Las venas várices durante el embarazo pueden ser muy peligrosas, en especial, si se forman estos lugares específicos

Una mujer embarazada puede llegar a sufrir venas várices hasta en la vulva; descubre sus peligros, síntomas y cómo solucionarlo.

4,906 views   |   10 compartido
  • Las venas varices son un mal que pueden llegar a sufrir tanto mujeres como hombres en cualquier etapa de sus vidas. En esta ocasión abarcaré las venas várices durante el embarazo y lo concerniente a ellas. Pero antes una pequeña introducción

  • ¿Qué son las várices?

  • Las várices o insuficiencia venosa periférica según el portal webconsultas, consisten en una dilatación de las venas por acumulación de sangre. Estas pueden aparecer en varias zonas del cuerpo.

  • Factores de riesgo

  • Muchos pueden llegar a ser los factores que influyan en que una persona sufra de venas várices. Algunos pueden ser las malas posturas, usar calzado inadecuado, obesidad, estreñimiento, sedentarismo y EMBARAZO.

  • ¿Por qué se pueden presentar durante el embarazo?

  • El portal bebés y más explica que una mujer embarazada puede llegar a sufrir venas várices en diferentes partes de su cuerpo, como en las piernas, recto y algunas veces la vulva. Esto ocurre porque la sangre se estanca en las venas ubicadas en las áreas antes nombradas que son las que están soportando más peso de la gravedad y por ello el retorno de la sangre se hace más difícil.

  • Durante el embarazo, la aparición de varices se ve facilitada por el aumento de la presión del útero sobre las venas pelvianas y el aumento del volumen de sangre que circula en el cuerpo, dice el portal.

  • ¿Se puede prevenir la aparición de vena varice durante el embarazo?

  • Es relativo, ya que esta dolencia puede verse favorecida por antecedentes familiares e incluso hábitos de vida sedentarios antes del embarazo.

  • Lo que sí se puede es reducirlas. El sitio babycenter ofrece los siguientes consejos para que cada mujer en embarazo practique y así disminuya las molestias que estas (varices) puedan llegar a traer consigo. Acá están.

  • Advertisement
    1. Haz algo de ejercicio TODOS los días. Sal a caminar, ve a nadar un poco cada tanto o en casa haz ejercicios para las piernas y así mejorar la circulación

    2. Conservael control de tu peso y mantente en el recomendado por el ginecobstetra dependiendo de la época del embarazo en la que estés.

    3. Procura levantar tus piernas cada que puedas, incluso estando acostada.

    4. No cruces las piernas o tobillos cuando estés sentada.

    5. No permanezcas sentada o parada por largos periodos de tiempo sin hacer pausas para moverte un poco.

    6. Procura dormir sobre tu lado izquierdo. Coloca otra almohada detrás de la espalda para mantenerte inclinada hacia la izquierda y levanta tus pies con una almohada. La razón de esto, es que la vena cava inferior está en el lado derecho, al acostarte sobre el lado izquierdo alivias esta vena del peso del útero y así disminuyes la presión sobre las venas de las piernas y los pies.

    7. Usa pantimedias de compresión graduada, que son el doble de gruesas que las comunes, son las mejores. Estas hacen presión en la zona del tobillo y se van aflojando hacia arriba de la pierna, lo cual facilita el regreso de la sangre hacia el corazón. Como resultado, te ayudan a prevenir la hinchazón y pueden evitar que las várices empeoren.

  • La idea es comenzar a usarlas antes de levantarte de la cama, para evitar que la sangre se acumule en las piernas, debes usarlas durante todo el día. Pueden llegar a ser molestas, pero merece el sacrificio ya que las várices pueden ser dolorosas.

  • ¿Pueden ser graves?

  • No ponen en riesgo la vida de las personas, pero pueden resultar ser muy dolorosas y generar picor, además de que estéticamente pueden llegar a ser incomodas para ti.

  • Lo que si es cierto es que si no te cuidas de la manera adecuada, la situación puede llegar a complicarse ya que se pueden desarrollar coágulos de sangre en las venas afectadas (trombosis venosa superficial). Cuando salen estos tipos de coágulos, la vena puede ponerse dura y parecerse a una cuerda, y el área circundante volverse roja, caliente, sensible o dolorosa.

  • Llama a tu médico si sientes que tienes algún coágulo. De la misma manera debes hacerlo si notas que una de tus piernas está muy hinchada o tiene úlceras, o si la piel próxima a las venas cambia de color.

  • Esto si puede ser de urgencia

  • La trombosis venosa profunda (TVP) es un mal donde se forman coágulos en las venas profundas, por lo general en las piernas. El embarazo puede hacerte más propensa a padecerla, aunque no es muy común.

  • Advertisement
  • Si desarrollas TVP, puede que no llegues a tener síntomas, quizás solo tengas hinchazón repentina y con dolor en el tobillo, pierna y muslo. En ese caso el dolor puede ser mayor si flexionas el pie o permaneces parada, y puede también aparecerte un poco de fiebre. En caso de que notes alguno de estos síntomas, llama inmediatamente a tu médico.

  • Es importante que lo hagas ya que el coágulo debe ser detectado a tiempo (ecografía o ultrasonido)y tratado a tiempo y puedas presentar un caso grave de embolia pulmonar, esto si el coágulo se desprende y va a para a los pulmones.

  • Los síntomas de una embolia pulmonar incluyen: respiración dificultosa o dolorosa, tos (o tos con sangre), sensación de pánico o nerviosismo, y palpitaciones. Esto síntomas requieren una llamada urgente al 911 o a tu número local de emergencias.

  • Toma nota y no pases nada de lo recomendado por alto.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Si te gustó este artículo, compártelo ...

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.

Hasta que él no haga estas 5 cosas contigo, NO sabrás si él REALMENTE te ama

Descubre las 5 cosas que según los expertos, te darán la seguridad de que él llegó a tu vida para quedarse.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr