Técnicas para disminuir la ansiedad en el trabajo

Aprender a manejar el estrés y la ansiedad en el trabajo puede mejorar considerablemente tu productividad y calidad de vida.
  • Técnicas para disminuir la ansiedad en el trabajo

  • Muchos de nosotros pasamos largas horas en la oficina sentados, trabajando bajo presión y resolviendo constantemente situaciones que nos desgastan mentalmente y hasta de manera emocional.

  • Este vivir diario nos genera estrés pero sobre todo ansiedad y se manifiesta por ejemplo cuando estás mordiendo todo, comiendo lo que sea y todo el día o con un sentimiento de encierro y atrapados.

  • Si te son familiares algunos de estos sentimientos y reconoces que la ansiedad te está comenzando a mermar tu bienestar, te invito a poner en práctica alguna o todas las recomendaciones que Tratamientos para tu ansiedad nos ofrece.

  • Toma pequeños descansos

  • A lo largo del día toma pequeños descansos, párate, camina, ve a otro lugar, toma agua, cierra las ojos por unos minutos, respira profundo y descansa la mente. Esto no es tiempo perdido, es tiempo invertido, tal vez no avances más ni termines con todo tu trabajo haciendo estas pausas pero lo seguro es que al terminar el día estarás más tranquilo y sin ansiedad.

  • Sal a que te dé un poco de sol

  • El sol es un estimulante natural de ciertas vitaminas y sobretodo, te levantará el ánimo y te sentirás mucho mejor.

  • Haz un poco de ejercicio

  • Mueve tu cuello, sube las piernas, gira los tobillos y estírate. Cuando sea tu hora de comida, usa las escaleras, usa zapatos cómodos que te permitan moverte con confianza y seguridad, entonces podrás moverte más y aunque no lo creas, relajar más el cuerpo.

  • Usa la agenda, programa tu día

  • Muchas veces la ansiedad viene por no organizar nuestro trabajo y solitos nos complicamos la vida. Usa la agenda, las alarmas y recordatorios para preparar tus citas, reuniones, presentaciones y sobretodo, olvídate de procrastinar, eso de hacer todo en el último minuto para sentir la adrenalina, créeme, no es nada sano y por favor, no consumas bebidas energizantes pues aunque de momento te sientas revitalizado, el precio que paga tu salud es muy alto, no vale la pena.

  • Advertisement
  • Aprende a manejar a las personas tóxicas

  • También es cierto que hay personas que nos roban la energía, nos ponen de malas o que simplemente por más que hagamos no hay empatía ni afinidad así que primeramente ante pon el respeto, el profesionalismo y aprende a no involucrarte en chismes o situaciones que desgasten tu valiosa energía vital.

  • Escucha música

  • Música agradable, ligera o instrumental de tu agrado puede ayudarte a concentrar , tener pensamientos positivos, relajarte y mantener una buena actitud. Solo recuerda que es para ti, no para toda la oficina y que tus gustos pueden no ser los de todos tus compañeros, mantén un volumen bajo y discreto.

  • Deja los problemas del trabajo en el trabajo

  • No los lleves a casa ni los estés pensando todo el día. A mi esta práctica en particular me resulta muy difícil de lograr pero lo voy ejercitando y hay días en que verdaderamente me olvido dela oficina y aunque aún no lo logro totalmente, comienzo a descansar la mente un poco más.

  • Aprende a pedir ayuda y a trabajar en equipo

  • Parte de nuestro éxito laboral tiene que ver con el saber trabajar con nuestros compañeros de buena manera y en planes donde las tareas se repartan, esto aligera el trabajo y fortalece las relaciones personales, cumple lo que a ti te toca y sobre todo ayuda a otros para que cuando tú necesites apoyo, lo puedas obtener de tus compañeros.

  • Sonríe

  • No hay nada como el milagro de cambiar tu actitud y tus pensamientos. Nada ni nadie lo puede hacer por ti, solo tú tienes ese poder y si logras superar tus propios sentimientos negativos con una buena actitud, el mundo será tuyo.

  • Tu salud y calidad de vida te lo demostrarán.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Comparte con tus amigos y familia…

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.

8 razones, a veces olvidadas, por las que debes de visitar a tus padres y abuelos

Lamentablemente, no siempre hay un mañana para hacer lo que no hicimos hoy; viaja al fondo de tu corazón y redescubre por qué no puedes posponer más esta visita.

Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr