¿En la presencia de quién se portan peor los niños: MAMÁ o PAPÁ? La ciencia finalmente llega a una conclusión (no es que te parezca, es así)

Amar a un hijo con todo nuestro ser no implica consentirle caprichos y faltas. Educarlo en la rectitud es la verdadera muestra de nuestro amor e interés por su vida.

3,245 views   |   14 compartido
  • Una madre que conoce a sus hijos sabe sus hijos pueden ser unos en la escuela y otros totalmente diferentes en casa, ella sabe sus alcances y también sus límites y sobre todo, entiende que mucho de la conducta de sus hijos va en relación directa a ella como madre.

  • Baúl de ideas recientemente dio a conocer las conclusiones a las que llegó un estudio de la Universidad de Washington donde se confirmó la idea que muchas madres ya sabíamos:

  • Los niños se portan peor con su mamá que con nadie más. Los niños no obedecen, lloran más, son mucho más desafiantes a la autoridad cuando en la misma habitación se encuentra su mamá.

  • Cabe mencionar que este estudio se realizó con 500 familias y se tomaron en cuenta los berrinches, ganas de pegar y desobediencia.

  • En este estudio se descubrió que los niños desde los 8 meses de edad podían estar perfectamente jugando tranquilos y en cuanto la madre entraba a la habitación, el 995 de ellos se volvían más chillones y demandantes y si una voz diferente a la madre daba instrucciones, los niños respondían de manera más positiva.

  • Esto se debe a la seguridad que el niño tiene en su madre, él sabe que ella siempre le querrá así se porte mal o bien y por lo tanto "abusa" de ese poder que tiene.

  • Decimos "abusa" en palabras cortas porque el niño en estas cortas edades no lo hace de manera consciente, es hasta cierto punto normal. El problema viene cuando el niño crece y ahora sí se da cuenta que sin importar que haga sus padres lo recibirán en sus brazos.

  • Entonces ¿qué podemos hacer?

  • El amor no está a discusión

  • En ningún momento se debe entender que al niño se le debe limitar o castigar dejándole de amar para que se comporte bien. A un niño jamás se le deben decir cosas como: ¡te voy a dejar de querer! ¡mI corazón se rompe cuando haces eso! ¡ya no te quiero! ¡ya no eres mi hijo! Y otras frases así de terribles.

  • Nunca olvides esto: Al niño siempre le amamos, las conductas incorrectas son las que no son aceptables.

  • La disciplina es el amor en acción

  • Disciplinar a un hijo es preocuparnos por su formación. Y vamos aclarando: disciplinar no es golpear, lastimar, ofender o castigar físicamente de ninguna forma, dejar de dirigirle la palabra o aislarlo no es disciplina, todo lo anterior es violencia y eso destruye el alma de un niño.

  • Advertisement
  • Cuando decimos que disciplinar es el amor en acción, se refiere a por amor a nuestro hijo, enseñarle a comportarse, a vivir en sociedad, trabajar, servir a otros y ser productivo a su sociedad.

  • Límites y normas claros

  • Las reglas, normas de conducta y los límites deben de ser claros, congruentes y estar al nivel de comprensión del niño. Evitar los castigos y aplicar más las consecuencias naturales y lógicas, sin necesidad de pelar o discutir.

  • El niño debe saber lo que se espera de él

  • Sembrar sueños, valores y metas nobles en las mentes jóvenes abonan mucho al comportamiento en la adolescencia.

  • Nunca premies las conductas inapropiadas, vulgares u ofensivas

  • El desafío más grande que los padres tenemos es el justamente el poder brindar a los hijos seguridad y el conocimiento indudable de nuestro amor por ellos y de todo lo bueno que sabemos ellos pueden lograr.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Toma un momento para compartir ...

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr