Lo confunden con un demonio, pero sus síntomas son por una enfermedad

Su condición lo ha apartado de la sociedad desde que nació, su vida es un infierno. ¿Cómo se trata esta enfermedad?

10,613 views   |   8 compartido
  • Camina por la calle y quienes lo ven se cruzan de vereda. Algunos se asustan tanto que creen que él es el auténtico demonio. Su piel "quemada" sus rasgos duros, sus ojos profundos y sus dientes grandes hacen que la gente le tema. Pero Antonio no es el diablo. Está enfermo, y necesita simplemente ayuda y comprensión.

  • Antonio Reloj es un ciudadano oriundo de Filipinas, según reporta el diarioMirror. Sufre de una rara condición en la piel llamada Ictiosis; se trata de un grupo muy heterogéneo de enfermedades que tienen en común la presencia de una piel escamosa, en ocasiones con grandes escamas separadas por fisuras, mientras que en otras la piel es sumamente frágil y puede desprenderse con sólo tocarla, según reporta la Organización sobre Ictiosis en su web oficial.

  • Luchar contra el espejo

  • Antonio fue abandonado por su padre antes de que naciera y luego su madre lo dejó al cuidado de sus familiares cuando él tenía apenas 12 años. Siempre tuvo que luchar contra las burlas de la gente, los desprecios y hasta el terror en la mirada de quienes posaban sus ojos en él. Pero Antonio ya está acostumbrado a que lo confundan con un fantasma, con el diablo, o con un monstruo. Los años hicieron que poco a poco se habitúe a vivir con esta grave enfermedad de la piel, de la cual no tiene escapatoria.

  • El menosprecio de la gente no ayuda a Antonio en su recupreación

  • El primo de Antonio dijo"Lo único que quiere Antonio es quedarse en casa y no salir a la calle. La gente lo llama criatura, fantasma, monstruo. Ellos creen que es maldito y me entristece, él tiene una hermosa sonrisa y es un ser humano", dijo a Mirror su primo, quien lo ayuda cada día a superar su trauma emocional.

  • Cómo se produce la ictiosis

  • Según el sitio Ictiosis.org, nuestra piel sufre una descamación continua que es casi imperceptible. En las personas que sufren de ictiosis, la descamación está alterada por varios motivos; o bien, porque demasiadas células comienzan a madurar a la vez y por tanto descamarán más de lo normal o porque las células que lo abandonan lo hacen mal y de forma perezosa y por ello en la superficie se retienen escamas adherentes. Aunque los fallos en este proceso son muy variados al final el resultado es muy semejante clínicamente: un estrato córneo anormal, con escamas e hiperqueratosis. Al final de cuentas, el resultado estético es devastador para quien lo padece.

  • Advertisement
  • Tratamiento

  • El tratamiento de la ictiosis consiste fundamentalmente en mantener lubricada y humectada la piel, así como la limpieza de las escamas de la piel que no se desprenden por sí solas. La piel, en este tipo de dolencia, es extremadamente gruesa, por lo que es fundamental la buena hidratación de forma constante. Algo a tener en cuenta en las personas con ictiosis es que la piel puede verse afectada por hongos, por lo que el cuidado debe extenuarse y ser tratado con profesionales médicos que controlen el avance de la enfermedad.

  • Acompañar en el tratamiento

  • Quienes padecen este tipo de enfermedad, así como todas aquellas que deformen de alguna manera el aspecto físico de la persona, están expuestas más a menudo a caer en estados depresivos, aislarse o tender a la no-socialización. El factor fundamental en estos casos es el acompañamiento psicológico y emocional de estos pacientes, porque no es sencillo para estas personas vivir con este tipo de trastornos.

  • Haz la diferencia. Acompaña a quien sufra de ictiosis o cualquier enfermedad o dolencia que deforme su rostro, su cuerpo o le impida hacer determinada actividad. Enseña a tus hijos a no discriminar y a que todos somos personas por igual, aunque nuestro aspecto sea distinto. El apoyo y la ayuda emocional de quienes nos rodean son pilares fundamentales en la recuperación de cualquier tipo de sintomatología. No sólo estarás sólo haciendo un bien a esa persona que lo necesita, sino también a tí mismo.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Toma un momento y compártelo!

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.

Sitio Web: http://lasillamecedora.blogspot.com

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr