Niñas adultas: sociedades hipersexualizadas

Vivimos una época en que las niñas no pueden serlo plenamente: son obligadas a crecer antes de tiempo, con estereotipos que marcan los medios de comunicación.

11,339 views   |   40 compartido
  • Caminando por la calle, me encontré con una niña de no más de cinco años. Llevaba puesta una blusa que dejaba al descubierto su espalda, una minifalda y unos zapatitos de tacón con los cuales apenas podía caminar. Ver a esta pequeñita vestida de esa forma me hizo pensar que cada vez con más frecuencia vemos a niñas "jugando" a verse como adultas (y en ello, sus madres y padres tienen una gran responsabilidad).

  • Modelo, Princesa o Mujer fatal: los prototipos de feminidad hoy en día

  • Desde pequeñas, las niñas son expuestas a imágenes que marcan prototipos femeninos: Barbie, las princesas de Disney, Bratz, por mencionar algunos ejemplos. Cada uno de estos estilos envía a las niñas mensajes sobre cómo deben de ser ellas, como mujeres: bonitas, delgadas, sofisticadas. Las primeras enseñan a esperar un príncipe azul que haga todo por ellas; las segundas instalan la idea de que para ser una mujer exitosa hay que vestir a la moda, tener ciertas propiedades materiales y ser muy esbelta (mucho se ha hablado sobre las proporciones corporales de estas muñecas, imposibles en una mujer real); las terceras, resaltan una feminidad basada en algunos atributos físicos ligados a la sensualidad: ropa entallada y pequeña, tacones altos, incluso, ropa interior al descubierto; lo más preocupante es que quienes juegan con estas muñecas son pequeñas de entre seis y doce años de edad.

  • No es cosa de juego. El bombardeo constante de mensajes dirigidos a las niñas sobre su físico, su apariencia y su comportamiento, hace posible que pequeñas de nueve años presenten problemas alimenticios, modos de vestir inapropiados para su edad y actitudes que copian de lo que ven en el mundo de los adultos. Los medios de comunicación son los grandes responsables de vender esos estereotipos a las niñas y a la sociedad en general. Con el acceso a internet, las niñas pueden buscar videos o fotos de sus artistas favoritas y así estar al pendiente de lo que hacen. Por imitación, buscarán parecerse a su estrella favorita y, lamentablemente, muchas de esas actrices o cantantes no son el ejemplo que quisiéramos para nuestras niñas. En el 2011, una marca de lencería francesa lanzó una línea ropa ¡para niñas de cuatro a doce años! Incluso utilizó a niñas para su publicidad, quienes posaban como modelos adultas. La empresa recibió críticas severas por esto. Por su parte, la diseñadora se defendió argumentando que las pequeñas no lucen vulgares, ni fueron maquilladas como adultas.

  • Cómo proteger a nuestras hijas

  • Advertisement
  • Muchas niñas que hoy son adolescentes y jóvenes, crecieron expuestas a estos bombardeos. Hoy aplican lo aprendido en las redes sociales, actuando de manera provocativa y exhibiéndose con poses sugerentes. Y es que han aprendido que si no lo hacen, serían invisibles y no hay nada peor que no ser visto por los demás. ¿Qué debemos hacer como padres para evitar que nuestras hijas caigan en este sistema hipersexualizado que vivimos?

    • Hablarles de sexualidad. Es un tema difícil para los padres, sobre todo si no estamos preparados. Por pena o ignorancia no se habla de esto con los hijos, pero es el único modo de mostrarles la realidad. Si no sabes cómo hablar con tus hijos sobre este tema, te recomiendo que busques la ayuda de psicólogos o especialistas en sexualidad, quienes te explicarán cómo hablar con tus hijos sobre esto, según su edad.

    • Cuidado con el internet y los teléfonos celulares. Las redes sociales son una ventana que se abre para que los niños y jóvenes muestren fácilmente su cuerpo, a través de las fotos que suben. El mensaje que debemos darle a los niños es que deben respetar su cuerpo y no exhibirlo en internet. Aquí encontrarás información sobre otro de los peligros que pueden encontrar tus hijos en la red.

    • Pon el ejemplo en casa. Como padres, somos responsables de la imagen de nuestras hijas. Evitemos comprarles ropa, zapatos o accesorios que no sean acordes a su edad. Debemos cuidar la sobre exposición a videos, internet y televisión, pues a través de estos medios se envía un mensaje sobre cómo deben lucir las niñas. Si cuidamos este aspecto, las pequeñas no se sentirán obligadas a lucir de una forma inadecuada para su edad.

  • La infancia de nuestras hijas es una etapa muy linda que se va en un abrir y cerrar de ojos. Debemos ayudarles a vivir y disfrutar cada etapa de su vida al máximo. No hagamos que crezcan antes de tiempo.

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

¡Léelo, vívelo, compártelo!
Advertisement
Danos tu opinión
 

Gracias por suscribirse a nuestra lista de correo electrónico. Por favor, disfrutar de nuestros últimos artículos .

tumblr