Mujer de casi 40 años y embarazada abre un ardiente debate al publicar esta foto

Ella dice hacerlo por una razón por la que todas las embarazadas sufrimos al menos en los primeros meses, pero ¿es bueno para tu bebé? La respuesta es SORPRENDENTE.

2,317 views   |   2 compartido
  • El embarazo es ese momento en el que todas las mamás nos ponemos melosas y disfrutamos de los mimos que nos propician. Muchas aprovechamos nuestro estado para bajar la velocidad del ajetreo diario y tener más cuidado con nuestro cuerpo, para cuidar la vida que llevamos dentro. No todas. Algunas no sólo no dejar de hacer lo que hacían, sino que se suben al ring para dar pelea a las náuseas matutinas.

  • Un "Knock out" a los malestares del embarazo

  • Según el portal Little Things, Vicky es una mamá australiana que no se queda quieta. Con sus 39 años, dueña de un gimnasio y de un cuerpo contorneado aún a pesar de su embarazo, esta mujer se subió al ring de boxeo para demostrar que una panza de 9 meses de embarazo no te impide hacer lo que deseas y lo que tanto te gusta.

  • Ella encontró su método para detener las náuseas

  • Según informa el sitio Inside Edition, Vicky dice que el ejercicio y el fitness es su modo de vida y es lo que le hace sentir bien. "Descubrí que cuando siento náuseas comienzo a ejercitarme y el malestar se va". Mientras que algunas mujeres dejan que el embarazo ralentice su rutina diaria, esta mujer continúa con su rutina de ejercicios, que incluye 30 minutos de boxeo, y 30 minutos levantando pesas, tres veces a la semana.

  • No quiere decir que debas subirte a un ring para detener las náuseas del embarazo; todas somos diferentes. Pero si a esta mamá ello le sirvió, y es lo que viene haciendo durante mucho tiempo, no supone un riesgo a su salud ni a la de su bebé dado que su cuerpo ya está habituado (claro, extremando las medidas de seguridad).

  • Beneficios de ejercitarse en el embarazo

  • Si hay un momento en el que no debes quedarte quieta es en el embarazo, salvo que lleves una gestación de riesgo y debas hacer reposo. Por lo demás, es muy beneficioso para tu corazón y la salud de tu bebé que te pongas en movimiento durante el embarazo, siempre que tu médico considere apropiado.

  • Probablemente pienses que te sientes demasiado agotada para ejercitarte, pero déjame darte un consejo: te sentirás completamente energizada luego de comenzar una pequeña rutina. Aún recuerdo cuando estaba embarazada de mi primera hija, salía a caminar con mi panza de 7 meses y me sentía genial. Y ni hablar de que dí clases de danzas árabes para embarazadas hasta mis 8 meses de embarazo, para el asombro de la gente.

  • Advertisement
  • Según el sitio babycenter, existen una serie de beneficios que entraña ponerte en movimiento durante la gestación de tu bebé:

    • Cargarás con más facilidad el peso extra del embarazo.

    • Estarás más preparada para las exigencias físicas del trabajo de parto y el nacimiento.

    • Recuperarás tu figura con mayor facilidad una vez que nazca tu bebé.

    • Tendrás energías extra

    • Aliviarás las molestias del embarazo (dolores lumbares, de piernas)

    • Fortalecerás los músculos abdominales

    • Rediucirás la posibilidad de padecer diabetes gestacional

    • Mejorarás tu ánimo

    • Dormirás mejor

    • Mantendrás un peso saludable

  • Pero hay ciertas recomendaciones a tener en cuenta

  • Si quieres ejercitarte durante el embarazo no puedes subirte al ring como esta madre si nunca lo has hecho, o levantar pesas, o salir a correr. Aquellas madres que han venido entrenando duro toda su vida pueden seguir su plan de entrenamiento con algunos recaudos, pero su cuerpo está acostumbrado. En cambio, para las mujeres que no están acostumbradas a seguir una rutina ardua de ejercicios físicos, y quieren mantener una actividad moderada durante el embarazo, hay ciertos recaudos que deben tomar, según reporta el sitio Vitónica.

    • La actividad física no debe superar las 130 pulsaciones por minuto

    • Aumentar el tiempo de descanso. No olvidemos que nuestro corazón trabaja el doble

    • Limitar los trabajos de fuerza

    • Beber agua constantemente

    • Llevar una respiración conciente

    • Evitar movimientos bruscos

    • No ejercitarse inmediatamente después de las comidas

  • Sobre todo, nunca olvides consultar con tu médico de cabecera para saber si estás apta para ejercitarte. Además, es fundamental que sigas con la rutina de ejercicios una vez tengas a tu bebé así no pierdes el tono muscular y la recuperación es mucho más rápida. Lo fundamental, es que lleves un embarazo saludable y te sientas muy bien, tanto física como anímicamente.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Toma un momento y compártelo!

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.

Sitio Web: http://lasillamecedora.blogspot.com

15 cosas que tú y tu esposo deben hacer para evitar un divorcio, según los terapeutas

Estas 15 cosas sencillas, cambiarán el rumbo de tu matrimonio, de lo malo a una segunda y eterna Luna de Miel.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr