión de que debía preguntarle cómo se había sentido durante la misma. Ésta madre, que siendo niña había sufrido de abuso sexual, quería cerciorarse de que todo hubiera marchado sanamente durante aquella reunión. Así es que, sin dudarlo, continúo conversando con su hijo hasta quedar convencida de que nada ni nadie lo hubiera lastimado.

    Al pensar en esta historia, es probable que vengan a tu mente -mi estimada lectora- las múltiples ocasiones en que has dejado de preguntarle a tu hijo o hija:

    • ¿Cómo te sentiste en la escuela?
    • ¿Te trató bien el maestro?
    • ¿Te sientes cómoda cuando juegas con tus primos?

    Quizás, por temor a parecer indiscreta o por confiar demasiado en las personas con las que se relaciona tu hijo, has omitido hacer estas preguntas. Sin embargo, la importancia de conversar con él cada vez que conviva con otras personas que no seas tú, será fundamental no solo para detectar, sino también para prevenir, cualquier tipo de abuso que pudiera presentarse.

    Sin duda, el abuso infantil -tanto físico como emocional- es uno de los principales problemas que enfrentan millones de niños en el mundo. Debido a que vivimos en una sociedad que educa a los pequeños para ser complacientes con todos, menos con ellos mismos, es que los casos de abuso sexual, verbal, mental y demás se han incrementado en sobremanera.

    Por ello mismo, a continuación te comparto 7 cosas que toda madre -incluida tú- debe hacer para detectar si su hijo ha sufrido o sufre de abuso físico o emocional.

    1. Conversa con él sobre lo que le gusta, le disgusta y le incomoda de la gente con la que convive.

    Tal y como lo hizo la mujer de la historia inicial, tú debes darte el tiempo de conversar con tu hijo sobre aquellas cosas que le gustan y le disgustan de los lugares y personas que frecuenta. Si bien es cierto que, no se trata de crearle prejuicios en contra de la gente, si es importante que puedas saber el tipo de convivencia que mantiene con sus amigos, maestros y familiares.

  • 2. Observa y analiza si su comportamiento ha cambiado

    Mantente atenta a aquellos cambios de comportamientos que notes en tu hijo. Sobre todo, no pierdas de vista aquellas actitudes, expresiones o ideas que denoten sentimientos de depresión, agresividad, violencia, ansiedad y angustia.

  • 3. Escúchalo cuando se exprese de las personas con las que convive

    Pon atención a los comentarios que haga respecto de sus maestros, compañeros, amigos y personas con las que se relaciona. Observa la manera en que habla de ellos y cómo lo tratan. Incluso, analiza si hay alguna persona -en específico- de la que prefiere no hablar.

  • 4. Observa cómo se relaciona con las personas que lo rodean

    En el caso de que estés notando que tu hijo ha cambiado negativamente su actitud, date a la tarea de observar cómo se relaciona con las personas de su entorno. Fíjate como les habla, los mira e interactúa físicamente con ellos.

  • 5. Revisa que su cuerpo no tenga rasguños, marcas o moretones

    De manera discreta, procura revisar periódicamente su espalda, sus brazos, piernas y demás partes de su cuerpo que no estén a la vista todo el tiempo. Vigila que no tenga rasguños o moretones aparentemente inexplicables. Si esto ocurre, no dudes en preguntarle cómo fue que aparecieron dichas marcas.

  • 6. Pregúntale que piensa de sí mismo

    Habla con él sobre el concepto que tiene de sí mismo. Pregúntale que es lo que más le gusta de su cuerpo, de su forma de ser y de las cosas que hace.

  • 7. Mantente al pendiente de lo sueños, juegos, dibujos o escritos que realiza

    Finalmente, si te preocupa que tu hijo esté siendo víctima de algún tipo de abuso -ya sea físico o emocional- es fundamental que te mantengas al tanto de las cosas que hace, sueña, escribe, dibuja o juega. Aunque no lo creas, a través de estas simples actividades, podrás detectar cualquier anomalía que esté ocurriendo en su vida y de la que no te has percatado.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Comparte con tus amigos y familia…

15 cosas que tú y tu esposo deben hacer para evitar un divorcio, según los terapeutas

Estas 15 cosas sencillas, cambiarán el rumbo de tu matrimonio, de lo malo a una segunda y eterna Luna de Miel.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr